2 oct. 2011




El mayor problema de un equipo que no arranca es que el técnico no tenga claridad de qué es lo que ocurre. En este reportaje al Pelado Almeyda la preocupación nuestra es grande: creo que todos los que vimos el partido le reconocemos a Chichizola habernos salvado de dos clarísimas situaciones de gol. Y creo que todos elegimos a Chichi como el jugador de River. Ningún otro destacó en nada como para señalarlo y, en cambio, Chichizola tuvo dos iluminaciones que eran dos goles de Ferro.

¿No los vió Almeyda? Parece que no y esto es lo preocupante: si todavía no cae en la cuenta que las mejores oportunidades de gol fueron las del contrario y que su arquero salvó las papas del fuego...¡está en otro planeta!

En cuanto a los cambios, el Pelado tardó una enormidad en hacerlos. Y ciertamente, según sus declaraciones podemos inferir que estaba satisfecho con el desempeño del equipo, ¿para qué hacer cambios?

Dos notas, entonces, que muestran al técnico sin realismo alguno y en un nivel preocupante de fantasía. Estamos en problemas.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....