8 dic. 2011

CAMPEONATO ARGENTINO: RIVER 1 - DEFENSORES 0

Digamos de entrada que el Burrito no gravitó en el juego aunque sí en dos tarjetas amarillas, de esas que cuando jugaba en River ningún árbitro le cobraba. 

Dicho esto, el partido fue abierto de ambos lados y con fuerte predominio de nuestro equipo alternativo en el primer tiempo, aunque todo el partido fue de ida y vuelta. 

Menos mal que obtuvimos ese magnífico gol del Chori con magistral pase de Cave porque, como contra Boca Unidos, volvimos a crear decenas de situaciones de gol y ninguna otra concreción.

En el segundo tiempo, Defensores nos acorraló literalmente en nuestro arco. Cada pasada por el medio campo, la pelota volvía al nuestro. Defensores pudo haber empatado en esos 10 minutos de asedio, mostrando nuevamente nuestras flaquezas como conjunto: nos cortan el circuito de juego y todo es desbande, confusión, apuros. Ningún jugador pone paños fríos. 

De todas formas, el ida y vuelta predominó como así también la seca de nuestros delanteros. Es como que, de pronto, Ríos, Cave, el Chori carecen del convencimiento del gol y así la bola se va, pasa cerca, uuuyyy,  pero no entra.

Interesante la proyección de Vella. Nos recuerda al Ferrari que nunca debió partir. Sobre la derecha, desbordó varias veces aunque el punto es el regreso: varias jugadas profundas de Defensores entraron por su lado. 

Cirigliano quiso pero no pudo. Como tantos otros partidos, al pibe logran amortiguarlo. Tiene que desarrollar habilidades de superar el juego que le impone el contrario. 

El Chori magnífico, hasta donde le dio el físico. Cave-intentos a la orden del día pero también le cortaron el circuito de llegada de la bola. Pero va a buscarla y eso habla de un laburante flor y truco. Tuvo cuatro tiros libres, un par de ellos ahí nomás del arco. 


La defensa, pongas a quien pongas, es un filtro. No ofrece seguridad alguna. El contrario llegó muchas veces al área grande y a cercanía de Vega. Parecería que no tiene arreglo. 


Arano volvió y volvió como siempre: juega y se proyecta pero, lamentablemente, es un morfón y no llega a nada.  Hizo algún pase pero no es lo habitual. Es como que el tipo juega solo.

Vega nos ofreció mayor seguridad que el pendex. De éste, siempre estás con los que te dije en la garganta hasta la pitada final. Con Vega no. Sin embargo, tuvo sobre el final una salida un tanto en falso. Pero para no jugar desde hace un año, creemos que muestra solvencia y debe ser el titular en el torneo Nacional. Pero sabemos esto de los infantiles "códigos" riverplatenses y, una vez más, arriesgaremos el resultado mientras le hacemos laborterapia a Chichizola.

Un equipo pedorrísimo delante nuestro. Un árbitro que no nos favoreció. Un River que empujó con más ganas que jogo bonito, se llevó un escaso resultado que no pudo consolidar con otro gol y evitar cualquiera de esas sorpresas del minuto 47.

Con el equipo alternativo, River mostró casi las mismas falencias y temperamento que el equipo titular.  Seguimos en el Argentino. Nos queda un partido en el Nacional.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....