31 ago. 2008

FECHA 4: TODO SOBRE RIVER

Jugando mal es difícil ganar

El equipo de Simeone no levanta el nivel. Tampoco suma de a tres puntos, valor supremo del fútbol, según el técnico.

En una entrevista otorgada al diario Clarín esta semana, Simeone dijo una frase que lo retrata de cuerpo entero: “Al que gana, le dan tres puntos; al que juega lindo, nada”. Una frase extraña porque poner por delante de cualquier consideración la prepotencia de los resultados, en una situación en la que éstos parecen ser más bien esquivos, no parece ser una actitud prudente. Por ejemplo, no explicó cuántos puntos te dan cuando el equipo juega mal y no triunfa, como le viene pasando a River en este campeonato, donde solo ganó un partido, sobre el final, cuando el empate con Central en el Monumental se hacía realidad. River juega mal y eso es algo más que un problema estético para diletantes, como supone el técnico de River. Es un problema práctico: jugando así es difícil ganar aunque el azar y el mal fútbol generalizado den cada tanto una victoria. La esperada vuelta de Buonanotte estuvo condimentada por la decisión de Simeone de que su ingreso sea en reemplazo de Rosales y no de Barrado, como suponía el sentido común. Esa decisión es una declaración de principios, tan clara y terminante como la frase que le dio a Clarín: lo importante no es el circuito futbolístico –eso que neciamente se desprecia por lindo– sino mantener un medio campo luchador, sacrificado, de overol y no de frac. Qué digo de frac, ni una remerita ni zapatillas, nada que no sea el uniforme, puro pico y pala, como obreros de una mina. Restringido el circuito posible entre los medios de River y sus dos delanteros, Falcao y Salcedo, todo lo que le quedaba al pobre Enano era ser genial. Nada menos que una actuación rutilante podía equilibrar a un equipo totalmente volcado a la marca y al fervor de la presión sobre el rival. Y Buonanotte, por carencias físicas (no tuvo vacaciones) y ajenas (no tuvo con quién juntarse) que lo justifican, no jugó genial, y ni siquiera lo pudo hacer bien. En verdad jugó mal, como si la responsabilidad de ser el único jugador de fútbol con cariño por la pelota fuera demasiado grande como para soportarla así nomás. Intentó pero no le salió casi ninguna, perdió una cantidad de pelotas totalmente desusada en él y con el correr de los minutos pareció ir resignándose a que no era su tarde. Más allá de los resultados, que son un poco aleatorios (aunque la posibilidad de que equipos como los que jugaron este clásico rompan el cero es bajísima), los partidos que viene jugando River en este torneo Apertura tienen una estructura repetida. Los primeros tiempos son horribles. Mientras les da el cuerpo a los jugadores millonarios para meter y meter y meter, como le gusta a su técnico, el juego no puede pasar de ser un batiburrillo de piernas en el medio que chocan y chocan. La pelota pasa aéreamente de defensa a defensa, un poco por los pelotazos sin ton ni son que se tiran y otro poco, uno imagina un tanto metafóricamente, porque es el balón mismo el que quiere andar por el aire y evitarse ese bosque de piernas que se chocan y sacan chispas. Cansados los medios de River y del rival, los segundos tiempos dan lugar a los errores, a los espacios más abiertos y a las situaciones de gol. Que cada vez son menos, como lo demostró el partido con San Lorenzo, en donde parecía que sólo alguna falla de un defensor podía hacer que se generaran peligros ciertos. El partido en su totalidad fue una enorme grosería, una serie de encontronazos, centenares de saques laterales, golpes, agarrones, empujones, protagonizado por un par de decenas de jugadores torpes y poco imaginativos; en conjunto, una falta de respeto a las decenas de miles de personas que llenaron la cancha que, teniendo en cuenta el sostenido aliento que hicieron sentir a sus gladiadores, no se merecen ser mezquinadas de esa manera. Acompañó el dislate el reemplazante de Pezzota, lesionado, un árbitro de nombre Diego Abal, que tuvo un sistema muy sencillo para dirigir: ante la duda, soplar el pito y, cada vez que un jugador caía al piso, sacar una tarjeta amarilla al rival que estuviera más cerca. Un nuevo azote nos espera con este Abal aunque en este caso, ni su enjundia en dar tiros libres generó alguna acción interesante. De hecho, lo más llamativo de un partido insufrible fue la agresión salvaje de Sebastián Méndez a Falcao, un acto tan insensato que para la medianía circundante hasta pareció un gesto simpático, como un síntoma vital en un cementerio. “Al que gana, le dan tres puntos; al que juega lindo, nada.” Simeone ya logró que desistamos totalmente de esperar que River juegue con algún sentido estético. Ahora le quedaría ganar algún partido. http://www2.criticadigital.com/impresa/index.php?secc=nota&nid=10997
¡Qué Gallego!
El partido fue malo y terminó sin goles, pero Méndez se desquitó con Falcao por el roce que habían tenido en la Copa. Esperó hasta el minuto 90 y le dejó los tapones marcados en la espalda. Vio la roja (también fue expulsado Voboril) y el Cuervo otra vez quedó con nueve en el Monumental, esta vez no hubo hazaña. Poco fútbol en un clásico desdibujado.
http://www.ole.clarin.com/notas/2008/08/31/futbollocal/01750301.html

River y San Lorenzo se olvidaron de la pelota y aburrieron

Empataron sin goles en el Monumental; el equipo de Russo terminó con dos jugadores menos por las expulsiones de Germán Voboril y Sebastián Méndez
http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1045086 River y San Lorenzo no se sacaron ventaja y terminaron en cero
El partido se jugó ante una multitud, que se fue decepcionada, en el estadio Monumental de Núñez, con un regular arbitraje de Diego Abal. Ninguno de los dos tuvo el fútbol necesario como para quedarse con la victoria, pero lo más grave fue la falta de decisión, que recién tuvo River en los minutos finales del partido por los cambios ofensivos que dispuso Diego Simeone.River dispuso un 3-4-1-2, con jugadores obligados a actuar fuera de sus puestos naturales, dado el sistema propuesto por Simeone. ventaja y terminaron en cero. River siguió apostando al vértigo para sorprender en ataque, pero el apuro lo condujo a la imprecisión, por lo cual, Agustín Orión tuvo una tarde más que tranquila, sobre todo en la etapa inicial. El equipo “millonario” careció de pausa porque Diego Buonanotte se sumó a la aceleración colectiva, mientras que el visitante cubrió por momentos acertadamente los espacios en el medio, pero nada más. Juan Marcelo Ojeda sacó a los 13 minutos un centro envenenado de Aureliano Torres desde la izquierda, que se metía en el segundo palo, en la jugada más peligrosa del partido para los visitantes. Simeone incluyó a Andrés Ríos a los 15 minutos en lugar de Santiago Salcedo para intentar la apertura del marcador. Y Augusto Fernández salió del “freezer” y reemplazó al intrascendente Diego Barrado. El final del partido fue parecido al recordado encuentro por la Copa Libertadores 2008, puesto que San Lorenzo terminó con dos jugadores menos por las expulsiones de Voboril y Sebastián Méndez, con el visitante conforme (esta vez en menor medida, por una pálida igualdad) y un River frustrado por quedar a cuatro unidades del líder, Boca Juniors. (Télam)
http://www.lacapital.com.ar/contenidos/2008/08/31/noticia_0059.html
Por otra parte, el goleador del torneo en 4 fechas es un ex River. ¡Consuelo que le dicen!
Y SIP, CHOLO, NOS FALTA UN CONDUCTOR FALTA
El entrenador de River, Diego Simeone, reconoció que su equipo no encontró la manera de vulnerar a San Lorenzo en la igualdad sin goles en el estadio Monumental, por la cuarta fecha del torneo Apertura, pero advirtió que "los jugadores se revelarán ante la situación". "Hoy no pudimos ganar y eso nos pone ansiosos porque el equipo tiene herramientas para mejorar. Los jugadores se revelarán ante la situación y espero un equipo combativo. Vamos a ir creciendo con el correr de los partidos y confío en el plantel que tengo, competitivo y con una gran actitud. Hay mucha entrega y no tengo nada de que quejarme", aseguró Simeone. Simeone reconoció que no fue el mejor partido de su equipo cuando comentó su visión sobre los noventa minutos, en los que el conjunto local mereció un poco más. "En el primer tiempo no jugamos bien y San Lorenzo se paró bien atrás para evitar los espacios para nosotros. Buscamos la manera, pero no pudimos marcar la diferencia ante un equipo que hizo muy bien su planteo. En el segundo tiempo tuvimos situaciones pero no las supimos resolver y ellos atacaron muy poco. Fuimos un equipo que tuvo la pelota y no supo aprovecharlo", explicó el entrenador riverplatense. Para el "Cholo", el receso por eliminatorias le llega en el momento justo a su plantel, que necesita más entrenamientos y rodaje para volver a ser aquel que se consagró campeón el torneo pasado. "Ahora tenemos quince días para trabajar y hay que hablar mucho, que nos hace falta. Tenemos que encontrar más sociedades. El equipo va a recuperar la mejor forma y así va a llegar el buen funcionamiento y la precisión que todos queremos", sostuvo. El paraguayo Santiago Salcedo todavía no explotó sus cualidades con la camiseta "millonaria" y todavía no se acopló al funcionamiento del equipo, advirtió Simeone. "Salcedo tuvo un par de situaciones de gol en todos los partidos que jugamos. Seguramente es un delantero importante. Se está adaptando al equipo, hace poco que llegó. Se nota que falta esa conexión de mitad de cancha hacia adelante y en esos últimos metros hay que tener un poco más de tranquilidad", subrayó. Hubo forcejeos en el área de San Lorenzo en varias oportunidades, pero a River hace mucho tiempo que no le cobran a favor un tiro desde los doce pasos. "Penales a nosotros no nos van a cobrar, así que no hablemos de eso. Ya vamos por el segundo campeonato", se quejó. Por último se refirió a la floja actuación de Diego Buonanotte en su vuelta después de obtener la medalla de oro con el seleccionado argentino en los Juegos Olímpicos de Beijing. "No creo que Buonanotte sea conductor. Es desequilibrante en el uno contra uno. Cuanto más cerca del área juegue más determinante será para nosotros. Los conductores tendrían que ser Barrado, Abelairas, Ahumada...los jugadores que están en la mitad del campo tienen que conducir un poco al equipo", concluyó.
http://www.infobae.com/contenidos/400604-100884-0-Las-quejas-Simeone
¿Vuelve Sebastián Abreu?
El delantero que juega desde hace pocos meses en el fútbol de Israel podría regresar a River, según indican los rumores que hay en los alrededores del Monumental, donde River recibe a San Lorenzo.El delantero Sebastián Abreu podría regresar al club de Núñez en diciembre, luego de un paso fugaz por el fútbol de Israel. Al menos esto es lo que ha transcendió en los pasillos del estadio Monumental de Núñez. El uruguayo tiene ganas de volver a River, que podría volver a contratarlo si a fin de año se produce la venta del colombiano Radamel Falcao.
COMENTARIOS DE FANS RIVERPLATENSES (de sitioriverplatense@elistas.net) Y yo pense que River peor que con Pasarella no podia jugar...... Mira que es jodido jugar peor que ese River eh ?. En honor a la verdad hay que reconocer que River juega con uno menos desde el momento en que Salcedo se pone la banda roja en el vestuario. Da verguenza ajena este muchacho, es todavia peor que Abreu. Me encanta el tecnico que en un partido cerrado casi sin llegadas para River cambia a Salcedo y en lugar de abrir la cancha con Rososales pone al pibe Rios.... 9 grandote por 9 grandote no cambia el rumbo del partidoo Cholo...... Buonanotte la rompio el torneo pasado siendo el socio del Burrito, no esta para ser el Actor Principal...es un excelente actor secundario.... nood le pidamos que se ponga el equipo al hombro. Que pelota jodida saco Orion ?.... cuantos tiros dieron en los palos ?.... Cuantos " Uhhhhhhhhhhhh " bajaron desde la popular ?...... 0. Estamos a 4 puntos de la puta bosta con un partido mas..... 3 goles en 4 partidos...... Ya no esta el que te salvaba las papas Cholo..... se nota no ?...... Vivas y Guglielmipietro Cholo.....que te pueden decir de un partido ? Alberto
Passarella con Belluschi y Ortega.. jugaba peor.. y perdía por goliza en la jodida cancha de Olimpo... Creo que es prematuro hacer comparaciones para con la etapa de Daniel.. Hoy un desastre total RIVER.. Falcao a 40 metros del área.. bueeh.. lo mejor de RIVER fue Tuzzio.. eso lo dice todo... Creo que tardaré mucho en ver un RIVER peor que el de Passarella pero este RIVER de Simeone, va en caída LIBRE.. Empezando por sus planteos.. y terminando por la actitud de los jugadores. Saludos... con un poco de bronca y un poco de.. . que tal la sudamericana? Robë Desastre, desorganizacion, no se cuantas veces se la pasaron a los cuervos una llegada en el primer tiempo... caidas, perdidas increibles...Estoy enojada y defraudada...hice mas sacrificio para ir a la cancha que estos pibes en poner lo que hay que poner !!!! No se si comparar con la etapa de Passarella...pero que parecidita !!!!! Cholo, nunca me gusto, pero triste tener razon es esto... Y gracias que los contrarios no aprovecharon nuestros regalitos !!!! María Laura

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....