10 ago. 2014

USAMOS TODA LA SUERTE DE LA QUE CARECIÓ GIMNASIA

GIMNASIA 1 – RIVER 1
SEGUNDO TIEMPO – FINAL
Arrancamos el segundo tiempo con más ánimo de adelantarnos y de jugar asociados. A los 2:35 Driussi es fauleado en ¾ de cancha. Tiro libre que sale jugando. De toque en toque, logramos un corner cuando Boyé bscaba a Pisculichi. Surge una contra y una contra de la contra. Se juega más en el medio campo y en la mitad entre éste y el área. 

A los 4, Ponzio logra una amarilla en una falta cuando la bola se iba afuera en el medio campo. Falta de criterio, además de presencia y juego.

El relator expone que de los que hicieron goles en River, no queda ninguno. Grrrrr.

A los 7 pase a Sánchez en la puerta del área grande, pega molestado por el defensor y sin convicción alguna, a las manos del arquero.

River fue creciendo en juego e intención. A los 23 tiro libre en la puerta del área contraria. Patea Ferreyra con la misma solvencia que tantos tiros libres inocuos de todos los últimos tiempos de River.  A los 25 se corta la luz y tardan 5 minutos en recuperarla.  Gimnasia arranca con más ímpetu, generándose un foul de Sánchez en ¾ de nuestro campo. Centro a nuestra área pero salimos de allí aunque volvemos y salimos y volvemos. Qué querés que te diga.

En el campo está Mora quien entró antes del apagón por Driussi. Teo Gutiérrez ingresa por Boyé.

Piscu intenta un pase en ataque….al contrario. Grrrrr.

River ha ido de menor a mayor, logrando sobre el final, asociarse, avanzar e inquietar a la defensa contraria. No ha generado jugadas comprometedoras, pero algo es algo ya que no encontramos con qué más ilusionarte.

A los 41 el partido va y viene y te deja la sensación de que si se supera el empate, podría hacerlo cualquiera.

Ya en tiempo de descuento un tiro libre es aprovechado por Teo y logra un gol. Piscu pateó impecablemente el tiro libre y, contradiciendo lo dicho anteriormente, Teo cabecea solo frente a un arquero que sale mal. Gol.  Saca Gimnasia, corta la bola River, pase de Teo a Mora quien la toca por arriba de un arquero que salía a encontrarlo y sale afuera ahí nomás. Despertó River y los delanteros con oficio buscan la bola, la juegan, arriesgan, desbordan.

Son 12 minutos de descuento por el corte. A los 3 minutos recuperados, River gana y tiene un corner, del que surge un intento abortado de contra.

Nuevamente Mora se mete en el área por derecha y empuja un corner que se realizará cansinamente y sin consecuencias.

El partido se calienta. Gimnasia quiere empatar. River pretende otro más. Sánchez mete un buen pase a Piscu en el área, intenta un pase atrás y al medio pero la entrega.

Gimnasia intenta contragolpear. River trata de cortar en origen y, de no poder, en la siguiente línea. Más solvente, entonces, genera más juego, con mayor velocidad y escozor para el contrario.

A los casi 9 de la recuperación, nuevo coner a River, pero despejan hacia contra que cortamos en el medio campo.

A los casi 10, Chiarini nos salva de una contra, un tiro desde fuera que cabecean desviando el tiro y Chiarini toca por arriba del travesaño. Pero en el corner, Gimnasia nos emboca, en off side pero cobrado,

Volvimos a ser el River del promedio de estos 10 años riverplatenses.   Finaliza el partido con una contra de Gimnasia que, vencido nuestro arquero, la pelota se va por la línea.

Como dijimos en el primer tiempo, Gimnasia careció de suerte. Más allá del repunte riverplatense, las oportunidades que la suerte de Barovero y Chiarini abortaron a los delanteros de Gimnasia, impidieron un justo triunfo del Lobo.

Comienzo errático de River de la mano del Muñeco y sin varios jugadores clave que, de depender de los nuevos, sentiremos partido a partido.

Debemos reconocer que para haber jugado como jugamos, el empate en el partido inicial ha sido un resultado holgado.

PRIMER TIEMPO

Para el minuto 20, este River con casi todos los de siempre y las presencias de Boyé y Pisculichi con el mando de Gallardo, había logrado un solo pase largo de Ponzio, el control de la bola por Pisculichi, una espera eterna para que se acerquen, pase y nada. Lo siguiente fue un tiro de lejos de Ferreyra, a la tribuna.
Hasta ese momento quien mostraba asociación, ganas, presión y que generó al menos 3 situaciones en nuestra área, fue Gimnasia. A los 22 un avance de Vangioni da otro ritmo a nuestro ataque y parece que lo necesitaremos para resolver los malos pases de nuestro medio, la lentitud en los pases y la imposibilidad de sostener el ataque.

A los casi 25 estamos decididamente colocados en avance, con un solo jugador de aguante atrás y un Barovero  dispuesto  a jugar como un defensor más. Pero la contra de Gimnasia amenaza con pescarnos  mal parados.

A los 27 tiro desde fuera supera a Barovero –quien no quedó bien de una jugada anterior- pega en la base del poste y es enviada al corner. Por suerte, lo que le falta a Gimnasia es suerte. A River, le falta todo. Se patea el corner, va a una cabeza ajena, cabeceo al gol y Barovero salva milagrosamente. La siguiente jugada también es de gol, la bola pasa entre las piernas propias y ajenas y falló un taco a una bola a menos de un metro de nuestra línea de gol.

Nuevo técnico. Nuevos delanteros. Igual que en los malos momentos con Ramón, aquellos que amenazaban con tirarnos en la tabla y, milagrosamente, quedamos primeros.

Perder la bola en pasesitos cortos de la línea media hacia nuestro arco, es ya exasperante. Pero es lo que ocurrió. No saben qué hacer con la bola, ni teniendo espacio, ni careciendo de él.

La hinchada de Gimnasia ya sabe que el partido se puede ganar. Si logra sumar a su mejor juego el factor suerte, tal vez lo logre. Afortunadamente hasta ahora (32 minutos), Gimnasia ha tenido mala suete.

A los 33 sale Barovero lesionado y entra el nuevo, Chiarini. 

Un intento de River y asociación Boyé con Driussi que termina asfixiado por los defensores en el área de Gimnasia.

A los 35 un avance de River por izquierda y con Vangioni, pasa a derecha a Mercado, es decir, los dos laterales en posición de ataca, genera una buena intención que termina en una contra en la que Gimnasia no supo resolver haciendo un pase a jugador en off side. Zafamos nuevamente.

A los 37 Driussi no sabe resolver el mano a mano con el arquero, el rebote logra pasarlo hacia atrás y Ferreyra tira mal.

Si el Muñeco trabajó en algún esquema de juego asociado, no se ve en la cancha y la inferioridad en que se coloca nuestro equipo es visible.  En el medio, una vez más, nada; en los pases mucha imprecisión y pelotas que cuestan controlar y nuestros avances son respondidos rápidamente con contras.

Sobre el final, un intento riverplatense de presionar arriba, en la salida de Gimnasia logra un corner por despeje del defensor de un buen pase a Driussi.

En tiempo de descuento, nuevo corner para Gimnasia que no logramos despejar y cruza a media altura el área. Fin de un primer tiempo que requiere para River ajustes muy importantes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....