4 abr. 2009

RACING 1 - RIVER 0

Nuevamente River no puede sostener la más mínima continuidad. O sí, ya que el anterior partido -por la Copa- perdió miserablemente en Uruguay, lo que constituye una peor noticia: sólo puede sostener el fracaso. Racing tenía 1 solo partido ganado y justo con nosotros sale de la zona de promoción y justo con nosotros gana energía uno de los equipos más pedorros del futbol profesional. Y los últimos minutos nosotros con 1 hombre más y, como parece ya ser usual para nuestro atormentado grupo humano que viste la gloriosa, permite que el contrario con menos jugadores se agrande. El técnico debió hacer cambios forzados, pero el que debía hacer diferencia para revertir el resultado lo hizo recién a los 13 minutos del segundo tiempo, como si estuviere prohibido comenzar el segundo tiempo con quien se supone puede dar vuelta el resultado. Pero ni con Gallardo, Fabbiani se pudo lograr. ¿Qué sigue haciendo Mauro Rosales?. Este jugador no empuja a nada ni a nadie. Veamos algunas frases de los medios: Hubo una clara diferencia en Avellaneda. Racing jugó el partido como una final, sabiendo que necesitaba la victoria sí o sí para soñar con la salvación, así que desde el comienzo buscó el arco de River y al final lo aguantó cerca de su área tras la roja a Caballero. .. Hace cinco partidos que River no le puede ganar a Racing.(Olé) El equipo de Gorosito buscó sin ideas y perdió la posibilidad de alcanzar la punta. (Clarín) ...un pasivo River, que jugó mal y sufrió dos lesiones en los primeros 45 minutos...Fabbiani no causaba riesgo, a Buonanotte le costaba dominar la pelota... (La Nación) En síntesis, River sigue sin jugar a nada y todo triunfo no es más que una casualidad. Con ver cómo nos ha costado ganarles a Arsenal y a San Martín de Tucumán, para avalar lo que parece ser ya una tendencia de esta etapa de Pipo: más de la misma incorregible mediocridad