21 oct. 2012


QUILMES 0 – RIVER 0
Si decíamos que tres partidos ganados y bien jugados indican tendencia, el River contra Quilmes ha sido un retroceso respecto de los dos partidos anteriores. Sin funcionamiento alguno, ha perdido pelotas, pases y ha creado pocas posibilidades. Ciertamente, muchísimas menos que las generadas por Quilmes que ha sabido aprovechar los enormes agujeros de nuestra defensa. Principalmente, por nuestra derecha, González Pirez, donde hubo varias entradas a nuestra área.

La línea media ha sido un desorden obligando a bajar los delanteros. Lanzini  con escaso toque y ninguna peligrosidad. Ponzio desaprovechando, nuevamente, sea desde lejos, sea en la decisión de pase en el área. Sánchez trota, arranca, pero sin más nada que eso.

Destacamos, en este primer tiempo, a Barovero: si nos vamos cero a cero es por nuestro arquero. Salvó pelotas de gol muy concretas.
No hay tendencia en nada. River ha salido al campo y ha jugado en estado de naturaleza.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....