15 may. 2011

BOSTA 2 RIVER 0 GRACIAS A UN ARQUERO FINALMENTE PELOTUDO Y UN TÉCNICO QUE JUEGA AL EMPATE CONTRA PEDORROS Y SE AGRANDA CONTRA LA BOSTA....

¡Volvé Vega!
Si te ilusionaste con un River volcado al ataque furibundo, lo estás reconsiderando con los dos goles de la bosta. Nuestro equipo salió a empatar contra Gimnasia o contra All Boys, pero sale a jugar a lo macho contra la bosta, sin tener nada extraordinario por cierto.

Lo de la bosta fue simple: aguantar a una delantera inocua por donde la mires, con un Pavone muy laburador y caedor para  nada y un Funes Mori que es un pelotazo en contra. Es tan inocuo lo nuestro que con solamente Lamela no produciremos un cambio en el partido, remontando, al menos los dos goles y que no nos metan otro más. 

Lo que nadie podía esperar es que el propio arquero riverplatense, ese que muchos promueven para la Selección Nacional, se hiciera un gol proveniente de un corner y se quedara mirando el gol de Palermo, como cualquier hincha bostero esperaba que lo hiciera.  Este arquero, autosifuciente, parlanchín que suele hablar de más y mal, imaginátelo en una final del Seleccionado distrayéndose y cometiendo estos dos errores....

JJLópez cambió la estrategia y salió a atacar teniendo a Mouche, Palermo y Riquelme en la delantera contraria, mientras que nosotros tenemos a Lamela -retrasado, generando juego- y a Funes Mori -pelotazo en contra en el primer tiempo- y a Pavone -laburador sin resultado-. Pero si cuestionamos la estrategia, también reclamamos por la incorporación de Maidana, quien, naturalmente, debió ser reemplazado en el primer tiempo. Es como que el conjunto de decisiones de JJLópez ha sido malo.

Todo mal en este River-bosta que solamente un milagro puede revertir en el segundo tiempo y que no ocurrió, finalmente.


River queda con 22 puntos. Todo nuestro equipo hizo 11 goles en 14 partidos, uno más que el goleador del torneo, Daniel Stracqualursi, de Tigre. 


Con el partido de hoy, River en 14 fechas hizo 11 goles (0,6 por partido) y recibió 10 goles. Con esta pobreza franciscana, nuestro técnico decidió poner un lesionado, jugar con 3 en el fondo y salir a 
atacar a un equipo mucho más solvente que el nuestro, hoy por hoy.


La realidad de nuestro equipo es esta: terapia intensiva y cada vez que pensamos que mejora, debemos devolverlo a la sala. 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....