2 mar. 2015


BELGRANO 1 - RIVER 2
o RIVER DESPIERTA Y ANDA





El River que vimos ante Belgrano de Córdoba tiene que ver más con el River del año pasado. Asociado, intentando al toque único y con velocidad. 

Generó jugadas muy interesantes y con riesgo para el contrario.Sin embargo, su defensa permite que el contrario le llegue aún con más riesgo que el que generamos. Nuevamente, hasta que Trapito se lesionó, nuestro arquero sacó dos mano a mano que nos dejaron con la respiración cortada.

Kranevitter viene evolucionando. Tirado hacia atrás, participa cada vez más del juego. Vangioni tuvo un gran despliegue físico, generando veloces desbordes.  Teo estuvo encendido y no logró concretar. Funes se comió una amarilla y anduvo bastane bien, aunque también sus intervenciones, por momentos, nos cortan la respiración. Sánchez recorrió la cancha desde todos lados y Rojas se animó a generar más juego.

Interesante recuperación de River que nos abre una esperanza sobre el errático inicio del año futbolístico, aún cuando hayamos ganado la Recopa.

Sin embargo, la defensa es muy permeable y jugándonos de contra, Belgrano tuvo mejores oportunidades que las generada por River.

Belgrano en el primer tiempo nos jugó de igual a igual. En el segundo, jugó a la contra con chances de hacer lo suyo. Pero lo cierto, es que ¿todos salen a jugarle a River? Mirá Quilmes: empatamos un partido que disputó firmemente y, ayer, perdió. Mirá Belgrano cómo nos hizo jugar, el despliegue físico que tuvieron que hacer los nuestros para, sobre el fina, abrir el partido.

¿Qué es lo que explica que los contrarios salgan a jugarnos, exigiéndonos los 90 minutos?

Ciertamente, no hay una sola explicación. Las más consistentes son que el sistema de juego de River invita al contrario a intentarlo, sea jugándonos de igual a igual, sea de contra. Pero los espacios que deja River son generosos y la permeabilidad de nuestra defensa -segundo elemento- es muy grande que anima al contrario a llegarse por ahí. Mientras Barovero sea la figura, alguno de estos elementos estará ahí para complicarnos cada uno de los partidos que juguemos.

Una consecuencia de los dos elementos que contribuyen a que el contrario se agrande, es el despliegue físico a que obliga a nuestros jugadores, sea volviendo a la carrera para abortar un intento, sea atacando una y otra vez buscando quebrar el arco contrario. Al jugarnos de contra profunda, Belgrano obligó reiteradas veces a volver a la carrera y, contrariamente, salir nosotros a la carrera para aprovechar nuestra propia contra.

Despliegue físico que el Muñeco debe dosificar si es que no quiere que nos ocurra lo del segundo torneo local del año pasado, en que tuvo que hacer descansar a 11 jugadores, todos a mismo tiempo. Mientras eso ocurría, Funes Mori terminó contribuyendo a que perdiéramos 5 puntos que llevábamos al segundo y terminamos nosotros segundos. 

Corolario. Hay equipo. Recordaron cómo se juega al fútbol. Ganaron sumando de a 3. Hace falta equilibro y perseverancia. 




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....