16 oct. 2011

RIVER 0 - INSTITUTO 0

No por mucho correr se hacen goles. Es la enseñanza de este partido.


No por mucho atacar se aleja el riesgo de perder. Es la otra enseñanza del partido de hoy. 


No por mucho patear de afuera, la pelota encuentra rumbo de gol. Luego de infinidad de pelotazos a las estrellas, los muchachos tal vez lo hayan aprendido.

River corrió y corrió. Y también corrió serio riesgo de recibir goles. River corrió y corrió, pero nada logró. 

Ciertamente Cavenaghi jugó pero anduvo con pie torcido. El equipo funcionó y tuvo toque y por momentos velocidad. Y generó riesgos. Ninguna concreción.


Una mención especial para Ocampos: intratable por izquierda y por derecha. Con firuletes, desequilibra al contrario. No estuvo acompañado ya que Cavenaghi y Ríos no lograron desprenderse de las marcas con eficacia.

Seguimos invictos pero avanzamos punto a punto. Pero al equipo se lo nota más equipo y con más solvencia. 

El medio campo y delantera consolidan un buen desempeño. La defensa aún es permeable y riesgosa. Maidana no es del todo confiable y Chichizola pega un resbalón en el momento menos pensado.

Arano quiere hacer su gol y desperdicia los avances que logra. Aún así, hay más equipo que en torneos anteriores, aunque no le pesca la vuelta a una regularidad ganadora. Por ahora, estamos primeros pero amuchados en la punta. 

La salida de Aguirre nos resulta incomprensible, pero esto de los cambios parece que es un aprendizaje que está haciendo Almeyda.

Esperemos no arrepentirnos más adelante de los puntos que cedemos, aunque tenemos la esperanza que despierte un equipo largamente triunfador.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....