28 nov. 2014

¿QUÉ CELEBRAMOS LOS MILLONARIOS? UN RACCONTO DE LA NACIÓN

RIVER 1 – BOSTA 0
¿Qué festejan gallinas? Fue la pregunta de Vicky en el Facebook. Recortamos de un medio lo que festejamos, le hicimos un moñito y se lo mandamos a Vicky. Acá va todo lo que festejamos tras el gol de Piscu que nos dio el triunfo ante la bosta:

El año de River: jugaron ocho superclásicos y Boca no le pudo ganar
El conjunto millonario se llevó amistosos de verano, partidos del torneo local y hasta la alegría en la Copa Sudamericana

Más allá de los títulos del primer semestre y el buen andar de la segunda mitad, aunque por ahora no tiene asegurados los festejos, River también se podrá vanagloriar de un 2014 perfecto ante Boca. 

En el duelo más importante del fútbol argentino, que los xeneizes dominan en el historial general, los millonarios cerraron el año con un balance más que positivo: de los ocho partidos, ganó cinco (uno por penales) y empató tres. Esta vez, Boca no pudo.

En el verano, River, con Ramón Díaz en el banco, logró buenos resultados en la pretemporada. Tras un empate 1-1, ganó los siguientes por 2-0 y 2-1. Después, se quedó con el 2-1 en la Bombonera, en el primer cruce oficial, y festejó en México por penales, en un amistoso que finalizó 1-1 en el tiempo reglamentario. 

Ya en la segunda parte del año, igualaron 1-1 en el Monumental, por el torneo de Primera División, y llegó la hora de eliminación en la semifinal de la Copa Sudamericana . Ahí, River, que nunca lo había sacado a Boca en una serie internacional de eliminación (Supercopa 94, Libertadores 2000 y Libertadores 2004), logró un 0-0 de visitante y festejó el pase a la final de la Sudamericana con el 1-0 como local. 

Así, más allá de cómo termine el 2014, le puso el moño a un año sin caídas ante el rival de toda la vida. El año de River..

Después de 11 años, River vuelve a una final internacional
El Millo había disputado la definición de la Copa Sudamericana 2003 ante Cienciano, finalmente campeón; ante Atlético Nacional irá en busca de un trofeo que le falta

Cuando el 19 de diciembre de 2003, poco después de las 21 de Perú, el árbitro uruguayo Gustavo Méndez decretó el final de Cienciano 1 - River 0 y la consagración histórica del equipo peruano en la Copa Sudamericana de aquel año, ni el más pesimista hincha del Millo imaginó que debería aguardar más de una década para volver a disputar una definición internacional.

Pues bien. Cuando el próximo miércoles dé comienzo el partido de ida de la final de la Sudamericana 2014, habrán pasado 4002 días entre aquel desenlace y este.

Más allá de haber sido la última vez que estuvo cerca de lograr su sexto torneo internacional, el recuerdo no es grato. Cienciano le empató en el Monumental 3 a 3 en un partido emocionante, y le ganó 1 a 0 de local.

El rival en este caso será Atlético Nacional, que sorprendió a San Pablo y lo eliminó por penales en Brasil.


Las polémicas del superclásico: el gol mal anulado a Boca y el penal en contra de River
Además, ¿Ponzio debió haber visto la roja en el primer tiempo?

En un partido lleno de fricciones, el primer tiempo del superclásico dirigido por el árbitro Delfino tuvo algunas polémicas. Desde el ¿correcto? penal que cobró apenas comenzó el partido hasta el gol mal anulado a Gigliotti, mirá las jugadas:


La emoción de Marcelo Barovero, el héroe de la noche ante Boca

A los 15 segundos, Rojas le pegó sin querer a Calleri y el árbitro Delfino cobró foul; el 1 de River le atajó el remate a Gigliotti

Iban 15 segundos del primer tiempo cuando el Monumental se enmudeció. Es que, en una desinteligencia defensiva de River , Ariel Rojas le pegó sin querer a Calleri y el árbitro Delfino cobró penal para Boca. Finalmente, Marcelo Barovero se lo atajó a Emmanuel Gigliotti.

Tras el partido, Trapito reconoció que estudió a su ejecutante. "Había visto un penal y si se frenaba, abría el pie. Y pasó eso", contó con simpleza el arquero riverplatense.

"Son series complicadas estas, hay que tener la mente fría", afirmó mientras el MOnumental explotaba con sus 60 mil hinchas y la noche se iluminaba con fuegos artificiales preparados en el club.

Barovero no se queda en este paso enorme hacia la final de la Sudamericana y quiere más: "Esperemos el domingo darle una alegría a al gente", ante Banfield en el intento de recuperar la punta del torneo local que perdió a manos de Racing.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....