10 oct. 2011

HURACAN 1 - RIVER 2




Vamos por lo positivo. Es el segundo partido en el que River supera el planteo que le hace el rival. De ir perdiendo, sacó dos maravillosos goles, uno de pelota parada y el otro de una muy buena jugada, asociada y al toque. Generó en el primer  y segundo tiempos, sofocientas oportunidades de gol. Aguirre da un diferencial al equipo y potencia a Cavenaghi. El equipo logra movilidad, velocidad y garra que no le da otro jugador. Cavenaghi es el otro diferencial y Cirigliano, por cierto, estuvo lúcido. Ocampos es otra nota distintiva. Vemos que este medio campo y delantera genera juego y situaciones de gol como hace tiempo no veíamos.

Vamos por lo negativo. Huracán metió los primeros quince minutos una presión enorme y todo el equipo se mostró un cambio más abajo. No lograba hacerse de la pelota y era anticipado en todas las jugadas. El gol llegó por lo más débil que presenta nuestro equipo: la defensa. Un lento Ferrero es madrugado y se genera la jugada del gol. Es superado, viene el pase y Ferrero no llega a la pelota que es metida en el arco. Ferrero-Maidana meten más miedo que soluciones y Arano ha estado más en la proyección lo que aquellos dos terminan no pudiendo cubrir satisfactoriamente. También Huracán tuvo oportunidades de empatarlo al partido. 

El equipo ofrece muchas posibilidades ofensivas pero, también, lo hace en su defensa en favor del contrario. Es un equipo desbalanceado que superó la instancia por los varios diferenciales del medio campo hacia arriba.

Huracán, además, salió bien agresivo: pisó, pateó y fouleó ante la mirada pasiva del árbitro. Cuando vino la hora de las amarillas, los del Globo habían castigado bastante. Sin embargo, tuvimos 5 amarillas contra 4 del contrario.

Prueba superada con éxito y es el segundo partido consecutivo en el que River muestra que puede ser diferente al resto del Nacional Be. 

Una golondrina no hace verano, decíamos en la anterior entrega. Dos golondrinas tampoco pero algo puede haber.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....