4 dic. 2010

ADEMÁS, ERA UN TIPAZO

Ramos Delgado, el adiós a un defensor de lujo
José Manuel Ramos Delgado, ex marcador central del seleccionado, Santos y River en las décadas del 50 y 60, falleció ayer, a los 75 años, en una clínica de Villa Elisa, donde se encontraba internado como consecuencia de un grado avanzado de Mal de Alzheimer. El velatorio se realiza en la casa de sepelios Bianchi, ubicada en Rodolfo López 61, de Quilmes, y la cremación será hoy, a las 11, en el cementerio Parque Iraola, en La Plata.
Técnica depurada, firmeza defensiva y salida precisa fueron sus principales virtudes para completar una extensa y rica trayectoria deportiva. "Por Dios, ¡qué jugador!", "el mejor defensor que dio la Argentina"... Esas y otras tantas descripciones surgen con sólo nombrar a Ramos Delgado. Los más entrados en años seguramente lo recuerdan, pero los más jóvenes, a lo sumo, se enteraron de que "jugó un tiempo en el Santos de Pelé".

Nacido el 25 de agosto de 1935 en Quilmes, Ramos Delgado se inició en las divisiones inferiores del Cervecero, desde donde emigró, en 1956, a Lanús. El Negro debutó ante Estudiantes en aquel Lanús al que por entonces se conocía como los "Globetrotters". Tras 51 partidos con el club granate, en 1958 llegó a River, que no había querido incorporarlo un par de años atrás, cuando era un juvenil de Quilmes. En la entidad de Núñez jugó 172 partidos entre 1959 y 1965, siendo parte de una época en la cual el Millonario no obtuvo ningún título. Aun así, dejó su sello gracias a su enorme calidad.

Luego pasó a Banfield (1966-67, 57 partidos) y en 1967 fue a jugar al inolvidable Santos de aquella época, integrado entre otros por Gilmar, Zito, Clodoaldo, Carlos Alberto Torres, Melgalvio, Lima, Coutinho y Pelé, con quien formó una gran amistad, al punto que O'Rei es el padrino de una de sus hijas. Cinco años compartiendo la cancha con Pelé, tres campeonatos Paulistas, un Brasileirao, dos Copas Intercontinentales y las giras por el mundo repartiendo fútbol con Santos lo llevaron a la gloria.

Además, Ramos Delgado participó en dos mundiales con la camiseta de la selección, los de Suecia 1958 (como suplente) y Chile 1962, y la Copa de las Naciones 1964, en la que la Argentina venció 3-1 a Brasil en un encuentro muy recordado.

Como técnico, el "Negro" dirigió a Deportivo Maipú de Mendoza, Platense, All Boys, River, Estudiantes de La Plata, Chaco For Ever y Talleres de Córdoba, donde consiguió el ascenso a Primera División en 1994. Tras ese logro volvió a Santos, donde se desempeñó en el Departamento de Fútbol y estuvo a cargo del trabajo en juveniles. En 1994 se recibió de periodista en el Círculo de Periodistas Deportivos y fue comentarista en distintas radios y en programas de televisión.

"Antes teníamos espejos; «Yo quiero jugar como éste», decíamos... Todo cambió después del Mundial del 70, cuando no quedaron más ejemplos. Además, el fútbol se transformó en un gran negocio; lo único que sirve es ganar para que no se vayan los sponsors y esas presiones se trasladan a los jugadores", consignaba Ramos Delgado en una entrevista con La Nacion de hace una década. Talento, distinción y sabiduría.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....