26 sep. 2016

En la cuarta fecha, River ha hecho 8 de los 12 puntos en juego, es decir,  el 66,7% de los puntos posibles. Está tercero. 

River, además, ha jugado un partido por la Copa Argentina, que ganó con un exiguo gol y pasó a cuartos de final.

Son 5 partidos en los que River ganó 3, empató 2 y no perdió ninguno. 

Siempre decimos que son necesarios al menos 3 partidos seguidos para mostrar una tendencia. En el torneo local, River no lo ha logrado: ganó los dos primeros y empató los dos últimos. Esto muestra inestabilidad y su magnitud la iremos viendo si es que no se corrigen cosas. El partido contra Defensa y Justicia, equipo con solamente 3 puntos y al fondo de la tabla, es una demostración de ello: la velocidad bien riverplatense que le imprimió DyJ desestabilizó a nuestro equipo; lo hizo jugar a una velocidad que ellos sostuvieron hasta el final del partido habiendo aumentado la presión al punto de lograr el empate luego de un acoso del que ninungo de los nuestros tuvo el tino de rifar la bola como en el rugby: alta, lejos y afuera. 

Promete River pero, una vez más en la era Gallardo, veremos que el torneo local no importa mucho en tanto sigamos en la Copa Argentina. 

River en 5 partidos ha hecho 10 goles, con un promedio de 2 por partido y recibió 5 en contra, uno por partido.Claro que el 70% de los goles los hizo solamente en 2 partidos mientras que en los restantes 3 solamente pudo hacer de a uno y con esfuerzo. 

Los pronósticos, con 5 partidos jugados, son inciertos. El equipo puede encontrar estabilidad en sus líneas y velocidad como puede hacer de cada partido una final, una incertidumbre y un desgaste enormes. 

Lo que prometía aun es promesa y según nos juegue el rival nuestros jugadores de medio campo hacia abajo muestran limitaciones que comprometen la cantidad de chances de gol que se genera arriba. 

Hasta la próxima.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

bienvenido tu comentario, no la grosería....