12 feb. 2010

POR UNA VEZ NO HABLAMOS DE RIVER. EL ARTÍCULO QUE PUBLICAMOS NOS EXPRESA CABALMENTE SOBRE NUESTRO SELECCIONADO. NO HABLAREMOS MÁS HASTA EL MUNDIAL SOBRE EL SELECCIONADO


http://www.wikio.es

El nocivo efecto Maradona

PGONZALEZ@HERALD.COM

Tras la salida del seleccionador nacional de Argentina, Alfio Basile, todos pensaron que la postulación de Diego Armando Maradona para el puesto era una broma. Aún recuerdo la cara de incredulidad de algunos colegas cuando fue nombrado de manera oficial.
Nadie puede negar que Maradona fue un dios con el balón en los pies, pero con la boca más bien es un diablo.
El nuevo técnico no para de decir sandezes y la albiceleste naufraga en un mar de dudas, cuando quedan cuatro meses para que el inicio de la Copa del Mundo.
Que si Lionel Messi es el nuevo Maradona, que si la prensa es lo peor, que si voy a convocar a 150 jugadores y por último que si Jorge Valdano es antiargentino.
En honor a la verdad, él no tiene la culpa. Maradona quería manejar este complicado negocio y Julio Grondona, el presidente de la Federación, se lo facilitó vaya a saber por qué.
Diego sabe un mundo de fútbol, pero como entrenador está en paños menores, por no decir en cueros. Y ahora la pregunta es ¿podrá Argentina ser campeona del mundo con Maradona como técnico?
La respuesta es simple y directa: NO.
Si bien la albiceleste es una camiseta que impone y que, además, cuenta con verdaderos guerreros para defenderla, en el fútbol hoy eso no basta.
Argentina se clasificó a Sudáfrica más por el desacierto de los rivales que por méritos propios, jugando de manera horrorosa y marcando en el último minuto, y aún así lo asombroso es que dejaran al "10'' al frente de la selección.
Así no pasan de la primera fase y si lo logran nada tienen que hace ante los grandes. Es más, pueden hacer el mayor ridículo de su historia. Lo peor es que todos lo saben, incluído Grondona, pero Diego, el Diego de la gente, sigue ahí.
Para lograr la hazaña cuenta con Messi, el Mejor Jugador del Mundo en el 2009, quien encabeza el grupo de incondicionales.
Messi tendrá en esta Copa del Mundo la oportunidad de brillar con la selección absoluta, su asignatura pendiente. El Mundial de Sudáfrica será el plato fuerte del año futbolístico y en él, tras arrasar con su club, intentará sumar a su impresionante palmarés el título más importante para redondear su leyenda.
Tratará además de callar a la hinchada albiceleste, que le reprocha falta de compromiso con el equipo nacional y de realizar un menor esfuerzo que en el BarÇa.
Pero no lo tendrá sencillo. Sin hombres como Xavi o Andrés Iniesta apoyándole en la construcción del juego ofensivo, la tarea es difícil.
¿Tiene Argentina estos jugadores o es que Diego no los encuentra?
El técnico también apuntó contra Jorge Valdano del que dijo: "prácticamente limpió a (Gabriel) Heinze, quiso limpiar a (Fernando) Gago. Al Pipita (Gonzalo) Higuaín no lo puede limpiar porque está haciendo goles''.
Lo cierto es que entre dimes y diretes Argentina sigue sin un estilo de juego, sin un equipo, sin un sistema, y lo que es peor, sin ilusión.
La puerta estaría bien defendida por Sergio Romero con Mariano Andujar de suplente.
Defensas: Pablo Zabaleta, Martín Demichelis, Gabi Milito y Emiliano Insúa y en la banca Javier Zanetti, Gabriel Heinze, Walter Samuel y Clemente Rodríguez.
En la mediocampo: Javier Mascherano y Juan Verón, mientras que por las bandas estarían Messi y Jonás Gutiérrez. Fernando Gago, Pablo Aymar, Angel Di María o Ezequiel Lavezzi y Lucho González quedarían en el banco.
Para el ataque, los dos más en forma son Diego Milito y Gonzalo Higuaín, y deben abrir con los dos, mientras que Carlos Tevez y el Sergio Kun Aguero esperarían su chance.
Si este grupo es el elegido habría alguna oportunidad. De lo contrario, no sólo perderá Argentina, sino el fútbol, y para que esto no ocurra hay que sacar a Maradona.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....