27 may. 2012


Nos quedan 3 finales decía el Pelado Almeyda luego del horrible empate contra Rosario. Veamos las estadísticas tratando de indagar esas finales.
Rosario deberá jugar contra Patronato a quien ganó 1-0 en la primera ronda; contra Chacarita (empate) y contra Desamparados (ganó Rosario 2 a 1).
Instituto jugará contra Quilmes (empate), Deportivo Merlo (ganó Inst 2 a 1) y contra Ferro (empate).
River, por su parte, contra Boca (perdimos 1 a 0), Patronato (ganamos 1 a 0) y contra Almirante Brown (empatamos).
Quilmes, por último, jugará contra Instituto (empate), Gimnasia (le ganó 1 a 0) y Guillermo Brown (a quien goleó 6 a 0).
Si los resultados se repitieran, la tabla quedará así:
Rosario primeros con 76 puntos; Instituto segundos con 72 y River tercero con 71. Quilmes cuarto con 70.
Primera conclusión: River debe en estos tres partidos hacer cosas diferentes que lo que viene haciendo y esto significa que debe ganar los 3 partidos si quiere ascender a primera de una. Si no, jugaremos promoción y con resultado absolutamente incierto, por eso de la incapacidad de nuestro equipo de vencer sus propias inhabilidades.
Veamos más.
En la segunda ronda, Rosario ganó 12 partidos, empató 2 y perdió 3.
Instituto, por su parte, ganó 9, empató 5 y perdió 3.
River, ganó 9, empató 7 y perdió 1.
Quilmes ganó 9, empató 6 y perdió 2.
Segunda conclusión: los historiales de la segunda ronda de Instituto, River y Quilmes son muy parecidos mientras que Rosario tiene un diferencial ganador aunque con más traspiéses.
Rosario obtuvo el 55% de sus puntos en la segunda ronda.
Instituto, obtuvo el 48% de sus puntos en la segunda ronda. Quiere decir, que vive de la primera ronda.
River, obtuvo el 51% de sus puntos en la segunda ronda.
Quilmes, por su parte, obtuvo el 52% en la segunda ronda, con una performance algo mejor que River y sensiblemente mejor que Instituto.
De los 4 primeros, solamente se cruzarán Instituto y Quilmes, lo que puede beneficiar a Rosario o a River como, también, perjudicarlos.
Tercera conclusión: River está en el montón de los que tratan de ascender de una. No hay nada que lo haga descollar y dejó pasar oportunidades increíbles. Los nombres en River no hacen la diferencia. Ni siquiera 13guet ha podido darnos una mano donde el equipo ha carecido de funcionamiento, situación en la que se puede ver con cualquier equipo contrario, encumbrado o pedorro.
No hay certezas y, ni siquiera indicios. Las estadísticas no nos ayudan y es ahí donde el cuerpo técnico y los jugadores hacen el diferencial de romper  las estadísticas, jugando a algo nuevo, con una nueva pasión y, por supuesto, con una inusual seguidilla de triunfos. Pero es lo que estamos esperando desde la quinta fecha de la primera ronda. No hay arranque del equipo y solamente raptos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....