23 nov. 2014

RACING 1 - RIVER 0

Y va cayendo por propio peso una de las más fantásticas ilusiones que se hubieran creado en River en los últimos 10 años. 

Hubieron alertas. Como cuando por cinco partidos consecutivos perdíamos en los primeros tiempos y, finalmente, lográbamos empatar.  Pero la derrota contra Estudiantes -todavía nos quedaban puntos para regalar- debió ser un alerta roja. Sin embargo, el empate contra Olimpo empeoró la situación y, finalmente hoy contra Racing, comenzó el descenso. 

River llegó a dos finales devastado. Al punto de que contra la bosta por la idea de la Sudamericana debimos aceptar lo que vimos: un equipo replegado jugando al empate. Y fue lo correcto dado el estado físico de un plantel sobreexigido al inicio del torneo local y que sufriera las bajas por lesiones y cansancio. 

¿Por qué no hizo el mismo planteo hoy contra Racing? Sólo debíamos empatar para continuar primeros. ¿Por qué poner 8 suplentes y hacer reemplazos con más suplentes y jugar al ataque? Una equivocación enorme que nos deplaza al segundo puesto.

Jugamos con 8 suplentes. Tres de ellos sin juego en muchísimo tiempo: Osmar Ferreyra (¿qué hace todavía en River?), Cirigliano (¿qué hace todavía en River?). Y Cavenaghi quien efectivamente hizo una diferencia en nuestro ataque.

Es cierto que Racing no hizo el gol del triunfo. Lo hizo el ya inefable Ramiro Funes Mori que, tal como su hermano antaño, porta un gen que se vuelve contra River. Rogelio, dejó de hacer goles y pifiarlos escandalosamente. Ramiro, favorece los goles del contrario. Es un gen. Detona un día y nada lo para. Hoy, nos costó 3 puntos y la pérdida de la punta.

¿Por qué llegamos a esta situación? ¿Empatando contra el penúltimo? ¿Jugando a la defensa del castillo contra la bosta? ¿Perdiendo hoy la punta?

Creemos que el "modelo Muñeco" ha sobreexigido a los jugadores al punto de esta exhaustos. Por eso debió dar descanso a 8 jugadores, nada menos de cara al próximo partido contra la bosta en el Monumental. Pareciera que recuperaremos algunos jugadores mas no el ánimo descendente que nos acompaña en los tres últimos partidos, faltando solamente dos para terminar el torneo local y uno para la Sudamericana.

Todo lo que marcó el inicio de la era Gallardo fue un soplo de verano. Nos posicionó en el torneo local y en la Sudamericana pero al riesgo de la evaporación en la línea final. 

Si esperábamos el milagro de que Cave o Krapof revirtieran la derrota ante Racing, ahora debemos esperar dos milagros: vencer a la bosta y que sumemos los 6 puntos que faltan en el torneo local debiendo, a su vez, Racing perder algún punto. Todo indica que se tratará de un milagro, ya que mientras Racing viene en ascenso luego de un penoso arranque, River viene en descenso luego de un promisorio arranque.

Como en otros tiempos, amiga y amigo riverplatenses, debemos rezar. El Muñeco viene errando y si bien advirtió tempranamente que tenía un plantel chico, no actuó como si lo tuviera sino que, por el contrario, lo jugó a fondo como si tuviera reemplazos hábiles para sostener triunfos. No fue así y hoy lo estamos padeciendo.

Hasta el jueves con la prueba mayor: pasar de ronda en la Sudamericana. Contra la bosta. La misma que, como Racing, viene en ascenso.

Contra Racing muchos twiteros reclamaban "huevos". Es un error reclamar lo incorrecto: no importa cuánto corras si no hay talento. Los 8 suplentes de River, combinados con el gen Funes Mori, no generaron situaciones reales de gol. Y contra eso, no hay antídoto más que un milagro.

¡Vamos River!

Postada. Te explicamos lo del gen Funes Mori.

El ADN de los Funes Mori tiene un gen con estas denominaciones: a) gen FM 1Ro y b) gen FM 2 Ra.

El gen tanto FM1 como FM2 detona un proceso en cada uno de los hermanos Funes Mori que los lleva a "patear en contra". El FM1 lo que hace es que, mientras estuvo en River, no hizo un puto gol más a pesar de que le dejaras el arco libre y los defensores petrificados. El FM2 hace que el defensor entregue goles al contrario. Cada tanto se equivoca y él mismo hace goles en el arco contrario pero, luego, corrige la situación con un gol en contra o la entrega del gol al contrario. 

Si contra Racing hubo 8 suplentes más los cambios con más suplentes aún, también es cierto que Racing no llegó al gol. Se activó el gen FM2 y listo: partido liquidado.









No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....