5 sep. 2013

RIVER 0 - SAN LORENZO 0
COPA SUDAMERICANA
PRIMER TIEMPO

Lo primero es preguntar quién decidió empapar el campo de juego y provocar mil caídas de nuestros propios jugadores. La pregunta es, ¿se puede ser tan pelotudo a esta altura del partido para que hayamos puesto en riesgo el juego y casi con exclusividad de nuestra parte?

Lo segundo es que River jugó mejor que lo que vimos anteriormente, pero el pase final sigue siendo dificultoso y la verdad es que no se genera riesgo serio en el arco contrario.

Lo tercer es que San Lorenzo fue el que generó situaciones de gol y en buena cantidad, convirtiendo a Barovero nuestro jugador imprescindible, la estrella del primer tiempo. Han sido tales las dificultades de nuestro arquero, que el grueso de las atajadas han sido con rebotes sin poder afirmar la bola en la mayor cantidad de sus intervenciones. ¿La pelota mojada? Volvemos al pelotudo que lo hizo.

Lo cuarto es que hicimos negocio empatando al final del primer tiempo. No sabemos qué tipo de reacción puede tener River. Deberá, eso sí, encontrar botines que les permita afirmarse en el estúpidamente empapado campo de juego. En nuestra delantera, Mora confirma que es Mora con lo que, finalmente, no hacemos mucho. Carbonero corre y corre y logra desbordes pero sin riesgos a la vista para San Lorenzo. Vangioni también tiene velocidad, pasa al ataque. Encontrarse nuestros jugadores en el área es muy dificultoso y cuando han logrado alguna bola juegan en dos o tres tiempos con lo que se pierde inevitablemente la pelota. 

En defensa, Pezzella ha llegado a errar una bola que le pasó por encima a un contrario. Balanta en el área despejó en pase directo a un delantero de San Lorenzo. Los desbordes por los laterales han sido permanentes y profundos.

En fin, River debe apostar al cero a cero y solamente de suerte, de azar o como dicen en el rioba, de orto, lograremos un gol. Claro, si no se cambia en el segundo tiempo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....