14 feb. 2010

NO HAY CASO. RIVER NO ARRANCA Y NADA DA ALGUNA ESPERANZA DE QUE LO HAGA

Astrada probó nuevamente con 3 en el fondo y lo único que logramos es hacer agua. En el medio, puso 4 y nada menos que a Almeyda y Gallardo, dos históricos que no hacen diferencia alguna. La defensa fue un gruyere, especialmente por el lado de Nico Sánchez: quedó siempre de poste. ¡Cuántas jugadas de alto voltaje en nuestra área!. ¡Gracias Vega porque el partido hubiera terminado 4 a 0!. O a 1 si Canals no fuera aún tan inexperto como para entregar al arquero una pelota de recontragol. Rojas, indudablemente, no está en su posición. Absolutamente inocuo, entregó al contrario lo poco que intentó. Si bien en los primeros 20 minutos, River hizo un papel discreto, a partir de allí fue cayendo hasta el penal-gol en el minuto 44 del primer tiempo. Nuevamente el dueño de la pelota parada fue Gallardo, pateando por izquierda o derecha, o desde distancia, en una demostración más de que cambiaron muchos nombres en River pero casi nada más. ¿Cambió algo en el segundo tiempo? Sí 3 jugadores y nada más. Quiroga se hizo echar infantilmente. El Negro anticipó 4 minutos su reloj e introdujo el primer cambio a los 16 minutos y no a los 20 acostumbrados. El contrario, esta vez, no fue un equipo cerrado al estilo Banfield o Newell´s. Sin embargo carecimos de profundidad y hasta de ganas. Ninguno de los nuevos se "morfó" al contrario. Seguimos perdiendo puntos y el próximo torneo empezamos a jugar el descenso. ¿Esperanzas? En algún milagro, ya que lo que se viene mostrando es consistentemente anodino, desmembrado, débil.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....