6 dic. 2009

¡QUÉ MAL EMPEZAMOS UNA NUEVA GESTIÓN! ¡ESTO VA DE MAL EN PEOR!

Al final, Passarella ganó por seis votos y es el nuevo presidente de River

Esta madrugada, se dio la definición. La Junta Electoral le dio la victoria sobre la lista de D´Onofrio tras analizar los votos que fueron impugnados.

River tuvo unas elecciones increíbles, bochornosas e históricas, cuyo ganador recién se conoció esta madrugada, cuando la Junta Electoral, después de las 2 de la madrugada confirmó que Daniel Alberto Passarella es el nuevo presidente del club, por sólo 6 votos de ventaja sobre Rodolfo D'Onofrio y luego de analizar los votos impugnados. Dos horas antes, el club mediante un comunicado de prensa, había señalado que Rodolfo D'Onofrio le ganó a Daniel Passarella por dos votos (5.289 votos contra 5.287) de acuerdo a un escrutinio "provisorio". Pero Passarella afirmó después de la medianoche que el triunfo le correspondió a él por dos votos y que hay "cinco votos observados" en su favor. "Si la Inspección General de Justicia aprueba esos cinco votos, ganaríamos por siete. Por eso yo me siento ganador", dijo Passarella cuando empezaba el domingo por TN y acusó a la fórmula de D'Onofrio de "fraude". "Ganamos por dos votos y ahora son los abogados los que tienen que decidir qué pasa. Acepto las dudas, en caso de que las hubiera. Pero Passarella mintió durante toda la campaña y me siento ganador", replicó D'Onofrio a continuación por el mismo canal. Mientras los seguidores de ambos se enfrentaban en el playón del Monumental y la policía intentaba dispersarlos con gas pimienta, en Núñez seguían realizando el recuento de los votos. Según los datos provisorios que difundió River, D'Onofrio obtuvo 5.289 votos, contra 5.287 de Passarella, 2.765 de Antonio Caselli, 448 de Daniel Kiper y 431 de Mariano Mera Figueroa. Además, agregó el club, hubo "seis votos en blanco, cinco votos observados y seis votos nulos". En total votaron 14.237 socios, una cifra récord en el club más politizado del país. En el Monumental se vivió un sábado de locos. Desde las 15, el rumor que ganó el hall y el anillo fue que Passarella ganaba con comodidad porque los boca de urna le daban la derecha ampliamente. De hecho, en el búnker de D'Onofrio se veían perdedores y caminaban apesadumbrados por los pasillos. Los comicios comenzaron a las 9 y una hora más tarde ya habían votado los cinco candidatos. Desde las 10 y hasta las 18, Passarella estuvo parado debajo de un techito, donde antes estacionaban los micros los equipos visitantes y detrás del local de Rivermanía. Firmó decenas de autógrafos y cantó junto a sus seguidores. Fueron ocho horas de cercanía con la gente. Y esa actitud quizás resultó determinante para que sumara tantos votos. Del lado de D'Onofrio, en cambio, penaron por el faltazo de Enzo Francescoli, quien será el manager en caso de victoria, ausente sin aviso. Sí estuvieron Norberto Alonso (agredido en los disturbios del final) y Amadeo Carrizo, otras dos glorias que acompañaron a D'Onofrio en el tramo final de su campaña. Y mientras los seguidores del Kaiser cantaban que "de la mano de Passarella, la dictadura se va a acabar", los de D'Onofrio aclamaban a un Francescoli que nunca apareció por el Monumental. A las 18, cuando todavía quedaban unas 2.000 personas por votar, se cerraron las puertas. Por eso los comicios finalizaron a las 19.54, casi dos horas después del horario límite establecido. Los primeros cómputos se conocieron a las 21.50 y D'Onofrio siempre estuvo arriba, aunque Passarella le fue achicando la brecha a medida que transcurría el recuento de los votos. El final de la noche encontró a la gente de D'Onofrio festejando. Pero la definición llegaría a la madrugada.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....