13 jun. 2009

RIVER 3 - TIGRE 1 O EL MISTERIO DE LAS 3F

Entró Falcao y resolvió todos los problemas de River: 3-1 a Tigre

Tigre comenzó ganando al minuto de juego con gol de Lenadro Lázzaro pero se quedó. River dio vuelta el resultado gracias al ingreso del colombiano Falcao, quien le dio jerarquía a un equipo opaco al que le costaba demasiado torcerle el brazo al rival. Los goles del ganador fueron de Robert Flores, Radamel Falcao y Cristian Fabbiani.

Desde el vamos, este River que nada lo asegura, comenzó perdiendo al minuto de juego. Leandro Lázzaro le dio la ventaja parcial al equipo de Diego Cagna que, a partir de ese momento, no hizo bien las cosas.

Le pifió porque le cedió la iniciativa a River para que haga todo. Lo bueno, lo malo y el empate. Las urgencias, los aciertos y las fallas, fueron de River en la primera mitad porque fue el único que propuso debido a las obligaciones que debía asumir. Iba en desventaja.

Es que Tigre estaba ganando por primera vez en su historia en el Monumental, lo que implicaba otro registro negativo para River que viene sumando frustraciones a lo pavote.

Tigre se quedó mucho y lo pagó caro. El "chino" Luna y el propio Lázzaro fueron tibios en ataque y estuvieron muy poco asistidos por Rusculleda y Ayala que se perdieron en la intrascendencia. Tampoco aportó mucho el uruguayo Rosano en Tigre.

Es cierto que River no precupó porque adoleció de claridad más allá de la voluntad del uruguayo Robert Flores quien fuera el autor del empate del equipo de Néstor Gorosito. El empate de River llegó a los 40' y a la etapa no le quedada mucho.

El sólo hecho de empardar la tarde a River le sentó bien y Tigre sólo pensaba en el descanso para replantear la táctica como si hubiese tenido que comenzar de nuevo el juego. Así se fueron al descanso en un partido que no tuvo brillo.

El inicio del complemento mostró mejor a Tigre que le rodeó la manzana a River aunque no le generó ocasiones de peligro concreto. Aunque si lo dominó.

Se ve que Gorosito se percató de esto y a los 10' mandó a la cancha a Falcao. A partir de esa decisión todo cambió. Ocurrió que River tenía muchos jugadores en la mitad de la cancha y solo le quedaba arriba un Fabbiani aislado y fagocitado por los rivales. Flores se tiraba a a volantear pero el equipo no tenía peso ofensivo.

Por eso, cuando ingresó el colombiano, todo cambió. No sólo que anotó el segundo gol (se tragó uno insólito) sino que el resto mejoró y se desahogó.

Mejoró Fabbiani, lo de Robert Flores tomó más brillo y River se alzó con un triunfo holgado y justo por lo evidenciado en la última media hora. No fue casualidad que justo fue a partir del ingreso del colombiano, quien fuera al banco luego del trajín de las Eliminatorias.

Ganó River y su gente pudo festejar. Sin dudas, un resultado para la anécdota, que servirá para descomprimir (no para solucionara) la mala sitaución que atraviesa el club. http://www.urgente24.com/index.php?id=ver&tx_ttnews[tt_news]=124215&cHash=eb0a923276