26 nov. 2010

Alexis Ferrero pidió que Juan José López se quede en River
El defensor millonario dijo que se sienten "muy cómodos" con el entrenador interino. “Ojalá que se quede", manifestó.
Prestá atención, querida/o riverplatense a esta frase:
“(López) nos hace saber la responsabilidad que se siente al llevar esta camiseta y la única forma de demostrarlo que tenemos los jugadores es entrar concentrados a la cancha y ganar. Ganar partidos, ganar clásicos…”, agregó el defensor.
Y te pregunto, querida/o riverplatense: ¿con los contratos laborales y comerciales que firman hace falta “hacerles hacer saber sobre la responsabilidad”?. ¿Deberá el técnico enseñarles a caminar, también?
Para Alexis Ferrero, “River no puede estar en la zona de promoción”
Para el zaguero del Millonario, el equipo de Núñez debe salir lo antes posible de esa situación. “El punto que sacamos  en cancha de San Lorenzo (0-0) no estuvo tan mal después de todo, pero tenemos que sumar mucho para pensar en otra cosa que no sean los promedios”, insistió ante radio La Red el defensor que recibió la quinta tarjeta amarilla justamente en el Nuevo Gasómetro. “Contra San Lorenzo sentimos el desgaste del superclásico del martes pasado en todos los aspectos, ya que había mucha presión. Por eso se nos complicó en el primer tiempo”, reconoció.
Y terminó con una referencia elogiosa al Negro López que pareció ir en desmedro de Cappa: “Con el nuevo entrenador tenemos un equipo más corto y ordenado, algo bueno para nosotros que no estamos para regalar nada.”
Veamos un poco Alexis: que River “no puede” es inexacto por que “está”. Así que, primera noticia, estamos en Promoción y todo puede empeorar. En segundo lugar, si jugaron un partido y quedaron desgastados para el siguiente, hasta podría ser una buena noticia: el próximo se gana y el siguiente se empata. ¿O no quisiste decir esto? Pero te recomendamos –tanto como te apreciamos Alexis-, mejor no hablés. Hacé en la cancha y punto.
“Passarella usó justificaciones que yo no quise escuchar...”
Reportaje a Cappa que revela que vivía en una nube de pedo
Claro que lo paga River…..
ENTREVISTA EDUARDO VERONA
A un par de semanas de su despedida no deseada de River, Angel Cappa reflexiona, opina, dice. Y aclara lo que tiene que aclarar.
-Voy a ser muy crudo en la pregunta: ¿te cagó Passarella?
-No, no me cagó. El por la función que cumple está comprometido con River. Y actuó según su pensamiento. No le tembló la mano. Fue su decisión. Y nada más. Por eso yo no diría que me cagó...
-¿Y qué dirías?
-Que hizo lo que hacen todos los dirigentes cuando los mejores resultados no acompañan: despidió al técnico con las justificaciones que se utilizan en estos casos y que yo preferí no escuchar. Y llegó otro técnico. Es usual. Pero yo no voy a entregarme a la lógica de estos tiempos. Mis convicciones son las mismas de siempre.
-¿Qué hiciste mal en River?
-Creer que tenía un plazo mayor para armar el equipo.
“ESTA COMO EL CULO”
-Cometiste un pecado de ingenuidad. Tiempo en el fútbol argentino no se le da a nadie.
-¿Y eso está bien? Está como el culo. Si yo hubiera sospechado que no iba a tener tiempo para construir algo valioso, habría buscado menos variantes en el equipo. Me quedaba con la formación que empecé y no promovía cambios.
-Con más o menos cambios, River nunca terminó de arrancar.
-Es cierto. Es que en menos de un año es casi imposible armar una estructura y confirmar una idea.
-En Huracán lo hiciste apenas arribaste.
-Pero en Huracán tenía a Bolatti. Y Bolatti juntó todo: el equipo, la idea, el mensaje, el juego colectivo, la pausa. El fue la bandera. Claro que no quiero olvidarme de todo lo que aportó Almeyda en River.
-Pensar que cuando llegaste no era un jugador que te agradaba demasiado.
-Es verdad. Yo quería para esa función a Bolatti. Pero Almeyda me sorprendió. De inmediato interpretó lo que yo quería. Y además de su voluntad de hierro, le sumó una influencia futbolística muy importante. Por eso cuando tuvo que pararse por estar lesionado, lo sentimos muchísimo. Y perdimos nivel y orden. Fue una baja irreemplazable para River.
EL APURO
-¿Cómo es que siendo un admirador de las pausas y la circulación de la pelota, ese River que dirigiste siempre jugó muy apurado?
-Es que el apuro es hoy la característica central del fútbol argentino. Y River no logró despegarse de esa suma de apuros que no sirven para jugar bien. Todo lo contrario. Porque el apuro confunde, perturba, desprecia el control de la pelota, desorganiza. Está claro que no pudimos imponer ni la paciencia para tocar ni la convicción para no desalentarnos frente a los primeros problemas que se presentan en cualquier partido.
-Al fin de cuentas te faltó un jugador de la estatura conceptual de Bolatti.
-Es muy probable. En River a ese jugador no lo tenía.
-¿Lo sostuviste lo suficiente al pibe Buonanotte?
-Acá no es un tema de bancar o no bancar.
-En estos días él comentó que esperaba de vos un apoyo más intenso.
-Es que era muy difícil ayudarlo a Buonanotte. Futbolísticamente no le salían las cosas. El, después de todo lo que le pasó, no era él. No podía gambetear. Y se lo veía en la cancha. Por eso no era cuestión de bancarlo o dejarlo de bancar. Yo estoy convencido que los tiempos de recuperación plena de Buonanotte no son compatibles con las urgencias y las necesidades que hoy padece River. Es un caso muy especial.
-El del Burrito Ortega es otro caso muy especial.
-Ortega siempre me trajo más soluciones que problemas. Claro que no es enganche y a veces jugó en esa posición. Cumplió, pero no es lo de él. El Burrito sigue siendo un delantero.
-Ahora, tomando un poco más de distancia, ¿qué te dejó tu breve experiencia en River?
-A pesar de todo, las ganas de seguir dirigiendo en la Argentina.
-¿Por qué a pesar de todo?
-Porque el bombardeo que recibe el fútbol argentino es impresionante.
-¿A qué tipo de bombardeo te referís?
-A la destrucción sistemática de la identidad. Lo que juega España, antes era propiedad de nuestro fútbol. Ese era el concepto. Ellos se quedaron con el estilo y el concepto y nosotros con la confusión y los pelotazos. Basta con mirar esa maravilla que es el Barcelona. En cambio, acá, los partidos son horribles. Si se piensa que tirando la pelota a cualquier lado se llega más rápido al arco rival, el error es dramático. Si se piensa que siendo conservador o intentando sacar puntitos para ir zafando se van a resolver las urgencias, están muy equivocados. Eso no garantiza nada.
-En River parece que ahora llegó ese mensaje: especular, bartolear la pelota, sacar puntitos...
-No lo sé. Yo ya no estoy más en River y mi mirada es más amplia, más abierta, más general.
-Siempre comentaste que eras un soñador, ¿pero River continúa estando en tu horizonte como una obra inconclusa que más tarde o más temprano podrías encarar nuevamente?
-El inconveniente es que soy un soñador de trecho corto. Volver algún día a River no se me pasa hoy por la cabeza. Lo que quiero encontrar es algo parecido a lo que disfruté en Huracán. Y empujar el carro de ese fútbol. Algo logró aquel Huracán sin salir campeón. Quiere decir que ese fútbol está más vigente que nunca. Aunque lo sigan bombardeando.
-¿Quiénes?
-Los de siempre.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....