10 mar. 2014

RIVER 1 - ARSENAL 0


El River de este torneo es superior al del anterior torneo. Cuando Ramón no le impone un dibujo complejo de imposible cumplimiento por parte de sus jugadores, el equipo logra hacerse pases, posesionarse de la pelota y hasta generar varias situaciones de gol. 

Que el equipo carece de efectividad es un dato y se puede buscar la causa en la lentitud de Cavenaghi, en la falta de jerarquía de Teo para definir aunque sea el pivote de nuestro ataque o en un Lanzini que se opaca más de lo que brilla. 

Que el equipo a pesar no recibir goles -salvo contra Colón-, no significa que nuestra defensa no sea vulnerable: el contrario también careció de efectividad a la hora de concretar.

La buena noticia es que ayer ganamos. Lo hicimos de la mano de un dudoso penal aunque desde lo que podemos repetir una y otra vez, el foul inicia fuera del área pero se sostiene dentro del área. Sea como sea, nos cobraron una a favor y, además, Cavenaghi hizo el gol, único y del triunfo.

El equipo, cuando no entra en confusión -lo que puede ocurrir en cualquier momento-, tiene un funcionamiento y una mejor actitud. El 3 a 1 contra Colón tuvo más que ver en la falta de los titulares y el mantenimiento de un esquema arriesgado por parte del técnico.

River así, se prende de la lucha y eso en tanto y en cuanto acabe con la irregularidad que ya lo caracteriza. La secuencia en este torneo es GEPPGEG. Debería sustituirla por ninguna P, más G en forma seguida y, ocasionalmente alguna E. Pero esto es fácil decirlo, muy difícil de ejecutar para un equipo y un técnico que cuando entran en confianza se desbandan y pierden los puntos.

Prudente espeanza que sabe Dios cómo evolucionará.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....