24 sep. 2012

EDITORIAL de Recuperemos a River previo a toda la info que bajamos de los medios y que, sin repetirse, exponen claramente nuestra precaria situación.

QUE Daniel Alberto, que el Pelado. River está en situación de descenso a solo 8 fechas de iniciado el primer torneo que suma puntos para permanecer o para descender. Y esta vez el descenso es directo, sin promoción. A solo 8 fechas estamos con Independiente en esa zona.

Ciertamente Passarella no resistirá como Presidente un segundo descenso. En el primero, esquivó su responsabilidad. Esta vez lo desplazará de la presidencia y del propio Club.

Pero como lo urgente es enemigo de lo importante, ¿quién pone confianza en el Pelado para revertir la situación en la que bajo su conducción estamos metidos? ¿Hace cuánto fue que lanzó el New River Concept? Ese cambio de timón que nos ilusionó un tiempo contra Newell´s y que no pudimos sustentar en el segundo tiempo ni repetir contra Racing.

¿Porqué todos los equipos saben jugarnos? Porque nuestro equipo no sabe jugarle a los otros. Y Almeyda está convencido de tener un gran plantel que, haciendo lo correcto debe ganar a todos.

Pero el plantel es mediocre, tal como ocurre desde hace tantos años. Y cuando tenés un plantel mediocre tenés que estudiar al contrario al detalle y armar el juego para tal fin. Solamente contra Instituto en la segunda ronda del Nacional Be lo hemos visto a esto.

Contra Newell´s tuvo Almeyda la ilusión de tener razón: salir a jugar con tal personalidad que avasalle al contrario sin importar a qué juegue este. Como decíamos, duró un tiempo y se convirtió en fantasía avanzado el segundo tiempo.

Pero Almeyda decidió hace tiempo que los jugadores juegan donde a él le parece. ¿Es casual que nuestra debacle contra Newell´s comenzara con un error de un Sánchez posicionado de defensor? ¿Es casual que Maidana se rompa los ligamentos jugando de lo que no juega? ¿Es casual que no lleguen bolas de gol cuando dependen de Aguirre o Sánchez jugando a lo que no juegan? Solamente técnicos muy, pero muy solventes, pueden hacer estos malabarismos posicionales y Almeyda parece no asumir que es un técnico aprendiz aún, que le falta recorrido aún.

Pero tampoco sabemos qué practican entre semana. ¿Pelota parada? River hace años que perdió el ejercicio de esta posibilidad. Si tenemos records de penales errados o atajados. Y se trata de la pelota más sencilla de jugar. 

¿Recuperación temprana de la pelota, en el inicio de la jugada del contrario? Solamente se dio contra Instituto en el partido comentado.

¿Relevo de hombres en la marca del contrario? Defendemos en línea y nos cruzan todo el tiempo.

¿No ser sorprendidos por la cabeza del contrario? Años siendo ganados en nuestra área por la cabeza del contrario.

 ¿Habilidad para pasar la bola a un compañero, y a otro, y a otro? No ocurrió  más que en dos o tres partidos en los 46 dirigidos por Almeyda. A los 3 pases terminan en un pelotazo entregando la bola o enredándose en el contrario.

En fin, no sabemos en cuáles áreas trabajan entre semana, salvo que la mediocridad de los jugadores sea tal que practiquen todo eso y no les salga nada, casi nunca. Estaríamos, entonces, en la peor situación. Por ahora, pensamos en el cuerpo técnico antes que un listado de 22 o 25 jugadores inútiles.

Te presentamos lo que los medios escriben sobre este bochornoso River Plate, sin dejar de finalizar señalando que la institución Club Atlético River Plate está en decadencia. José María Aguilar, Caballero, Israel, Macchi pusieron al club en el tobogán de la decadencia.

Los socios eligieron al peor conductor para sobrellevar la situación y la decadencia comenzó a hacerse entidad: descendimos a la Be y pareciera que volvemos a la Be sin que el técnico de el brazo a torcer y sin que el Presidente haga lo propio. Quedaremos por unos puntos perdidos más atrapados en las personalidades de cabezaduras.

Ahora vamos por si ganamos con Arsenal. ¿Y si no? Renunciar para Almeyda es fracaso y no tiene ninguna ganas. Además, deja de cobrar la rescisión del contrato.

Despedirlo para Passarella es confirmar todo lo monstruoso que se viene diciendo de él. Además, deberá pagar la rescisión de un contrato de 1 año de duración. ¿Y si acuerdan la salida con el pago correspondiente y atendiendo a la necesidad de oxigenar la situación?

Somos riverplatenses desde siempre. Muy críticos desde los tiempos de José María Aguilar. Somos conscientes  de la decadencia de una institución que hace años no califica para ningún torneo internacional y, cuando lo hicimos, perdíamos contra cualquiera.

Decadencia es el término y significa, declive, deterioro, principio de debilidad y desintegración. River se ha convertido solamente en un club barrial, con miles de socios bien atendidos y servidos en sus actividades internas. Para ello, sacrificó lo que le daba prestigio en todo el mundo, su participación en el fútbol competitivo. Gracias a José María Aguilar. Gracias a Daniel Alberto Passarella.Pero, por ahora y de cara al próximo domingo, necesitamos un técnico que nos permita hacer los puntos necesarios para no descender directo. No hay otra. Daniel Alberto Passarella tendrá que rendir después.



Esta es la tabla que en solamente 8 fechas rige los destinos de River. De su técnico y del presidente Passarella. ¿Esperaremos a consolidar nuestro descenso para cambiar de técnico? ¿Resistirá Passarella en el puesto otro descenso? Como ves, la alternativa es de hierro en grado de fundición: el descenso, a solo 8 fechas de haber iniciado el torneo. ¿Te parece que no se debe hacer algo urgente? Si fuera integrante de la Comisión Directiva de River estaría promoviendo en lo inmediato, urgente, en el ya mismo, un técnico solvente que intente algo distinto para hacer jugar a es plantel de mediocres. En segundo término, estaría serruchándole el piso a Passarella. Lo urgente versus lo importante. Almeyda probó de todo a su alcance. Tenemos dudas sobre su capacidad actual, no sobre su potencial. Pero no sabemos qué es lo que se entrena ya que en la cancha no ocurre nada derivado de aquello. La actitud general del técnico en situaciones calientes para el equipo mientras juega es de una exacerbante pasividad, como no sabiendo qué decir, qué cambiar. Técnico y Presidente a la deriva. Primero, necesitamos un DT solvente. Luego, hay que avanzar organizadamente sobre el Presidente

EQUIPO
09-oct
10-nov
11-dic
TOTAL
PJ
PROM.
1
Descripción: http://174.143.168.13/escudos/20.gif
Vélez Sarsfield
82
64
17
163
84
1.940
2
Boca
53
76
16
145
84
1.726
3
Arsenal
57
62
11
130
83
1.566
4
Estudiantes
69
50
10
129
83
1.554
5
Lanús
63
55
11
129
84
1.536
6
Belgrano
0
55
15
70
46
1.522
7
Colón
47
60
12
119
84
1.417
8
Tigre
50
63
4
117
84
1.393
9
Racing
52
50
14
116
84
1.381
10
Argentinos
54
49
12
115
84
1.369
11
Godoy Cruz
63
38
13
114
84
1.357
12
All Boys
51
54
7
112
84
1.333
13
Atl. Rafaela
0
50
10
60
46
1.304
14
Newell`s
42
48
18
108
84
1.286
15
Quilmes
0
0
10
10
8
1.250
16
San Lorenzo
47
44
9
100
84
1.190
17
San Martín (SJ)
0
48
6
54
46
1.174
18


Unión
0
50
3
53
46
1.152
19

River
0
0
9
9
8
1.125
20

Independiente
43
47
4
94
84
1.119
Passarella: "Hay una campaña de los medios en contra mío"
River no logra encontrar la calma. Luego de las últimas dos derrotas del conjunto Millonario por el torneo Inicial, que lo depositaron nuevamente en zona de descenso, el público volvió a reprobar la actuación de sus jugadores, pero por sobre todas las cosas el principal foco de repudió fue contra su presidente Daniel Passarella. Al respecto, en diálogo con el programa Debate Final , emitido por Fox Sports, el máximo mandatario de la institución de Núñez dio su parecer sobre la falta de respaldo por parte de la parcialidad millonaria, que durante el partido ante Racing pidió por su renuncia: "Hay una campaña de los medios en contra mío".
"Ensuciar a la gente así es lamentable. No fui a la cancha porque estuve con algunos problemas personales", sostuvo el ex técnico de River, en referencia a los rumores que indicaban que durante el encuentro ante la Academia se encontraba descansando en Punta del Este. A su vez, el presidente millonario disparó: "Si no voy es porque no voy, y si voy es porque le formo el equipo a Almeyda. A los jugadores no les cae muy simpático que los dirigentes estén constantemente en los vestuarios".
Y agregó: "Almeyda sabe que tiene todo el respaldo. Creo que se lo ganó. Asumió en un momento muy difícil del club".
Por su parte, Passarella se negó a expresarse sobre las polémicas salidas de Cavenaghi y Domínguez, y a una posible vuelta de Ramón Díaz a la conducción técnica de River: "No es momento de hablar de Ramón Díaz".
"Es vergonzoso para el periodismo deportivo argentino que el 70 por ciento de los medios no estén hablando de fútbol. Nosotros estamos sufriendo una campaña política tremenda contra nosotros", lanzó el presidente millonario, quien al mismo tiempo reconoció que "todos quieren mi sillón", en referencia a la oposición del club.
Con relación al descontento del hincha millonario, Passarella vinculó la reacción de la gente a la falta de resultados: "La gente de River está enojada porque el equipo no gana, y River no gana porque no juega bien. El hincha sabe perfectamente cómo son las cosas". Al respecto, agregó: "Estoy bien. Preocupado porque el equipo no gana, pero tranquilo por la gestión que estamos haciendo".
Por último, la máxima autoridad de la institución de Núñez también se refirió a los últimos partidos del equipo: "No mereció perder River [contra Racing]. Se hizo un muy buen partido con Newell´s, uno malo con Vélez y uno discreto contra Racing. Ahora hay que tener la mente fría y estar tranquilos".
Almeyda transita sus horas más complicadas: "Tengo fuerzas para seguir"
Matías Almeyda quedó en el ojo del huracán. Se sabía que una derrota lo debilitaría y, tras la pálida imagen de River en el traspié ante Racing por 1 a 0, el entrenador dejó rápidamente el campo de juego y decidió suspender la conferencia de prensa. Igualmente, al salir del Monumental declaró: "Tengo fuerzas para seguir. Yo nunca prometí nada, sólo digo que lo mío es trabajar y trabajar, siempre".
El entrenador dispuso suspender la práctica de mañana y recién River se volverá a entrenar el martes. Las horas en el club no son las mejores: el presidente no estuvo en el Monumental y hay quienes vieron a la mujer de Matías Almeyda llorando por los pasillos del club.
Alrededor de 300 personas cantaron en el hall del club en contra de Passarella. Si bien Almeyda nunca fue blanco de insultos por parte de los hinchas, hubo cánticos para que vuelva Ramón Díaz y también Fernando Cavenaghi.
En un clima tenso, Almeyda se dobla pero no se rompe
Mauro Alfieri
Soportar una atmósfera de inestabilidad, tolerar las críticas y redoblar el trabajo con el propósito de salir a flote, son los múltiples desafíos que se propuso sortear Matías Almeyda, después del cachetazo que significó la derrota de River en el clásico con Racing. La figura del técnico, cuestionado por el rendimiento del equipo y los bruscos volantazos en la necesidad de rectificar el rumbo, atraparon la atención en el Monumental, el lugar donde cinco días atrás, en el salón auditoro, el presidente Daniel Passarella, con el vicepresidente 1° Diego Turnes como ladero, leyó un comunicado escueto y confuso para tratar de respaldar al proyecto que lidera el Pelado.
Desde hace tiempo, la capacidad de resistencia, los movimientos tácticos y de nombres, y ciertas desprolijidades en el armado de la estructura conviven en la mente del entrenador, respetado y adorado por los hinchas más por su calidad de referente que no titubeó en aceptar la responsabilidad de conducir el equipo en el ascenso, en su primera experiencia como técnico, que por las virtudes de estratego. Entender cuál será el límite y cuándo se agotarán las energías de una persona que admitió tener vacilaciones anímicas, es una respuesta que sólo Almeyda puede ofrecer.
"Trabajar es la única palabra que cabe hoy. Desde la semana pasada que están diciendo que voy a renunciar, y yo reconfirmé (sic). Nunca se me pasó eso por la cabeza. Confío en mi trabajo y en el grupo de jugadores que tengo. Con el apoyo de la gente lo vamos a sacar adelante entre todos. Vivimos en un clima difícil, pero yo estoy con muchísimas ganas de revertir la situación. Soy un agradecido de que puedo ser el técnico de River, que es un lugar que todos quieren, más en este momento. Soy muy respetuoso de los demás, y creo que los demás tienen que ser respetuoso de mi. Después, cada cual puede expresar sus sentimientos, sus deseos, y yo los respeto y los valoro", manifestó Almeyda, alrededor de las 19, desde su auto, a un pequeño grupo de periodistas que esperaban su salida del estadio. El vehículo del DT fue estacionado a la salida del vestuario, sobre la pista atlética, un pequeño dato que describe el ambiente de turbulencia que abrazó a River.
En el discurso se proyecta la determinación por no bajar los brazos. También, la advertencia hacia aquellos que se postulan para sucederlo apenas baje la guardia, ya que de las declaraciones que realizó Passarella se debería desprender que el Káiser no le soltará la mano, como sucedió con Astrada y Cappa.
La semana para Almeyda empezó agitada y terminó de la misma manera. Vapuleado futbolísticamente por Vélez, la filtración de que el ciclo tenía fecha de vencimiento no tardó en estallar. El respaldo público de los referentes -el capitán Trezeguet y Ponzio-, y las palabras de Passarella apenas descomprimieron la atmósfera. La estresante situación viene de arrastre y el desgaste lógico repercutió en el feeling entre el técnico y la gente. Siempre ovacionado cuando se anuncian las formaciones, ayer hubo indiferencia. En el momento más crítico, después del gol de Cahais, no hubo insultos; el grito de guerra fue el pedido por Ramón Díaz.
El armado de la formación, que incluye el banco de los suplentes, el manoseo de algunas piezas, que de titulares pasan a quedar fuera de la nómina de convocados, y las transformaciones del dibujo táctico son decisiones por las que debe responder Almeyda. Y la lesión de Jonatan Maidana dejó al desnudo la ausencia de un defensor entre los relevos, situación que se repitió frente a Newell's, cuando Gabriel Mercado sufrió la ruptura del ligamento lateral interno de la rodilla derecha. Ayer, el volante Affranchino saltó a la cancha; ante los rosarinos echó mano a Martín Aguirre.
La pasividad de Almeyda en la cancha -observó el encuentro apoyado sobre los carteles de publicidad, por momentos con las manos en los bolsillos del jean, y el poco diálogo con sus ayudantes- hicieron imaginar el final. Las versiones sobre que había abandonado el estadio apenas terminado el partido, los comentarios sobre los signos de abatimiento de su esposa Luciana, tras la visita al vestuario, ensombrecieron el panorama. Hasta que el protagonista rompió el silencio y aventó los fantasmas, esos que lo persiguen casi desde que asumió.

Aguanta
Ezequiel Cogan
River perdió con Racing y cayó en zona de descenso, pero Almeyda resiste porque dice tener fuerzas y lo respalda el plantel. Con escaso apoyo dirigencial, lo que pase el domingo contra Arsenal será determinante para un ciclo que tambalea.
River ya se convirtió en todo un fenómeno de taquillas. Es increíble que la gente siga yendo a ver una película que siempre tiene el mismo final. Hoy el protagonista es Almeyda, pero en su rol ya estuvieron Gorosito, Astrada, Cappa, López... Resulta imposible no asociar las crisis, la remake del hall, los cantos que eran para Aguilar y son para Passarella, el grito de guerra que fue Ortega y ahora es Cavegol, la sombra de Ramón.
Matías Jesús se agarra la cabeza por el gol de Cahais y se aferra tozudamente a la agonía. Le vendió el alma a un banco demoníaco. Aguanta. Aguanta a pesar de que no sienta el respaldo presidencial; aguanta a pesar de que haya dirigentes que ya tienen redactado el telegrama de despido; aguanta a pesar de conducir al único equipo que pierde contra un rival que no lo ataca; aguanta a pesar de que esté en riesgo la gratitud y el cariño que aún sienten los hinchas por él. Justamente, el Pelado sabe que ese feeling con la fanaticada le da un plus en esta suerte de resistencia, que a otro técnico no le hubieran tenido tanta paciencia y también juega con que no hay en el horizonte un reemplazante potable: Passarella no oye el reclamo popular.
Brazos cruzados y mirada perdida, inclinado sobre uno de los carteles de publicidad, Almeyda se tomó cinco segundos antes de meterse en la manga y una hora y media para asimilar el golpazo dentro del camarín. Luciana, su mujer, estuvo allí pero no más de un minuto: salió llorando desconsoladamente. A esa altura, de un lado de la puerta del vestuario había tufo a final de ciclo. Del otro, el Pelado avisaba: “Sigo, yo voy para adelante”. Después de que los jugadores se fueran todos juntos y en silencio, el técnico se quedó con Turnes, Solassi, Mancusi y Bravo, los directivos que bajaron luego de la segunda derrota al hilo que dejó a River en zona de descenso. Si bien no lo invitaron a dar un paso al costado, tampoco le hablaron como si fuera el Ferguson de Núñez. Y si en Sarandí no se cosecha un resultado positivo, ahí sí orquestarían una salida de común acuerdo.
Los referentes del plantel ya salieron a bancarlo la semana pasada e, internamente, el Pelado considera que los jugadores todavía le responden, que lo respetan. Piensa que irse ahora sería tirar la toalla antes de tiempo y que eso no cuadra con su perfil de “luchador”. Dice que su vida es una pelea constante y que por eso aguanta. ¿Hasta cuándo? Bueno, ustedes saben, el fútbol es muy dinámico y cambiante...
Riesgo DT (7a. fecha Torneo Inicial 2012)
Arde el podio con entrenadores de equipos grandes. El ranking de los DT cambia fecha tras fecha. Almeyda, Caruso Lombardi y Zubeldía, obligados a hacer reaccionar a sus dirigidos para que no se les hunda el barco. Tienen con qué.
1
Rodolfo Arruabarrena ( Tigre )
En riesgo. Tigre sigue sin poder sumar de a tres. Ni en su casa ni jugando bien. Empató con Colón (2-2) y sigue en zona de descenso directo. ¿Qué le falta al equipo del Vasco para ganar? No puede dejar pasar más tiempo.
2
Matías Almeyda ( River )
En riesgo. Los rumores sobre su alejamiento, y la ausencia de desmentidas por parte de la dirigencia, lo impulsa en el ranking. River fue paseado por Vélez: el Pelado no encuentra el equipo. Partido clave el del domingo, ante Racing como local.

3
Rubén Forestello ( Atlético de Rafaela )
En riesgo. Su equipo volvió a sumar: igualó 1 a 1 ante Unión en Santa Fe. Punto clave en la lucha por mantenerse al margen de la zona roja. Baja una posición.
4
Luis Zubeldía ( Racing )
En riesgo. Otro que tambalea: Racing juega mal. Y la gente, tras la derrota del sábado 1 a 0 ante Estudiantes en Avellaneda, protestó mediante silbidos. ¿Dónde quedó el Racing que barrió a Independiente?
5
Ricardo Caruso Lombardi ( San Lorenzo )
En observación. Se quejó por el arbitraje (San Lorenzo cayó con Newells 1a 0 con gol de penal). Pero no contempla la autocrítica: por cómo se reforzó, su equipo está para planteos más agresivos. Abusa de la especulación.
6
Diego Cagna ( Estudiantes )
En observación. Ganó Estudiantes, superó a Racing en Avellaneda pero aún no ofrece garantías de equipo sólido. Al Pincha le cuesta convertir y llevar peligro al arco rival.
7
Américo Gallego ( Independiente )
En observación. La derrota ante Boca en el clásico lo hace subir algunos puestos. Su equipo tenía el partido medianamente controlado, pero nunca supo cómo lastimar a los de Falcioni.
8
José Romero ( All Boys )
Estable. Segunda derrota consecutiva de All Boys. Esta vez fue ante Argentinos como local (0-1) sin jugar bien. Pagó caro una desconcentración sobre el final del partido. Tiene que mejorar mucho para no sufrir más adelante con los promedios.
9
Omar Asad ( Godoy Cruz )
Estable. Se recuperó Godoy Cruz y se prende en el campeonato. El Tomba derrotó a San Martín, demostró que cuando David Ramírez está bien, es un equipo interesante. En Mendoza se hace fuerte.
10
Gustavo Alfaro ( Arsenal )
Estable. La semana pasada se sumó a este ranking porque su equipo había sido goleado. Su estadía dependía de esta jornada. Y Arsenal volvió a caer. Como local ante Belgrano, demostró que está lejos de aquel equipo que fue campeón

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....