6 abr. 2015

RIVER 1 - SAN LORENZO 0

La sinceridad de Carlos Sánchez, tras la victoria: "Sufrimos bastante"

Los últimos partidos que comentamos desde Recuperemos a River fueron el empate angustioso, heroico contra Arsenal y el empatesaboraderrota contra Juan Aurich.

Desde éste, jugamos contra Godoy Cruz al que ganamos 1 a 0 en la sexta fecha y contra Gimnasia en la séptima con un triunfo de 3 a 2 y contra San Lorenzo a quien ganamos 1 a 0.

El común denominador es el esfuerzo que debe hacer River para ganar y, además, la facilidad con que se posicionan los contrarios versus River. Llaman la atención la cantidad de situaciones que generan nuestros muchachos, las más de las veces la falta de concreción como así también, la facilidad con que llegan hasta nuestro arco y, hasta nos meten goles. Llama la atención la cantidad de jugadores lesionados.

Contra San Lorenzo, el golazo de Sánchez nos dio ventaja pero River a partir de que San Lorenzo pretendió recuperar posición, empezó a sufrir, especialmente al final del partido. Nuevamente, sobre los minutos finales, nuestro arquero termina siendo el héroe. 

Hemos producido goles en cantidad pero bajo la fortísima presión de tener que revertir el partido y no hacer papelones o caer en la tabla. Se reaccionó y bien en varios, pero el paradigmático fue contra Arsenal que nos ganaba 3 a 1 y heroicamente se lo empató y celebramos el empate.

Contra Aurich, nuevamente, merecíamos ganar, generamos sofocientos situaciones pero ellos se llevaron un punto valioso mientras que River depende de cada uno de los partidos que le faltan (2). El discurso  ahora es dejar todo en la cancha y, al menos, caer peleando. 

Para hacerla corta amiga y amigo riverplatenses. El sistema de juego que intenta el Muñeco nos está costando la Libertadores y nos puso en dudas en el torneo local, es de gran aceleramiento, desgaste físico lo que genera al menos dos cosas: errores a la hora de definir y a la hora de defender y lesiones.

El equipo no tiene pausas. La asociación que destacó en los cinco primeros partidos del torneo del 2014 no se recuperó más que esporádicamente. El equipo puesto en velocidad es más un malón que un equipo que juegue al toque, toque y genere sus jugadas. El regreso es más o menos lo mismo y se defiende en velocidad o, varias veces, se cae en la distracción propia del cansancio. El Muñeco debe trabajar sobre la velocidad del equipo. En el torneo local jugamos apenas la fecha 8. 

River dejó de caer y hemos recuperado posiciones al segundo puesto, tras la bosta que con toda la prensa halagotoria de su lado, solamente nos lleva 2 puntos. 

El miércoles 8 de abril jugaremos contra Tigres en México, habiendo partido al momento de escribir esto el equipo para allí. Es a matar o morir en una Copa que la empezamos con el pie izquierdo y nunca pudimos apoyar el derecho. Nos quedará el 15/4 San José, el equipo que nos ganó 2-0 en altura y que debería, en el Monumental, ser papita pal loro, pero esto es River y como hemos dicho una y otra vez desde el verano 2015, cualquier pedorro equipo nos hace partido y lo disputa hasta con chances de ganarlo. Hasta que el equipo no establezca un sistema de juego más pausado, así viviremos cada partido.

Hasta la próxima 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....