12 jun. 2012

ESTO ES MUY GRAVE Y COMPROMETE EL ASCENSO


El nuevo muerto por violencia en las canchas se llama Gonzalo Saucedo (la víctima número 267 según la ONG salvemos al fútbol), lo apuñalaron anteayer en plena tribuna de River y más allá de las distintas versiones sobre el motivo del hecho, nuevamente queda al descubierto la negligencia y ausencia de responsabilidades por parte del club y de la policía. 

Las versiones apuntan a laparticipación de la barra o a un enfrentamiento entre hinchas comunes.

Lo concreto es que Saucedo murió cerca de la una de ayer en el Hospital Pirovano y la herida mortal la recibió en la platea Sivori, apenas comenzado el segundo tiempo del partido entre River y Boca Unidos. 

Según testigos, los incidentes comenzaron cuando algunos hinchas cantaban para pedirle a los jugadores que pusieran más garra, y otros pretendieron hacerlos callar. 

En ese clima hostil de varios focos de conflicto en el Monumental, comienzan las irregularidades al por mayor por parte del organizador. 

Saucedo –no era socio– habría llegado por sus propios medios a la enfermería y River lo llevó hasta el hospital en una ambulancia de Swiss Medical sin dar aviso a la policía.

Fue personal de la Policía Metropolitana, con jurisdicción dentro del Pirovano, quien notificó a la fiscalía de Núñez y Saavedra, por el ingreso de una persona acuchillada y, luego, dio el parte de fallecido. 

Esa es las clave de la causa iniciada: por qué River no dio el correspondiente aviso a las autoridades por el incidente. La justicia allanó ayer el estadio 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....