29 may. 2011

OLIMPO 0 - RIVER 0

Empecemos por las buenas noticias: River no perdió y no lo hizo contra un equipo que duplica los goles que ha hecho River en todo el torneo. Sumamos un punto que sólo Dios sabe qué significará en los 3 fechas que quedan. Y Carrizo no hizo una carrizeada más.
Las más o menos: River es un equipo mediocre. No levanta temperatura. Y repitió todo el partido el mismo esquema cansino e impreciso. Hablar de un Pavone solitario trabajando al dope. Lamela corrió, gambeteó pero, salvo una vez, sin sentido. Caruso, para ser un delantero, jugo bien en la defensa.  Interesante González Pirez, sólo que no podía salir jugando así que pelotazo adelante, que fue tomado siempre por el contrario. 
Se pudo neutralizar a Aguirre gracias a los defensores, las más de las veces, y a una increíble suerte que tuvimos esta noche. Una bola le pegó en el pecho a Carrizo y la otra dió en el travesaño.
Carrizo en el primer tiempo estuvo a dos tiempos. En el segundo corrió serios riesgos y tuvo más suerte, como queda dicho.

¿Porqué no hubo cambios? Para romper la monotonía era necesario hacer un par de cambios. Pero, nuevamente, JJLópez tuvo una particular interpretación de cuál era el negocio y no los hizo. ¿Qué vió JJ? Que si Olimpo se llevaba solamente un punto, le complica su situación. Con lo que caemos en la cuenta que JJ no pensó en ganar…
Entramos en Promoción y por lo que vemos y vemos y vemos, será la buena noticia del año: poder jugar la Promoción sin descender directo.
La mala noticia, es que con este equipo no ganamos ni un intercolegial. Ver pasar ese centro sobre el final paralelo al arco sin nadie que la empuje, fue desolador.
No hay manera de levantar nivel: lo que han mostrado es lo que hay. Inclusive poca garra para lo que se estaban jugando. 
Si al inicio del torneo, querida y querido riverplatense, decías que River salía del entuerto del descenso y, en un momento dado parecía que era posible, andá desayunándote que la cosa depende más de milagros que de capacidades. Desde el técnico, el arquero y el resto del equipo.
River desciende por sí mismo. Ante la mirada atónica de los hinchas. Y el silencio culposo de Daniel Passarella. 
El próximo contra Colón. ¡En el Monumental! Lugar que este equipo se desempeña como si estuviera en terreno enemigo. Carrizo no muestra seguridad todavía y, seguramente, lo pondrán. 
Velas en cada Iglesia por la que pases. Rezos. No vemos nada más que nos pueda salvar.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....