29 oct. 2014

ESTUDIANTES 1 - RIVER 2
COPA SUDAMERICANA
PARTIDO DE IDA


Como cuando tuvimos esa tendencia a empatar los partidos, River desarrolla una nueva tendencia: perder los primeros tiempos. El contrario sale a jugar de igual a igual y River permite ataques profundos en su área, con situaciones de alto riesgo y confusión en la parte más riesgosa. 

Estábamos por irnos 0-0 al vestuario cuando un error, de esos que no deben ocurrir en estos torneos, nos puso en desventaja. Barovero sacó hacia Funes quien engancha hacia adentro, la pierde y gol de Estudiantes. 

Hasta ahora, los oponentes que han jugado "a lo River" en esos primeros tiempos, no han logrado sostenerlo: el resto físico de nuestros jugadores es muy superior a los de los contrarios con los que se enfrentaron hasta ahora. Hay un excelente trabajo del cuerpo técnico en esto.

El segundo tiempo vio a un River con más chispa y punzante. Generó un gol en contra y un segundo gol de excelente factura. Volvió el juego asociado, la pelota contra el piso. Y con ello volvió River y su categoría.

Vangioni se lesionó y mientras estuvo en el campo así se sintió en el desenvolvimiento del equipo. El ingreso de Álvarez Balanta dio más tranquilidad defensiva, sin perjuicio de lo cual tuvimos un gran susto, como el salvataje de Maidana en el partido contra Rafaela. Barovero retuvo con lo justo lo que parecía el empate.

Ponzio estuvo mejor que en otras oportunidades, aunque le tomó un tiempo acomodarse. Dio pases inusuales para él, con  oportunismo y precisión. 

Teo anduvo resbalándose mucho pero tiene la impronta de la pausa, la aceleración, la creación. Sánchez está soberbio y el pase-gol que hizo fue con un guante. Solamente un árbitro que no estuvo a la altura del partido pudo sacarlo del campo de juego.

Barovero es un reaseguro en el arco y es un defensor más. El problema para nosotros es cuando se nota, cuando ocurre que nos salva de varias ya que indica cuánto nos llega el contrario.

Los torneos avanzan. River recuperó el triunfo a como cueste, pero deben replantearse las situaciones de los primeros tiempos. Mirá si un próximo contrario tiene más suerte y te emboca 3. 

River volvió a ser River en el segundo tiempo. Sufrió el primero y revirtió el resultado. Muy felices por todo ello y....¡Vamos River!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....