27/8/2014

RIVER 3 – DEFENSA & JUSTICIA 0

UNA FIESTA

Cuarto partido del torneo a cargo del Muñeco y es notable que con casi los mismos jugadores que tuvo Ramón Díaz se haya logrado tan buen funcionamiento del equipo.  Los primeros 15 minutos fueron a presión y toque y toque. Luego decayó y reguló hasta los 30 minutos en que nuevamente salió a buscarlo y logró los dos goles con que se fue al vestuario.

El arranque del segundo tiempo, River siguió mostrando intención de gol y generó alguna situación. Vinieron los cambios ingresando Tomás Martínez y Boyé revitalizando las intenciones goleadoras fallando en la última jugada, la del gol.

Sin embargo, debemos marcar que D&J generó algunas chances y serias, como la pelota que saca Vangioni en la línea. La receta es ganar las espaldas de nuestro medio campo donde, por la dinámica de ataque de River, quedamos por momentos vulnerables.

A los 24 un excelente pase de Camacho deja corriendo a la nada a nuestro defensor y la oportuna anticipación de Barovero generó un corner salvador.

Pero River insiste, insiste e insiste y a los 31 se logró el tercer gol, el de Teo. Pase Vangioni, Sánchez a derecha, Vangioni, centro pasado a Teo sobre el primer palo, cabeza y gol. Hecho esto, de pronto Vangioni por izquierda es una tromba y le hacen foul del lado izquierdo hacia el arco contrario.

Sale Teo ovacionado y entra Gio. Y el partido se convierte en un ole, ole, ole absolutamente merecido. A los 38 minutos tres veces el arquero contrario salvó el cuarto gol de River. Tiro de afuera, rebote, tiro, rebote, cabeza, rebote.  A los casi 39 Boyé recibe centro de Sánchez, cabecea en el área chica y pega en la base del arco, afuera. Increíble. ¿Son los mismos tipos a los que les costaba siquiera trasladar la bola? Impresionante lo que es la mano del técnico.
Final del partido con varios objetivos logrados: ganar, sumar puntos y foguear a los  más junior como Martínez, Boyé y Gio.

Gusta, gana y golea. Mirá vos a este Muñeco….




24/8/2014

GODOY CRUZ 0 – RIVER 4
FINAL


En el segundo tiempo los muchachos se la bancaron al inicio la salida de Godoy pero fueron recuperando ritmo e intensidad. Así, apareció el cuarto gol con una excelente corrida de Teo. River funcionó aún con los cambios, habiendo ingresado Martínez, Boyé y Simeoni por Pisculichi, Mora y Teo. De todas formas, Sánchez y Rojas sufrieron desgaste mientras que Kranevitter lo sostuvo hasta el final pero se comió una amarilla.
River generó situaciones hasta el final, como Martínez a los 39 en que no supo resolver el mano a mano con el arquero. En tiempo de descuento, siguió River buscando el arco contrario, llegando con avances profundos.
River triangula muy bien, robando la pelota en el medio campo o saliendo rápidamente de atrás precisamente tocando, triangulando y buscando espacios tras los jugadores contrario. Deberá aprender a regular el desgaste. Es lindo verlo de principio a fin con hambre de goles, pero juegan dos torneos por ahora y se sumará uno más y no hay tantos jugadores en este plantel para tanto juego.
Habíamos escuchado en el programa de Lito que el Muñeco los entrena con jugadas de pases con pelota al piso. Por horas. Y esto se notó en todo el partido. Toque, toque y toque y poco tiempo pudo Godoy Cruz hacerse de la pelota. River dominó con claridad y contundencia.

Estamos segundos y Velez, con un partido ganado más que River, tiene 7 goles a favor y 1 en contra, igual que River. Tenemos, además, al goleador en Teo Gutiérrez. 
PRIMER TIEMPO
Sí, hasta la suerte nos ayudó en este ¿nuevo River?. Tres goles tempraneros, toque y toque, al toque, con precisión y mirándose y mirando al arco. La desgracia del arquero en el segundo, donde el suelo resbaladizo le hizo pifiar la bola dejándola a Teo quien, con el arco libre la mete.
¿Qué hemos visto en este primer tiempo? Lo que no vimos en tantos años: propósito en el juego, ubicar y acompañar a un compañero, velocidad en el traslado de la bola, regreso ante el contraataque. Energía, voluntad. En fin, el Muñeco, ¿logrará tamaño cambio en nuestro equipo? Aspiramos a que sí.
Respecto del aguante:  River ganando 3 a 0 continuó jugando como al inicio del partido. ¿Aguantarán físicamente? Debemos suponer que en el vestuario, Godoy Cruz recibirá una inyección de shampú y saldrá a descontar. ¿Aguantaremos el embate con orden y claridad o sufriremos? Veremos en el segundo tiempo.


GODOY CRUZ 0 – RIVER 3
PRIMER TIEMPO

Sí, hasta la suerte nos ayudó en este ¿nuevo River?. Tres goles tempraneros, toque y toque, al toque, con precisión y mirándose y mirando al arco. La desgracia del arquero en el segundo, donde el suelo resbaladizo le hizo pifiar la bola dejándola a Teo quien, con el arco libre la mete.
¿Qué hemos visto en este primer tiempo? Lo que no vimos en tantos años: propósito en el juego, ubicar y acompañar a un compañero, velocidad en el traslado de la bola, regreso ante el contraataque. Energía, voluntad. En fin, el Muñeco, ¿logrará tamaño cambio en nuestro equipo? Aspiramos a que sí.
Respecto del aguante:  River ganando 3 a 0 continuó jugando como al inicio del partido. ¿Aguantarán físicamente? Debemos suponer que en el vestuario, Godoy Cruz recibirá una inyección de shampú y saldrá a descontar. ¿Aguantaremos el embate con orden y claridad o sufriremos? Veremos en el segundo tiempo.



10/8/2014

USAMOS TODA LA SUERTE DE LA QUE CARECIÓ GIMNASIA

GIMNASIA 1 – RIVER 1
SEGUNDO TIEMPO – FINAL
Arrancamos el segundo tiempo con más ánimo de adelantarnos y de jugar asociados. A los 2:35 Driussi es fauleado en ¾ de cancha. Tiro libre que sale jugando. De toque en toque, logramos un corner cuando Boyé bscaba a Pisculichi. Surge una contra y una contra de la contra. Se juega más en el medio campo y en la mitad entre éste y el área. 

A los 4, Ponzio logra una amarilla en una falta cuando la bola se iba afuera en el medio campo. Falta de criterio, además de presencia y juego.

El relator expone que de los que hicieron goles en River, no queda ninguno. Grrrrr.

A los 7 pase a Sánchez en la puerta del área grande, pega molestado por el defensor y sin convicción alguna, a las manos del arquero.

River fue creciendo en juego e intención. A los 23 tiro libre en la puerta del área contraria. Patea Ferreyra con la misma solvencia que tantos tiros libres inocuos de todos los últimos tiempos de River.  A los 25 se corta la luz y tardan 5 minutos en recuperarla.  Gimnasia arranca con más ímpetu, generándose un foul de Sánchez en ¾ de nuestro campo. Centro a nuestra área pero salimos de allí aunque volvemos y salimos y volvemos. Qué querés que te diga.

En el campo está Mora quien entró antes del apagón por Driussi. Teo Gutiérrez ingresa por Boyé.

Piscu intenta un pase en ataque….al contrario. Grrrrr.

River ha ido de menor a mayor, logrando sobre el final, asociarse, avanzar e inquietar a la defensa contraria. No ha generado jugadas comprometedoras, pero algo es algo ya que no encontramos con qué más ilusionarte.

A los 41 el partido va y viene y te deja la sensación de que si se supera el empate, podría hacerlo cualquiera.

Ya en tiempo de descuento un tiro libre es aprovechado por Teo y logra un gol. Piscu pateó impecablemente el tiro libre y, contradiciendo lo dicho anteriormente, Teo cabecea solo frente a un arquero que sale mal. Gol.  Saca Gimnasia, corta la bola River, pase de Teo a Mora quien la toca por arriba de un arquero que salía a encontrarlo y sale afuera ahí nomás. Despertó River y los delanteros con oficio buscan la bola, la juegan, arriesgan, desbordan.

Son 12 minutos de descuento por el corte. A los 3 minutos recuperados, River gana y tiene un corner, del que surge un intento abortado de contra.

Nuevamente Mora se mete en el área por derecha y empuja un corner que se realizará cansinamente y sin consecuencias.

El partido se calienta. Gimnasia quiere empatar. River pretende otro más. Sánchez mete un buen pase a Piscu en el área, intenta un pase atrás y al medio pero la entrega.

Gimnasia intenta contragolpear. River trata de cortar en origen y, de no poder, en la siguiente línea. Más solvente, entonces, genera más juego, con mayor velocidad y escozor para el contrario.

A los casi 9 de la recuperación, nuevo coner a River, pero despejan hacia contra que cortamos en el medio campo.

A los casi 10, Chiarini nos salva de una contra, un tiro desde fuera que cabecean desviando el tiro y Chiarini toca por arriba del travesaño. Pero en el corner, Gimnasia nos emboca, en off side pero cobrado,

Volvimos a ser el River del promedio de estos 10 años riverplatenses.   Finaliza el partido con una contra de Gimnasia que, vencido nuestro arquero, la pelota se va por la línea.

Como dijimos en el primer tiempo, Gimnasia careció de suerte. Más allá del repunte riverplatense, las oportunidades que la suerte de Barovero y Chiarini abortaron a los delanteros de Gimnasia, impidieron un justo triunfo del Lobo.

Comienzo errático de River de la mano del Muñeco y sin varios jugadores clave que, de depender de los nuevos, sentiremos partido a partido.

Debemos reconocer que para haber jugado como jugamos, el empate en el partido inicial ha sido un resultado holgado.

PRIMER TIEMPO

Para el minuto 20, este River con casi todos los de siempre y las presencias de Boyé y Pisculichi con el mando de Gallardo, había logrado un solo pase largo de Ponzio, el control de la bola por Pisculichi, una espera eterna para que se acerquen, pase y nada. Lo siguiente fue un tiro de lejos de Ferreyra, a la tribuna.
Hasta ese momento quien mostraba asociación, ganas, presión y que generó al menos 3 situaciones en nuestra área, fue Gimnasia. A los 22 un avance de Vangioni da otro ritmo a nuestro ataque y parece que lo necesitaremos para resolver los malos pases de nuestro medio, la lentitud en los pases y la imposibilidad de sostener el ataque.

A los casi 25 estamos decididamente colocados en avance, con un solo jugador de aguante atrás y un Barovero  dispuesto  a jugar como un defensor más. Pero la contra de Gimnasia amenaza con pescarnos  mal parados.

A los 27 tiro desde fuera supera a Barovero –quien no quedó bien de una jugada anterior- pega en la base del poste y es enviada al corner. Por suerte, lo que le falta a Gimnasia es suerte. A River, le falta todo. Se patea el corner, va a una cabeza ajena, cabeceo al gol y Barovero salva milagrosamente. La siguiente jugada también es de gol, la bola pasa entre las piernas propias y ajenas y falló un taco a una bola a menos de un metro de nuestra línea de gol.

Nuevo técnico. Nuevos delanteros. Igual que en los malos momentos con Ramón, aquellos que amenazaban con tirarnos en la tabla y, milagrosamente, quedamos primeros.

Perder la bola en pasesitos cortos de la línea media hacia nuestro arco, es ya exasperante. Pero es lo que ocurrió. No saben qué hacer con la bola, ni teniendo espacio, ni careciendo de él.

La hinchada de Gimnasia ya sabe que el partido se puede ganar. Si logra sumar a su mejor juego el factor suerte, tal vez lo logre. Afortunadamente hasta ahora (32 minutos), Gimnasia ha tenido mala suete.

A los 33 sale Barovero lesionado y entra el nuevo, Chiarini. 

Un intento de River y asociación Boyé con Driussi que termina asfixiado por los defensores en el área de Gimnasia.

A los 35 un avance de River por izquierda y con Vangioni, pasa a derecha a Mercado, es decir, los dos laterales en posición de ataca, genera una buena intención que termina en una contra en la que Gimnasia no supo resolver haciendo un pase a jugador en off side. Zafamos nuevamente.

A los 37 Driussi no sabe resolver el mano a mano con el arquero, el rebote logra pasarlo hacia atrás y Ferreyra tira mal.

Si el Muñeco trabajó en algún esquema de juego asociado, no se ve en la cancha y la inferioridad en que se coloca nuestro equipo es visible.  En el medio, una vez más, nada; en los pases mucha imprecisión y pelotas que cuestan controlar y nuestros avances son respondidos rápidamente con contras.

Sobre el final, un intento riverplatense de presionar arriba, en la salida de Gimnasia logra un corner por despeje del defensor de un buen pase a Driussi.

En tiempo de descuento, nuevo corner para Gimnasia que no logramos despejar y cruza a media altura el área. Fin de un primer tiempo que requiere para River ajustes muy importantes.

17/7/2014

COMIENZA EL FUTBOL NACIONAL Y POPULAR.....


Luego del receso por el Mundial 2014, retomamos el torneo local el cual es una transición a un nuevo torneo con 30 equipos, partidos de ida y vuelta y otras yerbas que ya desmenuzaremos. 

River de la mano del Muñeco Gallardo vuelve a empezar. Si bien se mantienen nombres de jugadores que llevan ya varios torneos en nuestro plantel, hay incorporaciones y novedades, entre ellas la del mismísimo técnico. Y no podemos ocultar amiga y amigo riverplatense que se trata de un volver a empezar. Como en el juego de la tómbola, vuelta uno, vuelta todo.


El miércoles 16 de julio 2014 River tuvo un partido entrenamiento en Bogotá contra Millonarios. Se jugó con dos equipos, ya que se cambiaron a los 11 en el segundo tiempo. River fue abajo todo el tiempo pero logró empatar en un 2 a 2 y, luego se definió por penales. Esto no quiere decir nada. Más que atender al resultado por el carácter del partido, hay que atender a lo que esté haciendo el Muñeco de cara al torneo.

Estos son nuestros jugadores para el torneo Transición:

ARQUEROS


MARCELO BAROVERO         
18/02/84
Porteña, Córdoba
Altura: 1.82 m
Peso: 74 k
Nro. de camiseta: 1

NICOLÁS RODRÍGUEZ
12/05/93
Quilmes, Buenos Aires
Altura: 1.91 m
Peso: 83 k
Nro. de camiseta: 27
Seguir a @rodrigueznico12



DEFENSORES 
GERMÁN PEZZELLA
27/06/91
Bahía Blanca, Bs. As.
Altura: 1.87 m
Peso: 82 k
Nro. de camiseta: 20



RAMIRO FUNES MORI
11/07/91
Mendoza
Altura: 1.86 m
Peso: 78 k
Nro. de camiseta: 6


EDER FABIÁN 
ÁLVAREZ BALANTA
28/02/93
Bogotá, Colombia
Altura: 1.81
Peso: 84 k
Nro. de camiseta: 3


GABRIEL MERCADO
18/03/1987
Puerto Madryn, Chubut
Altura: 1.81 m
Peso: 85 k
Nro. de camiseta: 25



JONATAN MAIDANA
29/07/85
Adrogué, Buenos Aires
Altura: 1.83 m
Peso: 86 k
Nro. de camiseta: 2
 





MEDIOCAMPISTAS



 ARIEL ROJAS
16/01/86
San Isidro, Buenos Aires
Altura: 1.76 m
Peso: 80 k
Nro. de camiseta: 16


 MARTÍN AGUIRRE
14/09/81
Bahía Bca., Buenos Aires
Altura: 1.72 m
Peso: 74 k
Nro. de camiseta: 14



 AUGUSTO SOLARI
03/01/92
Rosario, Santa Fe
Altura: 
1.80 m
Peso: 80 k
Nro. de camiseta: 18


OSMAR DANIEL
FERREYRA

09/01/83
Concepción del
Uruguay, Entre Ríos
Altura: 1,78 m
Peso: 70 k
Nro de camiseta: 11
 LEONARDO PONZIO
29/01/82
Las Rosas, Santa Fe
Altura: 1.75 m
Peso: 75 k
Nro. de camiseta: 23


 MATÍAS KRANEVITTER
21/05/93
San Miguel de Tucumán
Altura: 1.78 m
Peso: 74 k
Nro. de camiseta: 5

MANUEL LANZINI
15/02/93
S. A. de Padua, Bs. As.
Altura: 1.70 m
Peso: 66 k
Nro. de camiseta: 10


 LEONEL VANGIONI
05/05/87
V. Constitución, Sta. Fe
Altura: 1.81 m
Peso: 70 k
Nro. de camiseta: 21


DELANTEROS


TEÓFILO GUTIÉRREZ
RONCACIO
17/05/85
Barranquilla, Colombia
Altura: 
1.78 m
Peso: 
83 kg
Nro de camiseta: 29

JUAN CRUZ KAPROF
12/03/95
Buenos Aires
Altura: 
1.69 m
Peso: 
71kg
Nro de camiseta: 
34


GIOVANNI SIMEONE
05/07/95
Buenos Aires
Altura: 
1.81 m
Peso: 
81kg
Nro de camiseta: 
35


SEBASTIÁN DRIUSSI
09/02/96
Buenos Aires
Altura: 1.79 m
Peso: 75 kg
Nro. de camiseta: 33

FEDERICO ANDRADA
03/03/94
Buenos Aires
Altura: 1.80 m
Peso: 76 k
Nro. de camiseta: 22

FERNANDO CAVENAGHI
21/09/1983
Bragado, Buenos Aires
Posición: Delantero
Altura: 1.78 m
Peso: 83 kg
Número de camiseta: 9

1/6/2014

QUÉ DEBEMOS ESPERAR

Con el triunfo el sábado 1-6-14 sobre la bosta en México, River muestra una actitud tan distinta a los años anteriores que ilusiona. Sin Ramón Díaz en el banco, el equipo hizo un partido bueno en el primer tiempo y discreto en el segundo. Se ganó por penales -una rareza en nuestros equipos- y se sigue disfrutando del éxito. Debemos decir que Barovero emuló a Chichizola, atajando un penal.

Ramón se fue inesperadamente. Y tiene razón: su estilo de "más suerte que funcionamiento" se vería gravemente afectado con la política de la nueva conducción riverplatense: vender los buenos y traer baratos, entre quienes están nuestros juveniles. Habrá regreso de antiguos a préstamo en diversos clubes. Esto ya lo vivimos: desde José María Aguilar, inventor de esta política de descapitalización del Club y nuestro primer equipo, hasta el día de hoy vienen actuando las conducciones riverplatenses. D´Onofrio no es una excepción y solamente podemos confiar en que está el Enzo en la toma de decisiones. Por lo demás, es una política de vaciamiento del equipo que con mucha suerte puede competir seriamente.

Y a cargo de la conducción técnica estará el Muñeco Gallardo quien no deja de ser un principiante en esto de la dirección técnica.Como hemos visto con otros técnicos, tuvo suerte de principiante y debutó con un campeonato uruguayo. La ventaja del Muñeco es la cercanía generacional con lo que será el nuevo equipo que pareciera ser que primarán los juveniles. La desventaja es si se conforma un equipo de juniors con un técnico junior. Ver para creer. 

No debemos perder de vista que jugaremos en más de un torneo. Al desmantelar a un equipo que, finalmente y a las cansadas, se descubrió a sí mismo y aún con sus falencias, participar en más de un torneo con jugadores inexpertos o retornados algunos de los que debieron emigrar por falta de funcionamiento y/o actitud, será un desafío para el Enzo, el Muñeco, los jugadores y nosotros, los hinchas.

Pero debemos comenzar con ilusiones y expectativas, las que iremos creando a medida que conozcamos cómo queda conformado el primer equipo de River Plate. Nos vemos entonces.

18/5/2014

RIVER 5 – QUILMES 0
Final
A los 4 del segundo tiempo, River juega asociado y llega al área de Quilmes con travesaño de Vangioni y todo.

El partido transcurría en una monótona superioridad de River y a los 18 minutos el Lobo Ledesma corona un muy buen partido: pateó desde 30 metros de frente al arco y la clavó en el ángulo, lejos del arquero Benítez: 3 a 0.

A los 24:40 gol en offside de Cave. Anulado.

Cave se desquita a los 25 recibiendo la bola en el área levemente a la derecha y la cruza cuando Benítez sale a taparlo. Con clase. Es el segundo gol de Cave en el mismo partido. El pase, oportuno y preciso, de Teo Gutiérrez. Vamos 4 a 0.

A los 27 sale Ledesma, ovacionado e ingresa Kranevitter. El partido se desarrolla en ole, ole, ole mientras Ramón y Emiliano lloran en el banco. Desahogo de todos, luego de que River parecía que volvía a la oscuridad más oscura.

A los 29 Quilmes se adelanta llegando a nuestra puerta, pero la defensa está atenta, solo que hay falta en nuestro campo en el lado izquierdo.

A los 30 sale Cave quien se toma tiempo para ponerle la cinta a Barovero. Ovación sostenida para el goleador del partido: él lo abrió tempranito determinando todo el desarrollo del aprtido.

A los 33 se va Rojas e ingresa Menseguez, quien logra un corner a los 35.

El ambiente de fiesta ya supera al partido: el banco es un tumulto pleno de alegría y la hinchada canta y canta mientras el partido transcurre con un River que insiste en ir para adelante.

A los 43, cruza una bola quilmeña nuestra área que va al corner. El partido pasó a nuestro campo y de contra le llega a Teo, Lanzini, Teo y solo con el arquero, el 5to. Gol de Teo el que faltaba y como para condenar la insolencia de Quilmes de haber generado una situación en nuestro arco.

El partido termina a los 45 en punto. Sin descuento y es lógico: nada le quedaba a un Quilmes que no hizo nada.

Seis años después, logramos un nuevo título en el torneo local y nos metemos en los internacionales.

¡Al fin amigo riverplatense! Una nueva directiva; Passarella denunciado por gestión dolosa y este torneo luego de tanto tiempo en que las nubes prevalecían sobre el sol. Ramón, cuando quedó en la cuerda floja, cambió y lo hizo para bien: comenzamos a ver a un equipo que empezaba a jugar a algo y, al menos no perdía. Le tomó tiempo a Ramón hacerlo, pero lo hizo con su hijo.

La fiesta en el campo de juego y lo que se vendrá en la calle.

Finalmente, el mismo grupo humano que nos tenía desorientado sobre sus propias capacidades, logró el 35 título para nuestra vitrina y es el número de la camiseta que se ponen todos. ¿Creés en milagros? Este River ganador del torneo es uno muy concreto. Y es un milagro que Ramón que estaba casi despedido, hoy logre continuidad en su puesto o, al menos, nadie podrá pedirle la renuncia.

Primer tiempo
El inicio del partido es con un River a alta velocidad que desborda, principalmente por izquierda generando en pocos minutos un par de buenas situaciones. Luego del minuto 4 atacamos por derecha, a velocidad y jugando todo el tiempo en el campo de Quilmes. Teniendo todo un partido por delante, no nos gusta esta velocidad: si no hay un par de goles pronto, se cansarán y el riesgo de un contrataque estando adelantados nosotros es un clásico de los equipos como Quilmes.
A los 6 Ledesma viene de frente y cerca del área grande despacha un tiro fuerte pero desviado.
A los 10 se dio  el primero del partido del pie de Cavenaghi. Saque lateral, centro que cabecea Carbonero, rebote del arquero y Cave la clava en el arco. Nuestro temor se disipa, al menos por el momento.
Quilmes trata de ubicar la bola, pero River pase que te pase, pelotazo largo, sale por el fondo.
A los 20, Quilmes está más adelantado con lo que se juega más en el medio campo y, por momentos, en nuestra defensa. El ritmo del partido es de ritmo normal.
 A los 24 qué golazo, De un corner de Lanzini, cabeza de Maidana hacia atrás y Mercado la clava de cabeza: 2 a 0 a los 24 minutos.  A los 33, amarilla de Ledesma por falta al dope.
A los 34 el partido es más nuestro que el de un Quilmes necesitado de hacer goles. Tibios avances sin riesgos, por ahora.
A los 39 está claro que las amenazas previas al partido por parte de dirigentes de Quilmes, han sido solamente bravuconadas: hasta este momento, Quilmes no muestra nada y River domina el partido y tiene hambre de un tercer gol. Nuestros temores de un Quilmes que pudiera trabar el partido y generar desgaste en nuestro equipo, chocan contra la realidad de un partido bastante tranqui para River pero con un River activo, asociado y con ganas.
Ledesma a los 40 comete otra falta en el medio campo.
River pasa y pasa y llega con Lanzini a derecha, izquierda, pase a Rojas que patea y rebota en el arquero. Lo siguiente es un tiro libre logrado en la puerta del área grande de Quilmes por nuestra derecha. Llevamos 43 minutos, Manu patea paralelo a la línea del área grande, deja pasar uno nuestro pero Carbonero estaba lejos y no hay consecuencias. Buena idea.
Si Quilmes tenía un planteo, no logró mostrarlo en todo el primer tiempo, mientras que River sí. Y nos alegramos: en este primer tiempo han sido consistentes y efectivos.
Sobre el final del primer tiempo River sigue presionando; recupera en su campo y se va el partido. Vamos al segundo tiempo.