9 abr. 2011

RIVER 1 - BANFIELD 0

Al fin una con picardía de Pavone, a la carrera había determinado dónde colocarla lejos del arquero.Y lo logró y fue el gol del triunfo. No es usual en este Pavone versión riverplatense y muy bienvenido, por el triunfo y por la autocofianza del jugador.
Lamela demuestra cada partido su talento, en el jueguito, en dejar de lado un jugador, en tocarla con la izquierda y jugarla con la derecha. Un fenómeno al que aspiramos que cualquier intento de venta fracase.
El partido tuvo altibajos y cualquiera podría haberlo ganado. Banfield generó sus situaciones y al inicio del segundo tiempo nos pescó varias con dos defensores y el agujero para llegar. Carrizo contuvo cada uno de estos intentos. 
Ferrari es parejo: corre, avanza, genera espacios e inquietud. Claro que hoy quedó el hueco en el regreso que, al final no tuvo trastorno para nuestro equipo.
Almeyda solvente, movedizo y hasta ensayó un tiro de media distancia que nos generó una esperanza de gol. Ya la va a meter.
Buonanotte es, para nosotros, una incógnita todavía. Esta vez lo faulearon mal buena parte del partido. Inclusive se desprendió de la pelota más rápido que antaño. 
En defensa se superó todo lo que venía a la cabeza, pero se cometieron errores que, por suerte, no influenciaron en el resultado.
River sigue jugando a ganar e intenta juego asociado, retener la pelota y tocar una y otra vez. De tanto intentarlo esperemos que lo aprendan de memoria y salga en casi todo el partido.
Un triunfo más. Importantísimo y nos alienta a gritar ¡vamos River todavía!



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....