1 mar. 2009

SAN LORENZO 5 - RIVER 1

En psicología hay dos patologías aplicables al primer equipo del C.A. River Plate. La amnesia, es la primera. La amnesia es una condición en la cual la memoria es alterada. Durante este trastorno el individuo es incapaz de conservar o recuperar información almacenada con anterioridad . Las causas de la amnesia son orgánicas o funcionales. Las orgánicas incluyen daño al cerebro, causado por enfermedades o traumas, o por uso de ciertas drogas (generalmente sedantes). Las funcionales son factores psicológicos, como mecanismos de defensa. Deberá el psicólogo del Club determinar el origen de las amnesias de Ferrari, Cabral, Sanchez y Villagra en el ejercicio de la función básica de defender.

La regresión, por su parte, es un mecanismo de defensa que consiste en un retroceso mental a alguna etapa de menor maduración que implica a veces a una regresión infantil en el que sujeto empieza a actuar como si fuera un niño. Este mecanismo se activa por lo general en situaciones de mucha presión o angustia, ansiedad o inseguridad. La etapa que la mente elige correcta para la regresión es la cual el individuo haya sentido mayor seguridad emocional que por lo general es en su infancia. Un ejemplo es de personas encarceladas que empiezan a padecer incontinencia fecal o de soldados de los campos de concentración que adoptaban actitudes infantiles al enfadarse y contentarse rápidamente. El psicólogo del Club deberá analizar por qué el equipo ha “regresado” a las etapas del Cholo y de Passarella y, en particular, al torneo en que salió último jugando a nada.

No es posible comentar más nada. Si debemos pedir la renuncia de Pipo Gorosito, quien dejó pasar 4 goles y 56 minutos para meter un primer cambio, con Archubi (¿puede cambiar alguna historia este jugador?) y Fabbiani. No logró ningún cambio de unos más que ineptos jugadores durante el entretiempo. El inefable e inútil Rosales estuvo 56 minutos de regalo.

La mediocridad, heredada de Passarella y el Cholo Simeone, va a ser difícil de remontar si no es con un éxodo masivo de jugadores, es decir, no intentando recuperar a más nadie y empezar de vuelta. Si hasta los talentosos Falcao y Buenanotte se contagiaron de la mediocridad. Tanta mediocridad que perdiendo por 4 goles ninguna situacion de peligro llegó a crear River ya con Fabbiani, Archubi y Gallardo en la cancha, sin incidencia alguna en el curso de la verguenza.

Nuevamente la pelota parada es de Gallardo, cuando poco ha hecho en su vida con ello. Todo, pero todo mal: técnico y jugadores. Jugadores de antes y los refuerzos de ahora. Lamentable parodia de un primer equipo de fútbol que denigra aún más nuestro desprestigio obtenido en la era Aguilar. No somos más que sparrings de cualquier equipo y cualquier ilusión de poder ganar algo, murió hoy, partido en el que el técnico y el plantel demuestran no ser confiables.

Si alguna ilusión nos dieron los 3 partidos anteriores, hoy se han desplomado como las Torres Gemelas.

¡FUERA JOSE MARIA AGUILAR!

¡FUERA PIPO GOROSITO!

REMATE DE UN EQUIPO TAN, PERO TAN, PERO TAN PEDORRO QUE VA A SER DIFÍCIL DE COLOCAR SI NO ES REGALÁNDOLOS.