14 may. 2010

UNO QUE DEBIÓ HABERSE RETIRADO HACE 5 AÑOS Y OTRO QUE VA POR EL MISMO ERROR

Debutaron casi a la par, son contemporáneos y compartieron selección argentina cuando el DT era ése mismo hombre que los bautizó como jugadores de River. Matías Almeyda y Marcelo Gallardo son productos de la cantera “millonaria” y tienen como padre deportivo a Daniel Passarella. Pero el tiempo pasó y, más de 15 años después de irrumpir en Primera, el “Pelado”, a los 36, y el “Muñeco”, a los 34, caminan sus últimos pasos como futbolistas. Uno terminará su carrera en River, el otro no, según confirmaron ayer en sendas conferencias de prensa.

“Es una decisión que venía pensando hace un tiempo. Le agradezco al presidente, que me ofreció otro año de contrato, y también a Ángel Cappa, pero mi ciclo en River está terminado. Mi idea es seguir jugando, así que escucho ofertas”, fue la declaración con la que Marcelo Gallardo anunció su despedida de River, club del que surgió en 1993 y en el que jugó en tres períodos diferentes. Sobre el duelo de mañana contra Tigre, anticipó: “Ángel me dijo que me iba a dar unos minutos el sábado para despedirme donde me siento más cómodo: en una cancha”.

Pocos minutos después, pasado el mediodía porteño, en la misma silla donde Gallardo se despidió, Matías Almeyda ratificó su continuidad en River por seis meses más. “Dependía de los dirigentes, yo ya había dicho que tenía ganas de seguir jugando. Voy a continuar hasta diciembre porque quiero seguir aprendiendo”, aseguró el volante oriujndo de Azul, que se perderá la última fecha por estar expulsado. Sobre su titularidad, enfatizó: “En el fútbol nunca me tomé la atribución de decir ‘este puesto es mío’ y menos a esta edad. Así que si me daban la posibilidad de seguir, aunque sea como utilero, lo hacía gustoso”.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....