2 jun. 2013

ARGENTINOS 2 RIVER 0

Jugaron el postulante al primer puesto y el último en la tabla y en el descenso.

Jugaron el que tiene 22 goles a favor y 13 en contra  el que tiene 8 goles a favor y 20 en contra.

Jugaron el que tiene 8 partidos ganados, 2 perdidos y 5 empatados contra el que tiene 1 ganado, 5 empatados y 9 perdidos.

Contra este contendiente, River no pudo y hasta sufrió. Este fue un partido dificilísimo para River, curiosamente.

En el primer tiempo, las mejores chances de gol fueron de Argentinos. Las chances para River, Rogelio Funes Mori, jugando el 100vo. partido en la delantera de River, que en 100 partidos sumó solamente 20 goles, rifó cada bola por encima del  travesaño.

Algo hizo Argentinos para trabar nuestro juego, anulando las subidas de Vangioni o los intentos de Iturbe. Lanzini tuvo intentos serios e interesantes para el triplete ofensivo, sin consecuencias.

A los 33 Funes recibe de cara al arco hacia la derecha e hizo la de cualquier delantero con escasas habilidades: pateó fuerte y lineal … ¡al arquero! Ninguna sutileza, giro, engaño. Nada.

Seguidamente, el gol de Argentinos. ¿Increíble? No, hemos vivido tantas veces esta situación que es lo que temíamos con el paso del tiempo sin concretar nada: nos embocan al final.

Y nos vamos preocupados: el próximo partido nuestro es ¡Independiente!, otro de los agónicos equipos que, es previsible, se agrande contra River y la pasemos mal, lo suframos. ¿Cómo lo logran?. Lo hacen.

Seguimos segundos y con chances si Newell´s se decide a perder cosa que no parece que fuera así.

Ya está en nuestro ADN el papelón. El último logró trabarnos y ganarnos. Simple y contundente. Y la vergüenza final, el segundo gol de Argentinos, con caída de González Pirez, bailecito en nuestra área, pase y gol. Con todo el tiempo del mundo, ante la mirada de nuestros débiles defensores.

Así somos querido riverplatense. Perdemos con quien habría que ganar. Ganamos contra cualquiera. Empatamos con el resto. El último nos goleó, en un final humillante.

Ciertamente para el primer puesto no estamos. El segundo, si Lanús pierde y nosotros ganamos. Cosa fácil de decir pero, para River es absolutamente difícil. ¿Terceros será nuestro destino? Parece que será la buena noticia. Porque si es por vocación de primeros....decididamente no la hay.








No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....