13 abr. 2008

RIVER, EL CHOLO Y EL DESAFÍO DE LA LEY DE GRAVEDAD (River 1 - Tigre 0)

A esta altura del torneo local y de la Libertadores, podemos afirmar que la conducción de Simeone nos ha puesto en el primer puesto de aquella competencia y a punto de clasificación en la internacional.

Y es una excelente noticia. Hacía muchos campeonatos en los que a esta altura, nuestro posicionamiento ya mostraba la mediocridad de nuestros equipos, de nuestros técnicos y el mal ambiente del grupo humano. Y a esta altura de ambos torneos, podemos afirmar que el “estilo Simeone” es el de “desafiar la ley de la gravedad”.

Básicamente se expresa así: cediendo la pelota al contrario; permitiendo al contrario todas las chances de herir nuestro arco una y otra vez; jugando nuestros jugadores en un desorden de aquellos -no sabemos si programado-; complicando nuestros jugadores cualquier situación simple….¡ganamos!, ¡avanzamos!.

¿Hasta dónde se puede desafiar la “ley de la gravedad?. Los cohetes interplanetarios tienen motores y combustible suficientes para romper con esta ley y, luego, quedar a merced de la “ausencia de la ley de la gravedad” o ingravidez: un error en los cálculos o en la operación, harán que el astronauta quede flotando por el espacio, equivalente a subirte al piso 20 y tirarte sostenido por un paragüas.

¿Cuáles serían “nuestros motores” que desafían la “ley de la gravedad?. En mi opinión son tres:

1 – Una extraordinaria capacidad de ataque. En cada partido, la esperanza, la apuesta y la seguridad han estado depositadas en la capacidad de nuestros atacantes para hacer una diferencia favorable. Hasta ahora, ha funcionado. Han hecho los goles necesarios.

2 – San Carrizo. Este arquero que debía estar jugando en Italia, sigue con nosotros. Tapándonos la boca a quienes lo recibimos mal por una consideración moral a favor de Ojeda. Ataja todo, con escasas flaquezas.

3 – Santa Suerte. La primer suerte es que Carrizo haya seguido en River. Aún a mi pesar, reitero. Pero, “Amadeito”, ¡cuántos partidos fueron tuyos!. La segunda suerte, es que los contrarios no han acertado cuando tenían nuestra área a su entera disponibilidad. Lo que significa un cambio de tendencia de otros torneos en los que el más pedorro avance contrario terminaba en gol. La tercera suerte (¿o aciertos?) fueron cambios inentendibles que terminaron siendo favorables.

¿Podremos quedar a merced de la ingravidez?. Dos de los tres motores se basan en nuestra gente (atacantes y arquero). El tercer factor es extra-futbolístico y no podemos acceder a las causas de un “período con suerte” o un “período sin suerte”. Pero, atención, un cambio de tendencia en los motores 2 y 3 (San Carrizo y Santa Suerte) en forma simultánea…….¡nos puede dejar revoloteando en el espacio exterior! (o en el piso 20 del edificio…).

Estando primeros en el torneo local y casi clasificados en la Libertadores, el final de este artículo puede parecer el de un temor a que se nos escapen. ¿Un miedo injustificado? ¿Un llamado a la prudencia que violentaría el modelo de juego?. Nada de eso. Es un llamado a que, dentro del esquema de juego, se logre un equilibrio entre el atrás y el adelante. Que los 11 hombres juegen en equipo; como equipo; potenciando el potencial de ataque del esquema y creando un equipo de aquellos que llamamos “sólido”. Un equipo que recupere la pelota sin sufrimiento y logre desplazarla sin heroicidades extremas. Un equipo que juege 98 minutos y no que pretenda resolverlo en 25 minutos. En fin, un equipo que reemplace lo “heróico” por la “solvencia” como forma de asegurar nuestra esperanza en traer la Libertadores…¡al menos!.

Sin embargo, no he hablado del “combustible” del cohete. El “combustible” es la motivación de este grupo para avanzar, para ganar. Y lo vemos en la cancha en tanta o más medida que los errores que se cometen. Mantener el “octanaje” de este combustible, es crucial, fundamental y es lo que nos da aliento para la esperanza de que esta vez….¡levantaremos la Copa!.... aunque desafiando la ley de la gravedad....

4 comentarios:

  1. El comentario es óptimo. Felicitaciones y algo vamos a copiar, citàndolos, porque coincidimos.

    Pero también nos preocupa a los que
    estamos preocupados, valga la redundancia, por la suerte institucional de River.

    No estamos sólos en la preocupación, parece que somos muchos y entre ellos Victor Hugo
    que textualmente dice:

    "Aguilar hace lo que puede y espera que el Cholo se mantenga en línea desde el viejo celular que Bianchi usaba para hablar con Dios. Si el equipo sigue ganando, Aguilar sabe que algo puede salvar en el naufragio en el que se debate, ya sin botes ni salvavidas, y que las victorias pueden ir en su auxilio como un barco que se divisa en el horizonte en plena tormenta".

    ResponderEliminar
  2. compartimos Resistente la preocupación por lo institucional. No olvidemos que Aguilar dijo: ganando tres partidos seguidos todo se arregla. Y sería lamentable que Aguilar o un sucesor por él elegido continuaran en River. El camino más fácil, sería desear que River no gane hasta que se vayan todos estos. Pero esto....¡es más fuerte que la circunstancia de estos dirigentes!, ya que queremos que River gane, gane, gane y se canse de ganar.

    ResponderEliminar
  3. El resistente repfodujo parte de el
    comentario de Vds. en nuestro blog y nos parece muy bien. Gracias.

    Por otro, todos queremos que River GANE Y SALGA CAMPEON, si es posible en la COPA y en el CLAUSURA.

    Lo único que tenemos que hacer es
    festejar y recordar siempre que en
    lo institucional este gobierno es NEFASTO. ES UNA OBLIGACIÓN DE TODOS
    LOS VERDADEROS RIVERPLATENSES.

    Hay que salir campeones y hay que echar al oficialismo, evitendo cualquier continuidad, que como dice LANCIONI, "no tiene nada que ver el culo, con el rebencazo" Slds.

    ResponderEliminar
  4. Por supuesto que todos queremos que River gane y gane, los que tenemos casi 40 años de política
    sabemos diferenciarlo muy bien,
    ya que siempre disfrutamos cuando salimos campeones estando en el gobierno, como cuando estábamos en la oposición.

    No se puede ser un verdadero riverplatense y no alegrarse por los triunfos.

    Pero ayer nuestro Estadio daba tristeza parecia vacío y lo estaba. Carecía de mística y de pasión, ya no importa que ganemos y estemos primero, ya desvastaron la institución.

    Por eso nació la RESISTENCIA INSTITUCIONAL, para refundar a
    RIVER desde las raíces y eliminar toda la mala yerba que le fué sacando la savia desde hace años.

    NICOLAS CARRIZO
    PRESIDENTE DE RESISTENCIA INSTITUCIONAL RIVERPLATENSE
    corriente interna de la
    AGRUPACION TRADICIONAL RIVER PLATE

    visita nuestro blog resistenciariverplatense.blogspot.com

    ResponderEliminar

bienvenido tu comentario, no la grosería....