13 oct. 2014


Newell´s 0  - River 1

En esta entrega, tomamos de todos lados. Previamente nuestro comentario.

A River no se la hacen fácil y luego de 4 empates seguidos, logró un triunfo de la cabeza de Funes Moris. La expulsión de la Copa Argentina fue el saldo de un equipo junior que logró empatar hasta el final a uno experimentado como el de Central. Perdimos en penales y punto. Sin embargo, eran 4 empates y todos calcados: perdiendo primero, se lograba empatar más tarde o más temprano.

Contra Newell´s, los comentarios de Radio 10, La Nación, Olé son claros a la hora de analizar el partido. Nos tomaron el tiempo y, además, Gallardo debe poner otros jugadores que los que marcaron el rumbo inicial. Ayer, por ejemplo, sin Vangioni, sin Teo y, por el resto del torneo sin Kranevitter. No compartimos con algún comentario de más abajo: Ponzio no es Kranevitter y la dinámica del equipo es otra con uno que con otro.

Lo que se destaca es que Gallardo supo leer el primer tiempo y, en el segundo, retrasó el equipo en previsión de un inquietante y rápido ataque contrario que llegaba hasta nuestro fondo.

Nos mantenemos en el primer puesto y con la suerte, nada desdeñable, de que todos jugaron para que aumentáramos la ventaja. ¿Suerte del debutante Gallardo?

Finalizando, el Muñeco debe leer la realidad del River que logra conformar cada partido y lograr el éxito a como fuere. Como anoche. Lo está haciendo con lo que tiene que, recordemos, bajo la conducción del Pelado Díaz dejaban siempre más dudas e inquietudes que otra cosa. Ahora, al menos, el hambre de ganar es visible.

Comentarios de los medios

+Newell´s incomodó a River y en el segundo tiempo Gallardo  cambió  y cambiando lo logró. Hacía 7 años que no ganaba en ese escenario. Interpretó bien el partido River. Faltaron Vangioni, Teo y Kranevitter. Ponzio en el primero no anduvo bien pero luego se acomodó. En el segundo cuando River se tira atrás es para contener a Newell´s.  (Radio 10)

+River aprovechó todos los regalos que recibió este fin de semana de sus perseguidores, venció a Newell's en Rosario por 1 a 0, y sacó cuatro puntos de ventaja sobre su único escolta, Lanús, cuando restan ocho fechas para el final del torneo de primera división.

+El único gol del partido lo anotó Ramiro Funes Mori, a los 22 minutos del segundo tiempo.

+El partido fue entretenido en el Coloso Marcelo Bielsa, pero mientras que el local no supo definir las pocas situaciones que tuvo, River en cambio lo sentenció en cuanto pudo.


River volvió al triunfo en Rosario y se afirmó en la punta. El equipo de Marcelo Gallardo derrotó 1 a 0 a Newell's por un cabezazo de Ramiro Funes Mori y cortó así una racha de cuatro empates al hilo (entre torneo local y Copa Argentina). Así, sacó cuatro puntos de ventaja a Lanús, su más cercano perseguidor en el Campeonato de Primera División.

Newell's fue el que más inquietó en la mitad inicial cuando aceleró en los últimos metros del campo rival. Así llegó la ocasión de gol más clara del primer tiempo: Leandro Figueroa dejó mano a mano a Fabián Muñoz pero Marcelo Barovero tapó su remate.

En la segunda mitad, sin embargo, River se adueñó de la pelota y jugó en campó rival. Y, claro, tuvo sus chances. A los 11 minutos, Oscar Ustari salvó a Newell's al taparle un cabezazo a Mercado. Y en la siguiente jugada, el lateral volvió a ganar de arriba y Boyé metió un segundo cabezazo en el área que pegó en el palo. El gol también llegó de cabeza: el mellizo Funes Mori, que jugó por el artículo 225 tras su expulsión en el Superclásico, apareció por el primer palo y le dio la ventaja a River. Luego, los de Gallardo supieron conservar la diferencia.


River es más puntero que nunca: le ganó 1-0 a un difícil Newell's en Rosario, le sacó cuatro a su seguidor Lanús y se afianza en la cima del torneo. Funes Mori le dio el triunfo al equipo de Gallardo tras un corner y un cabezazo letal, como aquél recordado partido con Boca.

Sí fue corner. Y de corner. Y de cabeza. Y de Funes Mori. Cómo no recordar aquel “no fue corner” si las sensaciones son las mismas, pero con diferentes rivales y distintas dimensiones, obvio. Aquella vez fue en el superclásico con Boca, imborrable; y en esta ocasión frente a Newell's en Rosario. Coincidencia: ambas fueron para darle el triunfo a River, que se siente el más líder, lejos. Porque le sacó cuatro a Lanús, que lo persigue, también a Independiente, y se afianza en la cima del torneo.

No fue fácil la construcción de esta victoria para River. Le costó porque Newell's no era un rival sencillo. En el primer tiempo la pelota estaba más por el aire cuando Gallardo pedía que jugaran a dos toques. El fútbol no aparecía y Newell's de a poco empezó a inclinar la cancha. Pero nada para preocuparse demasiado, porque situaciones de peligro sólo pudo generar una: Figueroa habilitó a Muñoz y Barovero le hizo la de Dios y le ganó el duelo. ¿Hubo penal de Mercado a Maxi Rodríguez? El empujón existió, aunque haya sido leve, existió. Pero Pitana no cobró.

Gallardo estaba disgustado por cómo jugaba River. Parece que el reto en el vestuario hizo efecto porque salió a la segunda parte a demostrar por qué es el puntero. Le quitó la pelota a Ñúbel y lo arrinconó en su campo. Le costó la gestación de juego, por eso apeló a utilizar las pelotas paradas o, mejor dicho, los corners. En la primera, cabeceó Mercado de pique al piso y la sacó Ustari. La siguiente, testazo de Boyé y la bocha dio en el palo. Y la tercera, la vencida, Funes Mori se anticipó a su marca, la fue a buscar al primer palo y gol de River, de triunfo, de líder, de lejanía...

A Newell's se le escapó la chance de acercarse a la cima y la gente ya le pide ganar el clásico que se viene frente a Rosario Central. River volvió a ganar (hacía tres fechas no lo lograba) y se consolida en el primer puesto.


Ramiro Funes Mori: el defensor de los goles que marcan campañas millonarias. El defensor jugó por el artículo 225 y, como contra Boca el torneo pasado, marcó el tanto de una victoria significativa

Por Pablo Casazza | Para canchallena.com

ROSARIO.- Ramiro Funes Mori suele hacer esos goles que significan mucho para lo que viene. El anterior fue el de la victoria en la Bombonera en el triunfo ante Boca que impulsó la campaña a la obtención del Torneo Final. Anoche, después de cuatro partidos sin ganar de River, el defensor vuelve a dar en la tecla: se elevó por encima de todos en un córner y le dio los tres puntos a su equipo, que ahora está a cuatro unidades de Lanús, su escolta.

Como en aquella victoria ante Boca en la que marcó el 2-1 del 30 de marzo de 2014, ayer Funes Mori jugó de lateral por la izquierda. Y a pesar de su expulsión en el superclásico pasado en el Monumental, anoche pudo jugar por el artículo 225 pedido por Eder Álvarez Balanta, de gira con la selección de Colombia. Lo hizo en la posición de lateral, donde fue varias veces superado y le costó encontrar la prestancia que había tenido como segundo marcador central, posición en la que actuó Germán Pezzella.

Después de un córner de Pisculichi (la quinta asistencia en el campeonato), Funes Mori le ganó la posición a Víctor López, cabeceó con fuerza y provocó que River estirara su invicto a 24 partidos (torneo, Copa Argentina y Copa Sudamericana). La última derrota fue con Belgrano (1-2, el 6 de abril de 2014), por la 12» fecha del torneo Final 2014.

También se debe indicar que el conjunto de Núñez no lograba festejar desde el 21 de septiembre, cuando goleó por 4-1 a Independiente, en el Monumental. Acumulaba cuatro empates en cadena: Arsenal, Lanús y Boca, por el campeonato, todos 1-1; Central, 0-0 (4-5 en definición por penales), por la Copa Argentina.

Como consecuencia de los viajes de algunos jugadores con sus seleccionados, del cansancio y de las suspensiones, Marcelo Gallardo tiene que armar algunos rompecabezas de cara a los compromisos que deberá afrontar durante las próximas semanas. El partido que viene es por los octavos de final de la Copa Sudamericana, donde el conjunto de Núñez enfrentará a Libertad, de Paraguay. Viajará el miércoles y jugará un día después en Asunción.

El estado de declinación del juego de River es cierto pues hace un tiempo que al conjunto dirigido por Muñeco le cuesta mantener su estilo y su dinamismo en la búsqueda, pero al menos esta vez consiguió los tres puntos, pero si se mira el vaso medio lleno también se puede decir que aún mira desde los más alto al resto de sus perseguidores. Y que ahora está a cuatro de Lanús y que la explicación está en esos goles que marcan el porvenir: los que anota Ramiro Funes Mori.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....