20 de mar. de 2015

ALERTA ROJO

El empate-derrota en el Monumental contra Juan Aurich, en los últimos minutos, luego de decenas de "casi-gol" de nuestro equipo que se come en el minuto final un gol entre los defensores más distraídos del planeta, tiene a River en Alerta Rojo. 

Hoy River es un hato de nervios, donde la visión del técnico es parcial y genera más nervios. Si todo se reduce a que Teo y Mora erran goles cual principiantes, solamente cabe esperar a que un día empiecen a embocar.

Sin embargo, en 5 partidos del torneo local y 4 de la Libertadores, River no ha ganado más que con el más débil de todos los equipos que tuvo que enfrentar, Sarmiento de Junín, no sin algún sobresalto, por cierto.

En 9 partidos, River ganó solamente uno, empató 7 y perdió 1. Empieza perdiendo -siempre injustamente- o empieza ganando y se lo terminan empatando -siempre injustamente-.

Y el "injustamente" esconde que el "sistema" de juego es harto peligroso para el propio River. Entre un natural desequilibrio del esquema propuesto por el Muñeco para lograr un equipo rápido y ofensivo, se van las debilidades y distracciones de nuestros jugadores.

A esta altura, las debilidades se expresan en la más descarnada evidencia de las limitaciones de todos los jugadores que en la temporada anterior descollaron. En las conversaciones, lo llamamos, el regreso de las mediocridades que fueron y que el Muñeco había logrado transformar en brillanteces. No duró y lo estamos pagando.

Pero, también, están las distracciones, en las que han caido Barovero, Chiarini, Pezzella, Maidana y, reiteradamente, Funes Mori. De hecho, en el gol del empate de Aurich, Funes está en la "escena del crimen", sobrepasado una vez más.

River se está despidiendo de la Libertadores. Por más "casi-goles" que el Muñeco pueda argüir, los resultados son lo único concreto. Estamos últimos en la fase. Los desempeños han sido o muy malos o siendo muy buenos fueron improductivos y en este vaivén solamente no ganamos los puntos necesarios.

Todo terreno, toda distancia, toda altura han sido un problema para este conjunto de jugadores que, a esta altura, parecen exquisitos deportistas a los que no se les brinda las condiciones ideales para poder demostrar lo que son.

Más allá de una Recopa que ganó River más por falencias de San Lorenzo que por méritos propios, River 2015 es ya mismo un fracaso y un papelón. Otro más desde que José María Aguilar inaugurara una larga etapa -inconclusa- de decadencia y papelones. La continuó con todo esmero Daniel Passarella. Hoy, se le "pegó" al Muñeco y a Donofrio y las caras de Gallardo son indicativas de que la situación no la tiene, para nada, bajo control o, siquiera, bajo un diagnóstico correcto.

¿Qué pasa si River se va en primera fase? Simple, se cierra el año con toda vergüenza. No importará aquí el torneo local, o copas sueltas por allí. 

La Recopa y la Copa de Oro, han sido una fantasía que ha distorsionado lo que todo el resto de los partidos de verano, del torneo local y la Libertadores, han mostrado y, partido a partido, muestran. 

Dormidos, distraídos, exigidos por encima de sus capacidades, nuestros jugadores padecen cada partido y no importa el rival: nuestro sistema de juego (Muñeco, avivate) y las distracciones de los jugadores, sucumben ante cualquier rival, salvo Sarmiento de Junín. Si escuchamos hinchas hablar de que si Aurich está en la Libertadores, debe ser un gran equipo. Hasta la vergüenza hemos perdido los riverplatenses en este largo período de decadencia.

Si para Gallardo era cuestión de ganar los siguientes partidos, ya gastamos uno empatándolo y nada, pero nada, indica que los próximos que quedan los ganemos.

Claro, uno es San José, el que nos ganó sobre el final en altura. Suponemos -pero es solamente una esperanza- que en el Monumental a San José le deberíamos hacer 5. Pues bien, si le ganamos por 1 solo estaremos exultantes. 

Mientras, los otros equipos argentinos avanzan en la fase y con goleadas. Y hay a quienes le cuesta, pero realizan partidos realistas que los llevan al objetivo de pasar de fase. En esto, el Muñeco tiene una gran deuda con River: su modelo de juego es del tipo "perder puntos" mientras se ajusta. La Libertadores es una pista corta y cuando termine de avivarse Gallardo, estaremos fuera de juego.

Alerta rojo que no sabemos si alguien en River está en condiciones de tomar y trabajar efectivamente. Si el Muñeco se empecina con Funes Mori o sigue dándole chances a Teo para que haga goles, seguiremos regalando puntos. 

Y cuando demuestre que tenía razón, seguramente en la Libertadores ya no estaremos. 

River no se reforzó para los desafíos que tenía. Solamente el Pity González y Mayada, quienes juegan en forma aleatoria. Su equipo ideal está en crisis de identidad, de juego y hasta de concentración. El Muñeco debería dar un golpe de timón dejando en el banco a varios. Sin embargo, quienes los reemplacen tampoco aseguran resultados, produciéndose la paradoja de la nómina de jugadores sin alternativas reales. 

Ahora, esperaremos al domingo contra Godoy Cruz en el Monumental, donde en el 2015 no ganamos un solo partido. River está quinto (perdió una posición por cada fecha del torneo local) y Godoy está séptimo con dos partidos perdidos (River, ninguno) y 7 goles a favor y 9 en contra, mientras que River tiene 13 a favor y 9 en contra. 

Sin embargo, estas estadísticas no significan nada cuando se juega contra River. Las estadísticas están demostrando que un equipo como Godoy Cruz tendrá una alta motivación por que tendrá grandes chances de hacernos partido y aguarnos el domingo. 

Este domingo veremos la voluntad de cambio del técnico y del equipo. ¿Jugará Funes Mori, cabeza de playa de los equipos contrarios? En fin. No nos demos más manija.

Hasta la próxima



16 de mar. de 2015

ARSENAL 3 - RIVER 1

O, de cuando cualquier pedorro equipo te juega y hasta te gana.

O, de cuando cualquier equipo te hace juego y, sin importar cuán pedorro o excelente sea, te hace juego y hasta te gana.

Esta es la realidad de River, en la que se va el primer tiempo 3 a 1  y con -al fin- una jugada propia de un delantero experimentado, Mora pone 3 a 2 y genera expectativss de, al menos, empatar. Claro que antes, Arsenal tuvo dos oportunidades concretas de aumentar el marcador, gracias a un equipo desarticulado, que entrega la bola más al contrario que a un jugador propio, en una regresión increíble para un equipo profesional de la Primera de River.

Vergonzoso desarrollo de un partido contra el último en la tabla. Arsenal había logrado solamente dos puntos y llevaba dos empates y dos derrotas. 

Pero salió a jugarnos de igual a igual, sin respeto alguno ya que parece ser que no lo merecemos y, nuevamente Funes estuvo en la jugada del primer gol contrario. Haya sido foul no cobrado, lo cierto es que es el sexto partido entre el torneo de fines del 2014 y este año, en que Funes participa de los goles del contrario. ¿Qué más espera el Muñeco para mandarlo al banco de cualquiera de los dos equipos?

Cave, morfón, lento, previsible. El Pity González tuvo la genialidad del empate y alguno que otro intento más. Ponzio. Ponzio. Ponzio, qué querés que te diga. 

Perdiendo por un gol, y en 15 minutos del segundo tiempo y con dos cambios hechos por el Muñeco, River reacciona y muestra, por primera vez en el partido, que quisiera un resultado mejor que el que viene logrando.

River está en serios problemas. Necesitamos dos equipos y no hay uno que tenga un desempeño apropiado. 

Ambos equipos, cualquiera haya sido su conformación, vienen decreciendo en el desempeño, en el plano local y en el de la Libertadores. Aquel torneo, tiene aún 25 fechas por jugar. La Libertadores, tiene un par de partidos más para determinar nuestra situación. 

Nuestra defensa regala lo que no logramos hacer de medio campo hacia adelante. Absolutamente frágil, lenta, desbordable una y otra vez, uno no entiende que estén vistiendo la camiseta de River. ¿A qué pretenden jugar, si es que pretenden algo? Vergüenza debieran tener por sus desempeños, partido a partido. 

El árbitro tuvo responsabilidad en el primer gol de Arsenal no cobrando la falta contra Funes. Como a los 20 del segundo tiempo, hizo lo mismo permitiendo una contra de Arsenal que finalmente fue abortado.

Desborde de Simeoni que pasa paralelo al arquero y la bola sin pena ni gloria ya que nadie para intentar algo.

Costa Febre tenía razón. El año pasado el Muñeco sacó jugo de las piedras. De jugadores mediocre, logro desempeños superlativos. Este año, han vuelto a la mediocridad. Es lo que estamos sufriendo: jugadores que siguen en nuestra nómina a la que, muchos, nunca debieron llegar.

El segundo tiempo transcurre, con un River más encendido, con ganas de, al menos, el empate, pero cuesta, cuesta mucho y las pocas generaciones son malogradas a la velocidad que intentan definir. 

Una y otra vez va River, apura, genera, amenaza, pero en 29 minutos seguimos 3 a 2 y cuanto más tiempo pasa más nos alegraremos con un empate contra lo más pedorro del torneo en curso.

¡Imaginá! Sale Sánchez y entra Rojas. ¡Rojas, nuestra esperanza! ¡Por favor!

A los 35 minutos del segundo tiempo, se corre, corre y corre pero sin generar riesgos serios al arco contrario. En velocidad, se terminan mal los pases y se aborta el esfuerzo.

Si River pierde, queda sexto. Si River empata, queda quinto. En ambos casos, en el partido número cinco, habremos perdido posiciones. 

Y el jueves jugaremos contra Aurich, en nuestro campo, donde no hemos ganado ni un partido. ¿Podés creer que sintamos temor de ese partido? La lógica debería ser 5 a 0 como vienen logrando otros equipos en la Copa. Y debería ser porque es River. Sin embargo, no pareciera haber conciencia en nuestros jugadores y, entonces, sobreviene el temor a quedar fuera de la Libertadores y cerrar un nuevo papelón, esta vez internacional.

El Muñeco no logra este año no ya sacar jugo de las piedras, sino simplemente un desempeño ordenado, disciplinado al menos como los equipos menores. Ni de los chicos. Ni de los grandes. No logramos nada.

A los 42 tiro libre a cargo de Mora a metros del área grande. Golazo de Mora. Muy buen patadón. Empate. Tres a tres. ¡Qué alegría! ¡Emapatamos a Arsenal! ¡Qué grande River! Una sola expresión cabe: va fangulo.

Contra el empate, Arsenal se adelanta y llega hasta nuestra área. Corner a su favor. Pifiada de de Chiarini pero contra nuestra finalmente. Mal pase del Pity a Simeoni quien no llega a pesar de ganar las espaldas de los defensores. 

¡Hay que bancar el embate de ¡¡¡Arsenal!!!. Esto está muy mal. Una defensa que es un colador y donde cualquiera de nuestros arqueros pueden cometer errores. Inseguridad total.

En descuento, nuevo avance de River, desperdiciado en la puerta del arco. El empate parece estar cerrado aunque cualquiera de los dos podría desempatar. 

Resultado final: 3 a 3. Vergüenza de nuestra parte. Todas las dudas ya que de partido en partido River desmejora. Nada de lo que trabajan en la semana se ve en la cancha, salvo que ensayen a jugar peor y, entonces, les está yendo bárbaro. 

Hasta el jueves contra, nada menos, que Aurich de Perú. ¡Qué cagazo!




13 de mar. de 2015

AURICH 1 - RIVER 1


Para aspirar a la Copa Libertadores, River está muy molesto y quejoso. No hay campo de juego que le venga bien. No hay altura que le venga bien. Ni hay distancia que le venga bien.

Con 3 partidos jugados, sobre 9 puntos, hemos obtenido solamente 2 y estamos últimos en el grupo en primer fase. 

Gallardo apela a que si los próximos 3 partidos los ganamos, zafamos. A esta altura y combinando los desempeños de la Libertadores con el torneo local, parece más una utopía que otra cosa.

Contra Aurich, el Muñeco puso toda la carne en el asador y puso en el triángulo ofensivo a Pisculichi, Mora y a Teo. El gol de la Banda lo hizo el defensor Álvarez Balanta. Los yerros de Teo ya empiezan a ser los de otrora de Funes Mori, nuestro ex delantero. 

La declaración de Gallardo -"lo vamos a sacar adelante"- parece más una declaración del momento que una firme esperanza. De cara a los partidos que quedan ciertamente que lo único que cabe es "sacarlos adelante". Lo que no tiene el Muñeco es un diagnóstico correcto y es por esto que dependerá -si no hay cambios- más de la suerte que de la planificación.

El Muñeco insiste en que este grupo y el del torneo local, jueguen a lo que no pueden jugar. Y si, finalmente, lo lograra será con tal desparramo de puntos y de quedar fuera de la Libertadores, que no servirá para nada.

El Muñeco no está siendo ni realista ni oportunista. Por la "idea" estamos yéndonos de la Libertadores y, de ahí en más, lo que venga no importará mucho más. 

El equipo juega a una velocidad que le consume las energías. De hecho, alguno de sus jugadores termina cometiendo el error fatal, el que permite al contrario reabastacerse a costa de nuestros puntos. 

No hay equilibrio y las fórmulas para jugar en la altura o sobre el sintético, han fracasado no solamente por el campo de juego, la altura o la distancia, sino, como se mostró en el Monumental, por el sistema de juego. 

El Muñeco toma la situación como una circunstancia y no como nada de fondo: generamos situación, no concretamos y, de pedo, nos embocan, sería el resumen de su pensamiento. Reafirmamos los párrafos anteriores.

Y si comenzamos un verano para el olvido que muchos no olvidarán, la cosa continuó en ambos torneos. La Recopa, lograda de la mano de Barovero, es un episodio es la regla que confirma la excepción.

¿Puede ser copero un equipo con tantas ñañas, donde hasta jugar en su casa le resultó incómodo? Un equipo copero se las banca en todo terreno y saca partido: cuando empata le convenía y cuando gana es la más de las veces. Este River 2015 no ha mostrado esto, salvo contra San Lorenzo, donde este equipo estaba aún peor que nosotros. 

El Chapulín Colorado murió recientemente y las espinacas de Popeye por ahí nos dan una mano. Lo cierto es que el primero que tiene que cambiar es el Muñeco y no creemos que esto ocurra. Insistirá con "la fórmula" y, en una de esas, tenemos suerte. Pero será esto ya que los contrarios han aprendido a jugarnos, a complicarnos y cuando decimos contrarios, decimos desde un gran equipo hasta cualquiera que ande por ahí, en la costa, con una canchita de sintético para el fútbol 11 de los sábados.

Si le sumás que tus arqueros dejaron de ser confiables. Que la defensa la yuga hasta que.... y que los delanteros hacen tiro al arco por las nubes, la ecuación se cierra sobre River tal y como lo estamos viendo en ambos torneos.

8 de mar. de 2015

RIVER 2 - UNIÓN 2

Pasan los años. Pasan los dirigentes. Pasan los técnicos y los jugadores, pero River ha solidificado unos estilos de difícil extirpación. 

Las cosas le cuestan y aún siendo campeón, lo es bajo sufrimientos, nunca con holgura. 

Nos hemos asociado, además, a los papelones: hemos sido el hazmerreír ya tantas veces que estamos curtidos, aunque nos duela. 

Otra propiedad adquirida, es la multitud de "casi-goles" con los que rara vez ganamos algún partido más que en el plano moral. 

También tiene cierta periodicidad, el ir ganando con holgura y terminar galgueando rogando por un empate.

Pues bien, ese River está vivo a pesar de las buenas intenciones del Muñeco. Ya en el torneo anterior, hicimos una "muy de River": íbamos primeros, con 5 puntos de diferencia con el segundo. Terminamos segundos y por la reacción del Muñeco de reponer titulares que había retirado masivamente por cansancio extremo por el doble torneo, el nacional y la Sudamericana.

Y este año empezamos más o menos como andamos. En Uruguay perdimos en el verano por penales. Buéh. Ganamos la Copa de Oro contra Independiente y con gran lustre. Perdimos el primer partido contra la Bosta: titulares contra suplentes, "muy a lo River, perdimos". Hay antecedentes de esto y los dos partidos del verano se suman al historial. El segundo partido, en que los jugadores seguramente habrían despertado del veraneo, se comieron 5, también de los suplentes bosteros. Eran partidos de ajustes de los que aún no vemos resultados contra tamaños sacrificios.

Dos partidos contra San Lorenzo en el que el jugador de River fue Barovero, nos dieron la Recopa. Bravo. Pero se mostraba a un equipo en apuros. Pero cuando ganás, nadie piensa en las grietas. La principal, la defensa. De pronto, nuestra defensa es tan fácil de perforar: en algún momento se distrae y zás.

Contra Sarmiento, que es como decir, contra Villa Flandria, ganamos el primer partido del torneo nacional, sin poder evitar que un pendejito de Sarmiento se luciera a costa de nuestros jugadores y un par de atajadas de Barovero contuviera el ímpetu de Sarmiento, en búsqueda del primer gol. Pesó, finalmente, el peso de la banda pero con un Sarmiento que hizo un partido muy decente. Como tantos otros pedorros en los torneos nacionales e internacionales que haciéndonos partidos decentes hasta nos han ganado y se han lucido contra nada menos que ¡River Plate!. Esto tiene un nombre: decadencia. Tenés nombre pero remite a un pasado, no al presente.

Seguimos contra Quilmes a quien ganando inicialmente, terminaron empatándolo y, por favor, referí la hora. Aquí Barovero ya mostró que era humano y la defensa empeoró. Pero ocurrió algo parecido al partido contra Unión: River se lució por que el contrario no apareció. Cuando el contrario despertó, nos hicieron sudar, sufrir y nos comieron los puntos.

Contra Belgrano hay una cuestión de historia, corta pero intensa: nos envió a la Be o, mejor dicho, nuestros jugadores de entonces decidieron irnos a la Be jugando contra Belgrano. Y así se hizo un pequeño clásico en el que Belgrano ha tenido la satisfacción de sacarnos canas verdes. Ganamos allí, no sin esfuerzo y sufrimiento.

Hoy contra Unión, cerramos el cuarto partido del torneo. El Muñeco volvió a la estrategia del torneo anterior. Dado que el estilo de juego que impone el Muñeco implica el desgaste físico,lo que termina lesionando y bajando la producción de los titulares. 

En el torneo local del año pasado, puso a los suplentes sobre las últimas fechas del torneo. Dados los resultados en los dos partidos de la Libertadores, Gallardo toma hoy idéntica decisión, pero al inicio del torneo. Y la verdad es que hay chicos prometedores pero hacerlos jugar juntos al mismo tiempo, es pretender un milagro. Y si estamos buscando milagros al inicio de los dos torneos........

Contra Unión, la veteranía de Cave, un Mayada encendido, un Gio Simeoni y un Driussi lúcido, lograron ponerse 2 a 0 en el primer tiempo. ¿Qué mejor inicio del segundo tiempo? Bueno, para cualquiera menos para River o para otros equipos que andan a los tumbos.

Si River dominó a Unión en el primer tiempo, quedó claro en el segundo que fue porque Unión no jugó a nada en el primero. 

Cuando Unión salió a buscar el partido en el segundo,  mostró lo que ha sido y nos empujó, prepoteó y empató el partido. Errores de defensa. Error del arquero. Soberbia de Cavenaghi de patear en posición complicada antes que pasarla y, finalmente, pendejadas de veteranos, Cave y Mora, que han pateado frente al arquero cual novatos.

En la Libertadores, el primer partido en la altura, salieron supuestamente a controlar el desgaste físico. Sin embargo, el contrario fue lo suficientemente inteligente para dejarlo entusiasmarse y, finalmente, corrieron y, finalmente sobre el final del partido, nos embocaron dos goles increíbles, por las fallas defensivas y por que el mano santa Barovero bajó del cielo para terraquear un rato. Claro que debía hacerlo después del partido.

En el segundo partido contra Tigres de México, en nuestro terreno -que el Muñeco dice que es muy malo y se queja lastimosamente- terminamos empatando en un duro partido que nos habla de cuán difícil será allá, aún con un terreno mejor que el nuestro. Debíamos ganar ese partido, pero lo empatamos y nos dimos por satisfechos, tal como venía la mano. Barovero, nuevamente, tuvo un furcio, mostrándose peligrosamente humano, al menos para la defensa que estamos teniendo. 

Gran problema para el Muñeco: necesita dos equipos y no tiene uno. Intentan que sus jugadores (a y b) desafíen al contrario pero no tenemos contención defensiva y del arquero de calibre similar. La velocidad que impone ante todo partido el técnico, es desgastante, no es sustentable y nos cuesta puntos.

Pero además de un modelo de juego que no implica el equilibrio del equipo, debemos sumar, las entregas de los partidos, es decir, cuando nuestros jugadores favorecen al contrario concretamente con goles. Barovero tuvo 3 ocasiones. Chiarini hoy regaló uno. Funes Mori regaló el primero de los cinco goles de la bosta en el verano con una jugada inesperada e incomprensible. Y regaló el gol del empate al equipo de Tigres, con una peinada hacia atrás al delantero contrario. 

Hay furcios defensivos del tipo "querer matarlos" pero es llamativo que generando nuestro equipo tantas situaciones de gol (6,7 por partido) no emboque. Contra Unión, Cavenaghi, el veterano, el tipo de oficio, tuvo dos tiros que debía resolver con elegancia e inteligencia y terminó pateando la bola contra el arquero como cualquier chiquitín que se está probando en la primera. Mora hizo lo propio. Y es Mora.

El Muñeco puede enojarse y mucho. Puede insultar contra el campo de juego. De hecho, los únicos dos partidos que ganó River fue de visitante. Puede, inclusive, explicar porqué el mal estado del campo de juego complica a River y no al contrario, ya que siempre habrá alguien que escuche cosas fantásticas.

Pero el conjunto de cosas que debe resolver el Muñeco son demasiadas como para no seguir perdiendo puntos. Todos los ensayos y consolidaciones que ha hecho el técnico, nos vienen costando puntos: en la Libertadores, hicimos 1 punto de 6; en el local, hicimos 8 de 12 y no es mala cosecha. 

Y enojado el Muñeco, insistirá en los suplentes -varios muy tiernitos para la responsabilidad tal como vimos contra Unión- en el torneo local y los titulares en la Libertadores. 

Tiene el Muñeco que solucionar: el estilo desequilibrado de juego; reconocer que se juegan entre 92 y 95 minutos; recordarle a veteranos jugadores cómo se hace un gol con el arquero enfrente; reentrenar a los arqueros; reentrenar a defensores y arqueros en concentración prolongada ya que se van del partido unos diez minutos antes. 

¿Cómo lograrlo cuando el Muñeco ya se ha enojado dos veces en tan corto tiempo y no resultó duradero? ¿Cómo? 

Recemos riverplatenses para que Dios lo ilumine porque hasta él mismo está cometiendo errores, como lo del equipo suplente jugando como titular, por ejemplo. O haberlo sacado a Gio y mantenerlo a Cave cuyo rendimiento había bajado al punto de ni siquiera salirle un tiro profesional teniendo al arquero enfrente.  O quejarse de la cancha, recurso harto infantil que es tan ilógico como que el perjuicio es para uno solo y no para el contrario. 

Si el Muñeco compró el pollo con menudos, menudos problemas enfrenta ya que en su cocción hasta podríamos quedarnos fuera de la Libertadores y en el torneo local, jugar en mitad de la tabla. Y el uso de los recursos es directa responsabilidad del técnico.

Si además, Gallardo piensa que "nos empataron increíblemente", es que está bloqueando parte del partido. En el segundo tiempo Unión fue Unión y nos apretó. Quilmes fue Quilmes y nos apretó. Confundir que nuestro equipo juega con contundencia cuando el rival se queda atrás midiéndote y, en un momento dado, decide enfrentarte y se te pone de igual a igual y te hace sufrir, habla de un equipo más endeble que sólido y es lo que debería revisar el técnico.

Técnico enojado. Jugadores distraídos. Resultados magros. Puntos que se esfuman. ¡Mmmm!

En el torneo local estamos desde ayer cuartos, contando bajo el viejo sistema de cantidad de puntos. 

Las decisiones del Muñeco serán decisivas para continuar con pretensiones u olvidarnos del tema. 

Recordemos que el año pasado, decidió tirar por la borda al torneo local. Ganamos la Sudamericana y eso "blanqueó" la situación, aún cuando desde aquí criticamos la decisión. 

Hoy pareciera haber tomado igual decisión: los suplentes en el torneo local y los titulares en la Libertadores. Por lo visto hoy, deberemos despedirnos del torneo local a apenas 4 fechas de comenzado y eso que son 30 fechas. Por ahí piensa que pasando la Libertadores, va mechando titulares con suplentes y sostiene al torneo local. Veremos con el paso de los partidos.

Y de la Libertadores aún faltan partidos como para desesperarnos, pero empezamos con el pie izquierdo y veremos en Perú si logramos meternos en el pase de fase. Claro que allí la cancha es pasto sintético. Suponemos que está mucho mejor que la del Monumental. Y suponemos, entonces, que ganaremos por goleada. Suponemos. Por que si así no ocurriera, ¡mmmm!

Hasta la próxima, vamos River y recemos en todos los cultos e idiomas posibles. 

5 de mar. de 2015

RIVER   1 – TIGRES 1
Imaginamos los diarios de Monterrey mañana: importante empate de visitante. Ahora, acá. Y como futboleros viejos sabemos que esto es así. River debía ganar en su estadio, y debemos alegrarnos por haberlo empatado y absolutamente descorazonados con la cantidad de “casi-gol” aquellos que le cantara un hincha al otro Funes Mori.  Al actual Funes Mori …. va fangulo.

Sobre 6 puntos, hemos logrado 1 y lo que hemos visto es que el equipo se esfuerza pero el contrario recibe los beneficios.

¿Está para la Libertadores un equipo que empieza perdiendo 2 a 0, perdiendo  en los últimos minutos del partido, con distracciones hasta del arquero?

¿Está para la Libertadores un equipo que de pronto genera 5 casi gol pero un defensor propio le hace el pase de gol al contrario que, siendo la única jugada de gol lo concreta?

¿Está para la Libertadores un equipo que se banca a un jugador como Rojas que también jugó distraído?

¿Está para la Libertadores un equipo que, habiendo perdido el primer partido, empata el segundo partido a duras penas?

¿Está para la Libertadores un equipo en el que pasan los partidos y no aparece el nivel que se requiere para este torneo? Bueno, tampoco en el torneo local.

¿Está para la Libertadores un equipo que, logrando empatar se come una contra y la bola la despeja un defensor sobre nuestra línea?

¿Está para la Libertadores un equipo que en su propia cancha logra el resultado con un esfuerzo y sufrimiento extremos?´

¿Está para la Libertadores un equipo cuyo técnico abre el paragüas hablando mal del campo de juego como si fuera un desequilibrio solamente para River?

¿Está para la Libertadores un equipo que termina empujando, sudando y presionando porque está haciendo un nuevo furcio en su carrera?

No, no parece que ese equipo esté para la Libertadores. Sólo que ese equipo es el nuestro, River. Qué querés que te diga…. y te lo digo a pesar de los aplausos.



2 de mar. de 2015


BELGRANO 1 - RIVER 2
o RIVER DESPIERTA Y ANDA





El River que vimos ante Belgrano de Córdoba tiene que ver más con el River del año pasado. Asociado, intentando al toque único y con velocidad. 

Generó jugadas muy interesantes y con riesgo para el contrario.Sin embargo, su defensa permite que el contrario le llegue aún con más riesgo que el que generamos. Nuevamente, hasta que Trapito se lesionó, nuestro arquero sacó dos mano a mano que nos dejaron con la respiración cortada.

Kranevitter viene evolucionando. Tirado hacia atrás, participa cada vez más del juego. Vangioni tuvo un gran despliegue físico, generando veloces desbordes.  Teo estuvo encendido y no logró concretar. Funes se comió una amarilla y anduvo bastane bien, aunque también sus intervenciones, por momentos, nos cortan la respiración. Sánchez recorrió la cancha desde todos lados y Rojas se animó a generar más juego.

Interesante recuperación de River que nos abre una esperanza sobre el errático inicio del año futbolístico, aún cuando hayamos ganado la Recopa.

Sin embargo, la defensa es muy permeable y jugándonos de contra, Belgrano tuvo mejores oportunidades que las generada por River.

Belgrano en el primer tiempo nos jugó de igual a igual. En el segundo, jugó a la contra con chances de hacer lo suyo. Pero lo cierto, es que ¿todos salen a jugarle a River? Mirá Quilmes: empatamos un partido que disputó firmemente y, ayer, perdió. Mirá Belgrano cómo nos hizo jugar, el despliegue físico que tuvieron que hacer los nuestros para, sobre el fina, abrir el partido.

¿Qué es lo que explica que los contrarios salgan a jugarnos, exigiéndonos los 90 minutos?

Ciertamente, no hay una sola explicación. Las más consistentes son que el sistema de juego de River invita al contrario a intentarlo, sea jugándonos de igual a igual, sea de contra. Pero los espacios que deja River son generosos y la permeabilidad de nuestra defensa -segundo elemento- es muy grande que anima al contrario a llegarse por ahí. Mientras Barovero sea la figura, alguno de estos elementos estará ahí para complicarnos cada uno de los partidos que juguemos.

Una consecuencia de los dos elementos que contribuyen a que el contrario se agrande, es el despliegue físico a que obliga a nuestros jugadores, sea volviendo a la carrera para abortar un intento, sea atacando una y otra vez buscando quebrar el arco contrario. Al jugarnos de contra profunda, Belgrano obligó reiteradas veces a volver a la carrera y, contrariamente, salir nosotros a la carrera para aprovechar nuestra propia contra.

Despliegue físico que el Muñeco debe dosificar si es que no quiere que nos ocurra lo del segundo torneo local del año pasado, en que tuvo que hacer descansar a 11 jugadores, todos a mismo tiempo. Mientras eso ocurría, Funes Mori terminó contribuyendo a que perdiéramos 5 puntos que llevábamos al segundo y terminamos nosotros segundos. 

Corolario. Hay equipo. Recordaron cómo se juega al fútbol. Ganaron sumando de a 3. Hace falta equilibro y perseverancia. 




22 de feb. de 2015

RIVER 2 - QUILMES 2

A CONFESIÓN DE PARTE, RELEVO DE PRUEBAS, DICEN LOS ABOGADOS, ASÍ QUE TRANSCRIBIREMOS LOS DICHOS DE EL MUÑECO. ESTAMOS A LOS TUMBOS Y  TODOS LOS PROYECTOS MÁS RELEVANTES DEL AÑO ESTÁN HOY POR HOY EN DUDAS. AH, OJO CON BAROVERO: ASÍ COMO NOS SALVÓ PARTIDOS, ESTÁ DUDOSO.

"Uno de los peores partidos"

    Gallardo no dio vueltas y reconoció que se fue disconforme con el funcionamiento de River ante Quilmes. "No tuvimos dinámica, ni precisión. Nos faltó frescura", precisó el DT millonario luego del 2-2 en el Monumental.
River mostró una floja cara ante Quilmes y, por tal motivo, no pasó del 2-2 en el Monumental. Finalizado el choque, Marcelo Gallardo no ocultó su disconformismo y lo expresó en la posterior conferencia de prensa. "Fue uno de los peores partidos que jugamos desde que estoy. No nos encontramos. Hubo una serie de cosas que hicieron que no jugáramos un buen partido, pero no hay excusas. No tuvimos dinámica, precisión. Nos encontramos con goles pero no lo supimos sostener".

Continuando con su análisis, el DT del Millo enfatizó: "No tuvimos frescura. No hubo cambio de ritmo. Parejo en general. No nos encontramos en circuitos de juego. Lo hicimos mal. Y no perdimos porque Quilmes tampoco hizo mucho para ganar".

Además, reconoció el flojo estado del campo de juego. "Está mal. Practicamos un fútbol que se debe a la fluidez. Cuando no tenés un buen campo, sufrís. Y cuando jugás mal, peor", disparó.

ADEMAS DIJO

Lesión de Martínez: "Veremos cuál es la gravedad. En principio es un esguince con lateral interno. No es tan importante, pero no me quiero apresurar".

*Hay que estar tranquilos. Hay que pensantes. Tratar de resolver lo que se hizo mal y encontrarle la vuelta al porqué del mal nivel de juego de hoy. Para corregir y trabajar. No hay otra manera. Vamos a tener una semana para recuperarnos del viaje a Bolivia. Después de esta semana, tendremos un partido duro en Cordoba. Tenemos que mejorar y trabajar".

* "Cuando te hacen goles, es de las dos partes. Errores colectivos y mérito del rival. Quilmes hizo mérito. Le dimos la posibilidad y no lo pudimos sostener. No me hubiese ido conforme aunque hubiéramos ganado".
La altura de Oruro: "Si incidió. No debería haber incidido en los que no viajaron. Algunos de los que se quedaron, sintieron un poco el calor. Otro poco porque el equipo no tuvo respuestas. Así, se desnivela hacia abajo. La mitad había descansado y la mitad participado en Bolivia. Hay que aprovechar esta semana para recuperarnos. Pensé que íbamos a estar mejor, mas allá de que algunos jugadores habían hecho un gran esfuerzo en Oruro. Esperábamos que el equipo tuviera otro vuelo".
* "El rival juega y te cierra los caminos. Te trata de combatir en la mitad de la cancha. Nuestro juego se basa en eso. Entre eso, la buena labor y la no frescura, se dio un partido parejo. Insinuamos más de lo que hicimos. Nos llegaron dos veces y dos goles. Por méritos y ventajas que ofrecimos. Sabíamos que iba a ser así. Hasta su DT lo había manifestado. Tenemos que tener las variantes necesarias para resolver. Hoy no la tuvimos. Se aprende. Esperemos que más adelante no nos pase".

20 de feb. de 2015

PRIMER PARTIDO LIBERTADORES 2015
SAN JOSÉ 2 - RIVER 0

River había hecho un partido apropiado a la altura, 3700 ms, hasta que un error de Barovero nos puso abajo y un segundo gol de un tiro libre muy pateado y un arquero para, nos puso en una mala situación. Veamos:

1 - River corrió durante el partido y generó situaciones. Sin embargo, también nos llegaron y Barovero  volvió al estrellato antes de estrellarse sobre el final. Vamos a suponer que la altura lo afectó y esto  ocurre y genera situaciones como las comentadas.

2 - Haber corrido llevó al cansancio del final, donde sacó ventajas un equipo absolutamente menor como es San José. 

3 - Sin perjuicio de tener seguridad de que en el Monumental esto cambia, nos genera la duda de los partidos en altura o a largas distancias. Serán nuestros siguientes partidos. ¿Funcionaremos de locales? ¿Qué lograremos de visitantes?

Son dudas de un partido que no pudimos ganar: contra la altura. Al menos, es lo que deseamos pensar hasta que volvamos al llano.

Mientras los otros equipos argentinos comenzaron la Libertadores ganando y con contundencia o, como San Lorenzo, con garra, River comenzó perdiendo, malamente sobre los minutos finales del partido, cansados seguramente pero, también distraídos. Tal vez debieron haber cambios defensivos para garantizar el cero a cero. Pero ya está.




18 de feb. de 2015

LIBERTADORES 2015
CONTRA SAN JOSÉ
ORURO - BOLIVIA - 3700 ms de altura
JUEVES 19-2-15 22 HS

POSIBLE FORMACIÓN Y SISTEMA DE JUEGO

SOBRE EL SISTEMA DE JUEGO
Sistema 1-4-1-3-2


Origen del Sistema.

Este Sistema tiene su origen en el 1 4 3 3, al retrasar a uno de los delanteros al centro del campo. Esta distribución es la primera que se utilizó como Sistema 1 4 4 2, aunque en realidad, a efectos de números sería un 1 4 1 2 1 2, pero para evitar los dolores de cabeza del listín telefónico, en España lo conocemos como 1 4 4 2, con centro del campo en rombo.

Ocupación y desarrollo.

La composición más habitual de este Sistema corresponde a la de 1 portero, 4 defensas, 4 centro campistas formando un rombo y 2 delanteros.

Los defensores son dos laterales, con o sin recorrido ofensivo-defensivo, dependiendo del nivel físico-técnico-táctico de los futbolistas, y dos defensas centrales caracterizados por su contundencia, dominio del juego aéreo y velocidad.

El centro del campo forma la figura geométrica del rombo, con un jugador defensivo situado delante de la defensa (Gravessen, del Real Madrid), dos medios mixtos más avanzados con equilibrio defensivo-ofensivo (Sorín, del Villarreal y Farinós del Mallorca) y un media punta como Riquelme en el otro vértice del rombo, con capacidad para dar pases a los delanteros, aprovechar los espacios entre líneas del rival y finalizar los ataques.

Los delanteros son dos, con gran movilidad, mucha velocidad y remate. Son futbolistas que colaboran en el trabajo defensivo, presionando el inicio ofensivo del equipo contrario. Ejemplos de esta idea pueden ser Forlán del Villarreal y Villa del Valencia.

Ventajas del Sistema
  • Permite una mejor ocupación del terreno de juego que el 1 4 3 3.
  • Mejor reparto de los esfuerzos, con menor desgaste físico.
  • Aumenta la eficacia del juego defensivo al juntar más las líneas, respecto al 1 4 3 3.
  • Mejora del juego ofensivo entre líneas, cerca del área rival.
Inconvenientes del Sistema.
  • Puede ser vulnerable defensivamente, si es que los dos puntas y el media punta no colaboran. Está considerado como un Sistema ofensivo, por lo que no se ve mal que se libere de las tareas defensivas a los jugadores más creativos, aumentando el esfuerzo para recuperar el balón del bloque defensivo.
  • Existe demasiado juego por banda del conjunto contrario, incluso entre líneas, si no colaboran todos los futbolistas en labores defensivas.
  • En ataque se orienta en exceso el juego por el centro, al carecer de especialistas en banda.
  • Precisa de buenos laterales, con capacidad ofensiva para compensar el juego centralizado mencionado en el punto anterior.
Diferentes aplicaciones del Sistema.

Presenta diversas disposiciones, siendo las más comunes :
  • 1 4 3 1 2, con tres jugadores centrales que se ocupan del juego defensivo, y el media punta y los dos delanteros son los protagonistas del ataque.
  • 1 4 1 3 2 sin rombo, con un jugador central de tendencia defensiva que juega por delante de la defensa. Tres medio campistas por delante, encargados de generar el juego ofensivo y equilibrar el defensivo, más los dos delanteros. Desaparece el media punta. Esta formación es la que dio origen al Sistema 1 5 3 2, muy utilizado en la década de los años 90, y que en la actualidad prácticamente ha desaparecido.
  • El Sistema de juego en rombo suele ser utilizado por técnicos sudamericanos en Europa, como es el caso de Valdano en su momento, de Pelegrini en Villarreal, Bianchi en At. Madrid o Cúper en el Mallorca.
fuente: http://www.escoladefutbol.com/beto/docs/sist_f11/sist_f11.htm#7

15 de feb. de 2015


Hubo dos River: uno del primer tiempo y parte del segundo y otro con los ingresos de Piscu, Mora y Ponzio. El primero tuvo dominio en el primer tiempo e hizo dos goles. Permitió la entrada de Sarmiento, que hizo un papel muy digno. En el segundo, el pibe Sánchez que ingresó en Sarmiento, nos enloqueció hasta que Sarmiento pudo descontar quedando 1-2. Luego, River logró el tercero y el cuarto gol, ya con un River más contundente que un rival que, no por decente, es inferior.

Partido que ha sido una fiesta para el pueblo de Junín sobre todo cuando hizo el gol de descuento. 

Partido que nos permitió sumar puntos para el torneo y, además, probar equipos alternativos. En el mismo partido, el Muñeco probó con un medio campo y una delantera con Kranevitter, Cavenaghi y el Pity Martínez. Probó luego con Ponzio, Piscu y Mora-Teo. 

Ha sido el regreso de Balanta quien se desempeñó muy bien, solvente y seguro. Por momentos estaba en todos lados. 

Esta vez Barovero no ha sido quien nos permite el triunfo sino que fue del equipo y sus goles. Mayada luce bien pero necesita ajustes: por momento los pasan con facilidad. 

Sánchez está descollante y ha sido muy importante para el equipo y la apertura del marcador.

Hay más forma de equipo y tienen que lograr responder más rápidamente a la presión del contrario: se complican mucho.

14 de feb. de 2015

¡LAAARGAARON! SE DICE EN EL TURF CUANDO SE ABREN LAS PUERTAS Y SALEN LOS CABALLOS DISPARADOS HACIA EL DISCO

COMIENZA UN AÑO TAN RICO EN POSIBILIDADES Y TAN EXIGENTE EN ESFUERZO FÍSICO

RIVER comenzó el 2015 ganando la Copa de Oro en Mar del Plata con un 4 a 0 contra Independiente y comenzó su calendario internacional ganando la Recopa contra San Lorenzo, último ganador de la Libertadores de América. En dos partidos con iguales resultados (1 a 0 nuestro) y goleador, Carlos Sánchez, la Recopa está en el Monumental.

Publicamos a la derecha las primeras 10 fechas del Torneo de 30 equipos, copa "Humberto Grondona" que arrancó el viernes 13/2 y finalizará el 8/11. Habrá dos descensos y tres ascensos.  River comienza este domingo 15/2 contra el C.A. Sarmiento de Junín. Ciertamente, no deberíamos jugar con todos los titulares ya que el calendario es exigente: torneo local, Libertadores, Sudamericana, Copa Argentina.

También, publicamos el fixture de la Libertadores 2015 y los casi 30 mil kilómetros que entre idas y vueltas deberá realizar el equipo para pasar de ronda.

Publicamos el cuadro de la Copa Argentina, también.

River tiene un apretado calendario de 3 partidos por semana y deberá partir el equipo. La copa Grondona admite jugar con suplentes y probar nuevos valores pero siempre matizados con los titulares. La dosificación del esfuerzo físico se da tanto por el debido descanso, las tareas de regeneración luego de viajes largos como del estilo de juego. Y el Muñeco debe de haber aprendido del torneo 2014, en el que cedimos un primer puesto con 5 puntos cómodos de diferencia sobre el segundo, precisamente porque entre lesiones y cansancio producto de la exigencia del modelo de juego, se quedó sin jugadores. Hubo de detener a casi todos los titulares, perdiendo sistemáticamente puntos nuestro equipo hasta caer al segundo puesto, luego de que el Muñeco cambiara de estrategia y matizara al equipo con veteranos y suplentes. Esperemos que haya aprendido.

Otro aspecto es el de Funes Mori. Este jugador no tuvo descanso alguno y al menos en tres partidos del torneo local contribuyó a la pérdida de puntos. El colmo fue cuando hizo gol en el arco contrario y favoreció el gol del empate del contrario. Dos puntos menos. Y así. En el torneo de Verano, fue decisivo en el primer gol del equipo contrario: hizo una jugada inesperada, inoportuna e incomprensible, descolocando a Maidana quien, finalmente, pagó el pato de la boda. El pibe es tan bueno en el esquema del técnico como riesgosas sus actuaciones en situación de cansancio. 

La defensa en todos los partidos jugados, amistosos o por algo, deja dudas. Contra San Lorenzo nuestra delantera generó muchas situaciones de gol pero San Lorenzo también generó las suyas. Si hacemos un cuadro de riesgos, las llegadas de San Lorenzo tuvieron más riesgo para nosotros que las nuestras. Por caso, Barovero fue el jugador destacado y, en el segundo partido, quedó mano a mano en dos oportunidades, donde Mano Santa logró desviar. Hubo una tercera, que Barovero estaba de un lado del arco y la bola se metía por el otro, donde Vangioni logró mandarla al corner. Mensaje: ajustar la defensa es imperioso para no comernos ninguna goleada.

¡Laaaargaron! y como relatan en el turf queremos, deseamos y ansiamos que el locutor siga la carrera: Primero River, segundo magoya, .....


11 de feb. de 2015

RECOPA EN EL MONUMENTAL

SAN LORENZO 0 - RIVER 0
FINAL
River en el segundo tiempo ha sido ambivalente. Dominaba, anticipaba como retrocedía y corría severos riesgos. Así como sube y genera alguna situación de gol como el gol mismo de Sánchez gracias a un buen aguante, giro y pase de Teo, recibe en su propio arco sufrimientos que se contuvieron milagrosamente, como a los 87 una salida en la que duda Barovero, pase al medio y finalmente saque. 

Le falta mucho a este equipo. Enciende y se apaga. Ni siquiera regula en el medio de entre ambos.

A los casi 90 otra bola que llega y que Barovero atrapa. Así será el final del partido. Rojas a Sánchez adelantado, Martínez. Falta a Sánchez, en diagonal al arco de San Lorenzo a 30 metros. Lo rajan a Buffarini y empatamos en 10 jugadores. 

Se adicionan 5 minutos. 

Te diré que San Lorenzo tuvo a un Barovero iluminado, milagroso, mano santa. River tuvo chances pero las del contrario fueron realmente más concretas que las nuestras. 

River suma una copa internacional más. Son 7 en nuestra vitrina. Por primera vez, ganamos un torneo internacional de visitantes. 

Es la segunda copa del año: la Copa de Oro en el verano desastroso que tuvimos, y la Recopa en el inicio de la agenda internacional.

Nada mal para un equipo que le falta muchísimo para dar continuidad a su juego y tener consistencia en nuestra defensa. 

Va a tener que trabajar mucho el Muñeco para lograr 90 minutos con continuidad. 

¡Vamos River!

PRIMER TIEMPO

Todo lo que River logró construir mediante pases, pausas, cambios de frentes y presión en el campo de juego del Santo, se acabó abruptamente a los 35 minutos en que Barovero es fusilado y poniendo la mano nos salva de un gol cantado. De ahí en más, River entró en confusión y hubo un tiro libre a nuestra área chica que Barovero rechaza con puñetazo y otra acción en la que Barovero volcado a su derecha dejaba la izquierda libre, donde intentó un patadón san lorencista que Vangioni atina a mandar al corner con un rebote en una de sus piernas. 

El partido sobre los cuarenta y tantos, se suspende porque algún idiota le tiró un botellazo al línea del lado nuestro. Se suman más minutos de descuento. Esperamos que la suspensión momentánea permita que los nuestros se reacomoden. Se adicionan 5 minutos más.

Corner de reinicio del partido. Nada, por suerte. Tiro libre nuestro. A ganar tiempo muchachos. 

El tarado de San Lorenzo que impactó al línea nos hizo un gran favor. Le debemos haber salido del asedio que generó en minutos 3 situaciones de gol, dos de ellas milagrosamente salvadas.

¿Por qué se desinflan? ¿Por qué entran en confusión y sometimiento? Uno diría que necesitan un psicólogo, pero no hay tiempo para ello. El shampú de entretiempo en el vestuario tiene que ser muy efectivo. Estamos por ganar una copa internacional. No pueden rifarla. 

Esperemos el segundo tiempo.

6 de feb. de 2015


RIVER 1 – SAN LORENZO 0

Nuestros temores sobre qué quedaba de aquel equipo ganador del 2014, se disiparon aún cuando el desempeño en los 90 minutos ha sido mediocre, como también lo fue San Lorenzo, quien generó situaciones de gol que no pudo concretar, como así también River, generó aún más situaciones pero sin éxito.

Un primer tiempo en el que River salió con tal aceleración que luego de los 20 minutos lo pagó en físico.

River fue superior pero las dos primeras chances de gol fueron del contrario. La primera, de la mano de un error de Teo. Dos travesaños, una base en el palo y una atajada de aquellas, fueron nuestros avisos y nuestros deseos.

En el segundo tiempo, San Lorenzo salió acelerado y generó la primera situación de esta etapa. Sin embargo, el partido fue languideciendo y fue un partido entre dos mediocres, aburrido y sin alternativas consistentes. Los cambios en River generaron una mejor actitud de ataque pero en un juego más bien cansino, en el que San Lorenzo no planteó siquiera un esquema contragolpeador.

Y llegó el gol de un error contrario que devuelve la bola a su propio territorio, la toma el Pity Martínez, buen cruce de bola a derecha a Sánchez que entra en carrera y la mete al medio del arco por debajo del arquero.

Nuestra defensa es muy permeable, debe ajustarse ya que San Lorenzo, de todas formas, llegó hasta nuestra línea y, en todo caso, les faltó definición y Barovero, cuando no, se jugó en un par cuando se vislumbraba el gol contrario. 

El medio se desdibuja y terminás sin saber a qué juega Kranevitter y lo de Rojas termina siendo inocuo. Sánchez tiene la impronta de la aceleración, la de un pase efectivo o, como en el gol, la concreción.

Lo bueno y los alertas,

+River jugó, aunque debe regular el esfuerzo físico: no le da aún para salir a matar ya que termina luego a media máquina. Pero jugó.

+River ganó. Buscó el gol aunque dio ventajas abajo también y, en todo caso, nosotros concretamos y ellos no.

+Pity Martínez pinta como un auténtico refuerzo. Mayada falta ver más.

+Teo y Mora estuvieron picantes. No se les dio.

+Kranevitter en el segundo tiempo se desdibujó. Está lejos de lo que fuera.

+Estamos en ventaja para los siguientes 90 minutos y el partido sirve para seguir ajustando al equipo.

¡Vamos River!