5 abr. 2010

SOBRE EL ÚLTIMO PARTIDO DE ESTE POBRÍSIMO RIVER....Y ASTRADA SIGUE SIN RENUNCIAR: TOZUDO Y DESVERGONZADO

CLARIN


Milagros no puede hacer Leonardo Astrada. Pareció acertada su idea de plantar un 4-4-2 y esperar a Lanús, agazapado para el contraataque. Porque este River no le puede jugar de igual a igual a nadie. Sin embargo, nada le salió. Porque River tiene problemas cuando defiende y carece de potencia ofensiva cuando ataca. No es casual que no haya convertido goles en los últimos tres partidos. 

River no lastima al contrario y se autoflagela. Porque Gustavo Cabral hace agua. Porque Ferrero va al bulto. Porque los laterales no son garantía. Porque en el medio no hay marca ni juego. Y si los que aparecen son los pibes... Roberto Pereyra, encarando por izquierda con atrevimiento, se destacó por encima del resto. Tampoco desentonó fue Facundo Affranchino. Puso ganas, trató de progresar por la derecha. Pero no fue suficiente para desequilibrar. Y para colmo, el doble 5 no funcionó porque Agustín Pelletieri fue dueño de un mediocampo donde Matías Almeyda y su tocayo Abelairas resultaron lentos e imprecisos. 



El segundo tiempo fue muy diferente al primero. Lanús se quedó, quizá por empezó a pesar el desgaste del partido del martes ante Libertad en Paraguay, por la Copa. Y River apostó a cambios ofensivos. Terminó jugando con Funes Mori, Gustavo Canales, Mauro Rosales, Daniel Villalva y Rodrigo Rojas, cuatro delanteros y un volante ofensivo. Así y todo, le costó generar situaciones y no tuvo nada de profundidad. Lanús, aun sin la audacia del arranque, tuvo dos claras: un mano a mano que Blanco que definió mal y un tiro de Salcedo en el palo. 

¿La historia hubiera cambiado si Lunati cobraba el penal de Pelletieri a Villalva? Todo habría sido igual. Porque River no cambia. 

DIARIO POPULAR
Es que la derrota en la Bombonera, desnudó las falencias futbolísticas y anímicas de un equipo millonario que no muestras respuestas para poder remontar otro semestre oscuro, que enciende la alarma para el futuro, pues el equipo de Núñez empezará la próxima temporada peleando para escapar del descenso y de la Promoción. Ahora, suma tres derrotas consecutivas, sin goles, en diez días. 

River no puede disimular su fragilidad futbolística, que invade todas las líneas. Porque si bien Vega suele ser el que “paga los platos rotos”, anoche también terminó contagiándose del resto y tuvo poca reacción en el tanto de Blanco, cuando se extinguía el primer capítulo.

OVACIÓN

Los hinchas de River insultaron a los jugadores durante casi todo el partido y volvieron a reclamar la presencia de Ariel Ortega, quien no es tenido en cuenta por Leonardo Astrada, algo que podría modificarse de cara al partido del miércoles ante Newell’s, en el Monumental.

WEB OFICIAL DE RIVER

Nuevo traspié del equipo de Leonardo Astrada, que volvió a meter mano en el once inicial pero no logró buenos réditos. Volvió a darle una oportunidad a Matías Abelairas pero lo reemplazó por Daniel Villalva en la segunda mitad.

El ataque volvió a padecer la nula efectividad (River no hace goles desde hace tres fechas) y también padeció el flojo presente en defensa. Sin embargo, todo el conjunto millonario tuvo una pésima noche en Lanús y de no haber sido por la ineficacia de Santiago Salcedo, debió haber encajado más goles.

Lo más llamativo es que el arquero Agustín Marchesín no tuvo siquiera la necesidad de atajar un remate ya que los mismos, efectuados por los jugadores de River, se fueron todos desviados, y por mucho. Es alarmante la falta de efectividad en ataque y también la producción futbolística cada vez que no juega Marcelo Gallardo.

El único que mostró un poco de vergüenza fue Matías Almeyda, que, lejos de cumplir una destacada labor, fue el que aportó más sacrificio y amor propio en el equipo.

Le bastó un gol de Blanco, tras un error de Mario Daniel Vega (si él se equivoca, River queda trunco) para que el equipo de Luis Zubeldía se quedara con los tres puntos en Lanús.

River ahora deberá salir de este hundimiento el próximo miércoles cuando reciba a Newell's. 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....