11 jun. 2012


QUEDAMOS PRIMEROS, ACOMPAÑADOS DE ROSARIO
Con más culo que cabeza, River se encuentra primero en la tabla de posiciones, luego de ganar un horrible partido en el que los errores cometidos por los delanteros de Boca Unidos nos favorecieron inmerecidamente.
Qué nos espera en las dos fechas que faltan. Veamos.
Primero, Patronato a quien River ganar 1 a 0 en la primera ronda. Te recordamos que el gol se hizo a los 20 del segundo tiempo y gracias a un grueso error de un defensor que pasa la bola a Sánchez que entra a todo vapor y la emboca.
Patronato juega el lunes contra Rosario y esperamos que le gane. Mañana lunes “todos somos Patronato”. Sea como sea, Patronato desde la fecha 31 hasta la 35, ganó 3 y perdió 1.  River entre la fecha 31 y la 36, ganó 2 y empató 2.
En segundo término, el último partido contra Almirante Brown. A los 12 minutos del primer tiempo excelente pase de el Chori deja a Cave frente al arquero que le sale al área grande, sombrero y golazo.  A los 23 el Chori da un perfecto pase al contrario intentando cambiar de frente, que termina en un foul en la puerta del área y amonestación de Funes Mori. Del tiro libre, se producen jugadas de alta confusión y pelota adentro. Final 1 a 1.
Con esto decirte que no serán fáciles los contrarios. Y River contra Boca Unidos salió mal, acelerado, desconectándose entre sí y dependiendo de la suerte a la hora de las clarísimas 4 chances que generaron los de BU. La defensa horrible. El Chori dueño de la pelota parece aquel pendex dueño de la pelota. Salió bien una pero el resto, un desastre. River pareció el equipito y se salvó de un equipo sólido defendiéndose y contragolpeando.
Si Almeyda no estudia los dos partidos que faltan y atina a establecer estrategia y táctica, comprometerá lo que parece estar a mano, el ascenso.
Para estos partidos, tenemos a un irregular Ponzio que sangró por el equipo y merece nuestro respeto. Pero debe afinar la entrega y abandonar el intento del gol propio que lo lleva a tiros largos cuando tiene compañeros mejor ubicados.
También a un Chori herido, que se ofende por cualquier recontrajustificada impaciencia de los hinchas y precisamente con el tipo que toda pelota parada la patea sin consecuencias serias casi nunca. Suele hablar durante la semana en términos que, luego en la cancha, no se dan. Y se ofende. Insistimos que debe estar en el banco de suplentes los dos partidos que faltan.
Un Trezeguet mesurado, agradecido y comprensivo del hincha. La contracara del Chori. Da seguridad y confianza. Es un tipo solvente y tiene conductas concretas de jugar en equipo.
En fin, faltan dos. No serán fáciles y menos para un grupo de jugadores, muchos de renombres, que solamente un partido –contra Instituto en la segunda ronda- se constituyó en un equipo. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....