19 ene. 2014

BOSTA 1 - RIVER 1 Primer clásico del verano, segundo partido

Son los mismos jugadores de la segunda decadencia.

Son los mismos técnicos y preparadores de la segunda decadencia.

Esperábamos ver qué de distinto ofrecerían.

Y confirmamos la regla universal: hacer las mismas cosas, con la misma gente dará la misma mediocridad. 

Ante lo visto contra Estudiantes y contra la bosta, es tiempo de los milagros.

Teo Gutiérrez: ¿cobra para hacer nada en la cancha?

Cavenaghi: flojo, como viene en su último tiempo y hasta tonto en su expulsión.

Vangioni: va arriba, corre, llega y rifa la bola. Le cuesta volver. No es su puesto pero Ramón insiste.

Medio campo dibujado, escaso protagonismo, no logra retener la pelota y cuando deben hacerlo se fastidian y la rifan.

Lanzini no tiene madurez para ser el conductor de River y River carece de conductor. ¿Cómo lo resolvés Ramón?

Jugadores sin alma alguna, de trámite burocrático, sin ideas dentro del campo, sin profundidad. Dos buenas chances perdidas pero nada más.

Empezamos mal y pareciera que los males del equipo y la conducción son incorregibles, al menos con los mismos jugadores y técnico a la vez.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....