16 nov. 2014

RIVER 1 - OLIMPO 1

Y River suma una desazón más. Con todas las expectativas e ilusiones, cada partido que pasa River es una degradación. En algunos partidos, salió adelante por la categoría de dos jugadores que nos faltan, Sánchez y Teo, pero a fuerza de ellos y nada más. River hace rato que marcó un antes y un después, cuando empató 5 partidos seguidos y multiplicó malos primeros tiempos y recuperaciones a lo guapo en el segundo.

Olimpo venía penúltimo. River venía con sobrados puntos en la punta. Hoy River apenas araña 1 punto de su seguidor, habiendo rifado lo construido y generando toda suerte de dudas sobre el final del torneo. 

Pareciera que Gallardo de partido en partido no logra hacer reaccionar a sus dirigidos ni siquiera para evitar que cometan infantiles errores. Que Ponzio entregue bien la pelota es una hazaña. Funes es la segunda vez que genera el gol y favorece al contrario. Si hasta Barovero se complicó hacia el final arriesgando, con un hombre más nosotros, siquiera el empate.

El equipo no tiene sus jugadores estrellas y lo siente. Ni siquiera el método logra que levante y, nuevamente, aparece un equipo sin alma ni garra. Al menos, con parte de las estrellas, se lograba el chispazo, el empuje sobre el contrario hasta doblegarlo. Nada de eso se vio contra el penúltimo equipo del torneo nacional.

Más vale que vuelvan los que no están. Se promete que volverá Cavenaghi lo que es un agregado al armado del equipo y veremos si es para bien o es neutro. River está en alerta amarillo faltándonos jugar contra el propio Racing (segundo) y con Quilmes (último), por ejemplo, dos equipos que por distintos motivos nos van a hacer parir cada partido. Al menos si el Muñeco no logra revertir esta regresión a los peores tiempos de River.

Nos queda, además, la Sudamericana, donde nada menos que debemos jugar contra una bosta que viene en ascenso, en mejoramiento continuo. Es como que River se viene olvidando de a qué jugaba mientras que cualquier oponente nos hace fuerza.

En nuestra opinión, el Muñeco es realista y no está mirando para otro lado. La cosa puede ser peor: que siendo realista y haciendo todo a su alcance, simplemente el equipo no está dando para lo que amenazaba, lo que prometía.

¡Vamos River! No rifés lo hecho



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....