22 jul. 2007

OTRO FRACASO MÁS BAJO LA CONDUCCIÓN DE PASSARELLA

Nuevamente, nuestro equipo dirigido por Daniel Alberto Passarella fracasó en un torneo. En este caso, la Peace Cup. River ganó los dos primeros encuentros contra equipos menores en sus ligas y fué sobrepasado por un equipo ganador como el Lyon de Francia. Nuevamente, la irregularidad en el campo de juego. Las individualidades que no logran conectarse adecuadamente. Nuevamente, flaquezas en la defensa; imprecisiones en el medio campo y falta de definición en el arco contrario. Así volvió nuestro equipo de Korea, preparándose ahora para los torneos serios de la Copa Sudamericana y el Apertura local. El obstinado entrenador decidió por sí -a pesar de los insultos de la tribuna y los estentóreos 6 fracasos entre el 2006 y el primer semestre del 2007- mantenerse en la conducción de nuestro Primer equipo. Ya se le han ido jugadores que el técnico consideraba clave (Carrizo, Farias y otros). Se incorporó Sixto Peralta (jugador de medio pelo) y se difunde el interés de River por otros jugadores, como Santa Cruz. No tenemos expectativas positivas. Nuevamente se ha desarmado un equipo y se arma otro. Este técnico ha demostrado que necesita no menos de 15 partidos jugados para empezar a encontrar un equipo. Ha demostrado no tener aciertos en la lectura del juego y los cambios realizados. Tampoco en el manejo del grupo entendido como motivación para el éxito. Es este técnico, quejoso de los jugadores porque no los había seleccionado y fracasó cuando tuvo los que quiso. Es el mismo técnico quejoso de los árbitros cuando el equipo perdía y silencioso cuando los árbitros nos favorecieron dándonos triunfos con goles con la mano, por ejemplo. Es el mismo técnico que "hace" que se queja cuando le venden jugadores clave, pero que respeta la "posición vendedora" de Aguilar. Es el mismo técnico que no cumple con la obligación contractual de realizar conferencias de prensa en la Peace Cup pero, mal perdedor, no realiza la última. ¡Pero reclama el cumplimiento de su contrato!. Parece que los problemas con Passarella no son solamente de desactualización en la conducción de un equipo; en la falta de actitud al triunfo, sino que, también, de doble moral. En fin, contestá la encuesta a la derecha y comenzaremos a vernos de vuelta con el inicio del torneo Apertura. ¡Milagro River! (siempre es posible)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....