1 sep. 2013

BOMBEADOS Y TODO, NO JUGAMOS A NADA AÚN CUANDO, DE PRONTO, HACEN QUE JUEGAN

SAN LORENZO 1 – RIVER 0
SEGUNDO TIEMPO
River salió con otra energía y tocando y tocando imprimió un ritmo tan distinto al del primer tiempo que promete con otro partido. Kraneviter más cerca de Ledesma, permitió un desplazamiento de la pelota aunque también con pelotazos. No se logra evitar en el inicio del segundo tiempo la mala entrega de la bola. ¿Sabrán nuestros jugadores que se juega a pasarla a uno propio? Parece una estupidez lo que decimos pero es tan frecuente el mal pase que uno se plantea la duda.

En menos de 10 minutos, Ledesma es amonestado  por protestar: ¿y si jugás pelado?, dale.

A casi 10 minutos tiro de pelota parada que Barovero rebota hacia su izquierda, salvando de otra oportunidad de gol. Corner, tiro, despeje a nuevo corner con riesgo.  A los 11 penal de Vangioni (el tipo no es defensor, pero hace como si) y bueno. Barovero ataja, línea cobra adelantamiento. Nervios desde el propio Barovero. ¿Alguien cobra estas cosas en nuestro fútbol? Solamente a River. Y, ciertamente, no hubo tal adelantamiento. Barovero amonestado y llevamos 3. Todo mal y veremos cómo reacciona nuestro equipo. Perdemos a los 17 minutos 1 a 0.

Sale Mora, entra Lanzini y sale Rojas y entra Ramiro. ¿Son cambios para el cambio? ¡Mmmmm!

San Lorenzo se repliega y nuestras líneas pueden jugar, pasando, en velocidad e intentando, pero usualmente lejos del arco contrario. Mayor ritmo, tenencia y seguridad en el pase pero sin riesgos aún para San Lorenzo a los 26 minutos. Ganamos el terreno cedido por San Lorenzo, pero sin creación alguna de peligro. Carbonero, en tiempo de descuento, rifó la bola a la tribuna, en una muestra de la categoría de esta incorporación.

No tenemos equipo. Se han ido integrando jugadores que carecieron de pretemporada. El desafío es el mismo que tiene River desde tiempos de José María: conformar un equipo. Hasta ahora, hemos tenido aglomerados humanos con éxito a partir de iluminados e iluminaciones y hasta mucha suerte.

En la quinta fecha de este torneo, River ya perdió 11 puntos de los 15 en juego. Conquistó solamente 4 sobre 15, es decir, un pobre 27% de los puntos en juego. River se posiciona en la parte baja de la tabla de posiciones y de lo visto contra San Lorenzo, el equipo debería jugar los 90 minutos como los 10 minutos en que San Lorenzo se replegó en el segundo tiempo. Claro que, para ello, los contrarios deberían jugar sin presionarnos, ni teniendo un esquema de juego contra River. ¡Mucho pedir, ¿no?!

Quedamos 7 sobre 9 y, ciertamente, Ramón no está dando en el clavo por lo que es previsible que nos tome más partidos lograr un juego decente, aceptable y ganador.

Malos resultados. Malos pronósticos. Y con ambos malos, la renovación del contrato a Ramón empieza a parecerse a otra cargada de la directiva para con los hinchas del Club.

PRIMER TIEMPO
San Lorenzo llevó a cabo un planteo ordenado y con criterio de ataque, desbordando y metiendo acertadas diagonales hacia el área nuestra. Generó en 25 minutos al menos tres situaciones concretas de gol, la primera en dos minutos que debió de haber sido gol. Además de una defensa absolutamente permeable, a Barovero no se lo ha visto muy seguro. Superioridad de San Lorenzo que fue creciendo en el primer tiempo ante un River que apostó al contragolpe saliendo con pelotazos a jugadores que rara vez les llegó limpiamente la bola o, haciéndolo, fueron ahogados en la defensa. La entrega de la bola sigue siendo un problema en River: nadie hace pases claros y quien recibe termina encerrado o dando un mal pase.
Sin asociación y sin penetración, River generó una sola situación clara de gol que, lamentablemente, Mora ensució parando la pelota con la mano frente al arquero contrario.
¿Qué podemos decir de Fabbro, Kraneviter, Mora y Teo? Lamentablemente, nada.
A los 31, un cambio de derecha a izquierda, permitió una nueva oportunidad de gol que Barovero frusta y, en el rebote, la mandan a los caños. Debemos agradecer esta inutilidad de los delanteros de San Lorenzo. A los 42, un tiro libre de 31 ms es detenido en dos tiempos por Barovero. A los 45, ¿qué quisiste hacer Maidana? ¿Es posible que un profesional realice esa maniobra en la mismísima área? Increíble.
En tiempo de descuento el arquero de San Lorenzo desvía un flor de tiro de Fabbro desde fuera del área.
Milagro, nos vamos al descanso empatados.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....