30 nov. 2013

Ramón Díaz: un técnico en caída libre y que desde
hace años dejó de ser 'ganador'

Como consecuencia de los malos resultados, Ramón Díaz puso en duda su continuidad en River, y el partido de mañana ante Argentinos será fundamental para empezar a 'tantear' lo que viene. Pero... ¿Es llamativo que el riojano tenga malos resultados? No, para nada. Desde 2007 (campeón con San Lorenzo), sus números fueron muy pobres en todos los equipos. Es más, fue partícipe del descenso de Independiente.

Muy lejos ya quedaron esas épocas gloriosas de Ramón Díaz como entrenador, que comenzaron con su primera experiencia como director técnico, al frente de 'su' River. Ganó todo (y mucho) a nivel local; mientras que en el plano internacional también obtuvo logros de gran valía (Copa Libertadores, Supercopa) y lo único que le quedó por obtener fue la Copa Intercontinental.

Esto sucedió entre 1995 y 1999. En ese año, decidió irse del "Millonario" y tuvo un par de temporadas sabáticas, regresando al 'ruedo' en 2001, también para dirigir a River. En esos dos años, los resultados ya no fueron los mismos; aunque sí logró salir una vez campeón (en el Clausura 2002).
Luego, cinco años más tarde, llegó a San Lorenzo. Con el "Ciclón" volvió a 'gritar' campeón, ya que obtuvo el Clausura 2007. Sin embargo, al año siguiente debió irse de mala manera, -peleándose con los principales referentes del plantel- luego de quedar eliminado de la Copa Libertadores 2008.

Este fue el primer 'eslabón' de una cadena repleta de malos resultados. Es decir, a partir de ese momento, y en cada oportunidad que tuvo de dirigir, Ramón tuvo muy malos resultados.

Así le pasó en el América de México en 2009, donde los despidieron por pésimos resultados. Un año más tarde regresó a San Lorenzo y siguió en 'caída libre', ya que también tuvo que irse (en este caso, renunció) como consecuencia de su muy floja campaña. Y lo peor llegó en Independiente: sólo sacó el 39 por ciento de los puntos, se fue luego de cuatro derrotas consecutivas y es uno de los responsables del descenso que, en junio de este año, tuvo el equipo de Avellaneda.

Repasemos...

EN EL AMÉRICA DE MÉXICO:
* Dirigió en el Apertura 2008 y en el Clausura 2009.
* Gaño sólo seis partidos, empató siete y perdió 8.
* Sacó el 39 por ciento de efectividad.
* En el 2008 dejó al equipo en la última posición en la general, quedando afuera de la Liguilla por el título; mientras que en 2009, fue eliminado del torneo 'Interliga' y la dirigencia decidió echarlo tras cuatro fechas.

EN SAN LORENZO:
* Volvió para el Apertura 2010 y el Clausura 2011.
* Ganó 10 partidos, empató nueve y perdió 11.
* Sacó solamente el 43 por ciento de efectividad.
* Luego de perder con Tigre, 1-0 en Victoria, renunció en el mismo vestuario visitante.

EN INDEPENDIENTE:
* Dirigió para el Apertura 2011 y el Clausura 2012.
* Ganó cinco partidos, empató cinco y perdió siete.
* Sacó el 39 por ciento de efectividad.
* Llegó para reemplazar a Antonio Mohamed, pero los resultados fueron tan malos como en los clubes anteriores. Desde su paso, el promedio pasó a ser el gran 'enemigo' para el equipo de Avellaneda, que en junio de este año terminó descendiendo. Así, con clara injerencia en el peor momento en la historia del "Rojo", se fue luego de comenzar el torneo con cuatro derrotas consecutivas.

EN RIVER:
* Llegó a fines de 2012 (dirigió la última fecha del Inicial de ese año)
* Ganó 17, empató 12 y perdió 15 (entre los torneos locales, la Copa Argentina y la Copa Sudamericana).
* Sacó el 47 por ciento de efectividad.

Números, y más números, que marcan que tanto el presente como el futuro inmediato han tenido un factor común en la carrera de Ramón como entrenador: los malos resultados. Un solo título en los últimos seis años y sin superar el 50 por ciento de efectividad, son el fiel reflejo de su performance.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....