22 may. 2011

RIVER 1 - SAN LORENZO 1 GRACIAS A JUAN PALO CARRIZO

Esta crónica debe empezar, lamentablemente, a los 28 minutos del segundo tiempo, donde, una vez más, Juan Pablo Carrizo se manda un cagadón que nos cuesta el empate con San Lorenzo. 
Y, esta vez, lejos de poder culpar al árbitro, se evidenció la carencia de gol de nuestro equipo a pesar de poner dos delanteros (Caruso y Pavone) con el servicio de Lamela, de muy buen primer tiempo, y ausente en el segundo. 
También, se combinó la falta de reacción de JJLópez a la hora de los cambios dando la impresión de haberse olvidado debía hacerlos. Especialmente por un Lamela cansado. 
Error gigantesco de nuestro ya inefable arquero, "el mejor...¿de dónde?". 
Error del técnico. 
Falta de potencia goleadora, pongas a quien pongas. Estos son los ingredientes de este resultado con San Lorenzo. Y ya los errores ante Gimnasia, All Boys, bosta y San Lorenzo, nos consolidan en una preocupante tendencia, casi obsesiva tendencia a llevarnos a la B. 
Hay un grupo mentalizado en River....¡para descender!
River había logrado neutralizar un inicio de partido en el que San Lorenzo intentó varios ataques y bastante profundos. 
River había llegado a un golazo, inesperado para quienes lo fabricaron.
River había llegado a controlar a un San Lorenzo que intentó desde afuera lo que no lograba desde adentro. Y ahí encontró a un Carrizo distraído, en otro planeta y, nuevamente, mete la pelota en el arco.
De ahí en más, el desconcierto abarcó al propio JJLópez, quien parece no estar preparado para esta presión del final del torneo: se equivoca y grueso. 
Había acertado en presentar una línea de 4 en el fondo, como para asegurar nuestra posición.
Aunque tuvo el desacierto de ponerlo nuevamente a Carrizo después del papelón en la bostanera. Había que pararlo, decíamos aquí. Pero los códigos del fútbol son así: al pelotudo hay que darle ¿cuántas chances?.
Mal River. En Promoción. Y con la perspectiva de que hay un grupo humano que tiene más posibilidades de equivocarse que de acertar.
Lo lamentamos. Nos estamos yendo solos. Por nosotros mismos. Gente acomplejada. Mediocre. Sin autocrítica.
La lástima: íbamos ganando con un GOLAZO que debíamos guardar en nuestra memoria y ya está olvidado.
Nuevamente, no ganamos en el Monumental.
¡Que vuelva Vega!. Ya lo dijimos en la anterior derrota. Hagan descansar a este jetón a prueba de críticas que nos ha hecho perder 5 valiosos puntos. 
Y no nos digan que nos hizo ganar antes. Esto no es la doble partida de la contabilidad. Este es el momento en que necesitamos del arquero, los defensores, los volantes, los atacantes, el técnico. 
Además del golazo, quedan en el tintero la destacada actuación de Lamela en el primero; un Ferrari activo; un Pereyra con proyección; un Cirigliano interesante.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....