12 jun. 2011

ESTUDIANTES 1 - RIVER 1

Nuestro equipo, esta vez, intentó jugar contra un Estudiantes que ha sabido cerrarse en el primer tiempo: Lamela y Caruso eran contenidos hasta con 3 jugadores. El medio campo sumó jugadores de ambos equipos y River tuvo un buen desempeño allí pero hasta llegar al área grande, donde la concentración de jugadores pincharratas y la falta de habilidades de nuestros delanteros hicieron inocuos nuestros avances. Al cerrar el primer tiempo, ambos equipos habían tenido un par de chances. Para nuestro gusto, las de Estudiantes fueron más profundas. Lamela tiene ese problema del Enano y de tantos otros de querer hacerla por sí solo. Concentra marca pero la pierde entre media docena de piernas o con un pase forzado y mal. 

En el segundo tiempo, un temprano gol de Ferrari con un zapatazo extraordinario, no pudo ser sostenido por los nuestros. Una pelota parada colocada en la cabeza de Sarulyte dio en nuestra red. Y eso que tenía a 2 marcándolo. 

Momentos de un equipo. Momentos del otro. Los cambios en River ya son un clásico disparate: salió un Lanzini sin protagonismo en el arranque del segundo tiempo y entró nada menos que Funes Mori, jugador que ya no se sabe por qué está siquiera en el banco riverplatense. Tuvo una entrada que era cara a cara con el gol, pero terminó cayendo: tiene problemas de sustentación evidentes durante el tiempo que jugó.

Entró Pavone también, pero bueno....creemos que ya se va.

Nuestros rivales nos habían sacado de la promoción. Nosotros solitos nos metimos de vuelta como si la extrañáramos, como si no quisiéramos salir de allí y hacer realidad la versión Almeyda: "si hay que jugarla hay que jugarla". Hacia allí vamos. Por voluntad propia. Por inutilidad propia. 

Aguante riverplatense hoy por hoy es la espera de un milagro. Que alguien desde allá arriba juegue para nosotros. Los nuestros, juegan para los demás. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....