16 mar. 2015

ARSENAL 3 - RIVER 3

O, de cuando cualquier pedorro equipo te juega y hasta te gana.

O, de cuando cualquier equipo te hace juego y, sin importar cuán pedorro o excelente sea, te hace juego y hasta te gana.

Esta es la realidad de River, en la que se va el primer tiempo 3 a 1  y con -al fin- una jugada propia de un delantero experimentado, Mora pone 3 a 2 y genera expectativss de, al menos, empatar. Claro que antes, Arsenal tuvo dos oportunidades concretas de aumentar el marcador, gracias a un equipo desarticulado, que entrega la bola más al contrario que a un jugador propio, en una regresión increíble para un equipo profesional de la Primera de River.

Vergonzoso desarrollo de un partido contra el último en la tabla. Arsenal había logrado solamente dos puntos y llevaba dos empates y dos derrotas. 

Pero salió a jugarnos de igual a igual, sin respeto alguno ya que parece ser que no lo merecemos y, nuevamente Funes estuvo en la jugada del primer gol contrario. Haya sido foul no cobrado, lo cierto es que es el sexto partido entre el torneo de fines del 2014 y este año, en que Funes participa de los goles del contrario. ¿Qué más espera el Muñeco para mandarlo al banco de cualquiera de los dos equipos?

Cave, morfón, lento, previsible. El Pity González tuvo la genialidad del empate y alguno que otro intento más. Ponzio. Ponzio. Ponzio, qué querés que te diga. 

Perdiendo por un gol, y en 15 minutos del segundo tiempo y con dos cambios hechos por el Muñeco, River reacciona y muestra, por primera vez en el partido, que quisiera un resultado mejor que el que viene logrando.

River está en serios problemas. Necesitamos dos equipos y no hay uno que tenga un desempeño apropiado. 

Ambos equipos, cualquiera haya sido su conformación, vienen decreciendo en el desempeño, en el plano local y en el de la Libertadores. Aquel torneo, tiene aún 25 fechas por jugar. La Libertadores, tiene un par de partidos más para determinar nuestra situación. 

Nuestra defensa regala lo que no logramos hacer de medio campo hacia adelante. Absolutamente frágil, lenta, desbordable una y otra vez, uno no entiende que estén vistiendo la camiseta de River. ¿A qué pretenden jugar, si es que pretenden algo? Vergüenza debieran tener por sus desempeños, partido a partido. 

El árbitro tuvo responsabilidad en el primer gol de Arsenal no cobrando la falta contra Funes. Como a los 20 del segundo tiempo, hizo lo mismo permitiendo una contra de Arsenal que finalmente fue abortado.

Desborde de Simeoni que pasa paralelo al arquero y la bola sin pena ni gloria ya que nadie para intentar algo.

Costa Febre tenía razón. El año pasado el Muñeco sacó jugo de las piedras. De jugadores mediocre, logro desempeños superlativos. Este año, han vuelto a la mediocridad. Es lo que estamos sufriendo: jugadores que siguen en nuestra nómina a la que, muchos, nunca debieron llegar.

El segundo tiempo transcurre, con un River más encendido, con ganas de, al menos, el empate, pero cuesta, cuesta mucho y las pocas generaciones son malogradas a la velocidad que intentan definir. 

Una y otra vez va River, apura, genera, amenaza, pero en 29 minutos seguimos 3 a 2 y cuanto más tiempo pasa más nos alegraremos con un empate contra lo más pedorro del torneo en curso.

¡Imaginá! Sale Sánchez y entra Rojas. ¡Rojas, nuestra esperanza! ¡Por favor!

A los 35 minutos del segundo tiempo, se corre, corre y corre pero sin generar riesgos serios al arco contrario. En velocidad, se terminan mal los pases y se aborta el esfuerzo.

Si River pierde, queda sexto. Si River empata, queda quinto. En ambos casos, en el partido número cinco, habremos perdido posiciones. 

Y el jueves jugaremos contra Aurich, en nuestro campo, donde no hemos ganado ni un partido. ¿Podés creer que sintamos temor de ese partido? La lógica debería ser 5 a 0 como vienen logrando otros equipos en la Copa. Y debería ser porque es River. Sin embargo, no pareciera haber conciencia en nuestros jugadores y, entonces, sobreviene el temor a quedar fuera de la Libertadores y cerrar un nuevo papelón, esta vez internacional.

El Muñeco no logra este año no ya sacar jugo de las piedras, sino simplemente un desempeño ordenado, disciplinado al menos como los equipos menores. Ni de los chicos. Ni de los grandes. No logramos nada.

A los 42 tiro libre a cargo de Mora a metros del área grande. Golazo de Mora. Muy buen patadón. Empate. Tres a tres. ¡Qué alegría! ¡Emapatamos a Arsenal! ¡Qué grande River! Una sola expresión cabe: va fangulo.

Contra el empate, Arsenal se adelanta y llega hasta nuestra área. Corner a su favor. Pifiada de de Chiarini pero contra nuestra finalmente. Mal pase del Pity a Simeoni quien no llega a pesar de ganar las espaldas de los defensores. 

¡Hay que bancar el embate de ¡¡¡Arsenal!!!. Esto está muy mal. Una defensa que es un colador y donde cualquiera de nuestros arqueros pueden cometer errores. Inseguridad total.

En descuento, nuevo avance de River, desperdiciado en la puerta del arco. El empate parece estar cerrado aunque cualquiera de los dos podría desempatar. 

Resultado final: 3 a 3. Vergüenza de nuestra parte. Todas las dudas ya que de partido en partido River desmejora. Nada de lo que trabajan en la semana se ve en la cancha, salvo que ensayen a jugar peor y, entonces, les está yendo bárbaro. 

Hasta el jueves contra, nada menos, que Aurich de Perú. ¡Qué cagazo!




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....